Cirugía de Luxación de Hombro, Cómo se realiza la operación y cómo es su rehabilitación

Publicidad
No hay votos
194
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Queremos brindarte toda la información de la Luxación de Hombro de manera detallada y específica, describiendo en que consiste ésta lesión en el hombro y que factores causales se ven asociados a la misma. El tratamiento en la Luxación de Hombro en un primer momento es conservador, sin embargo, en los casos que éste no surta efecto alguno en la lesión, es necesario la operación de Luxación de Hombro, la cual profundizaremos a continuación:

¿Qué es la Luxación de Hombro?

Una luxación es la separación parcial o total de los segmentos óseos que componen una articulación en este caso, la cabeza humeral salta de la cavidad ubicada en la escápula. Por lo general, esto provoca más lesiones: el resultado son roturas en la cápsula articular y las bandas de estabilización. Pero también pueden ocurrir lesiones de cartílago, hueso y el sistema nervioso. Pero particularmente el más afectado es el labrum glenoideo extremadamente importante para la estabilidad de la articulación gleno-humeral. La luxación de hombro puede traer varios síntomas como una notable deformidad en el hombro afecto, además, en caso de irritación nerviosa con una sensación de hormigueo y adormecimiento eventual en la zona, con posible aparición de un hematoma y de hinchazón en el hombro.

Causas de la Luxación de Hombro

Principalmente la luxación de hombro se presenta cuando el aparato de soporte de ligamentos y músculos del hombro ya no puede sostener la articulación por lo que se disloca. Las dos poblaciones que corren el mayor riesgo de luxarse un hombro son los jóvenes deportistas especialmente de deportes como el balonmano, el tenis o el patinaje y las mujeres de edad avanzada debido a que tienden a tener huesos más frágiles y es más probable que se caigan. Sin embargo, puede ocurrir a cualquier edad como consecuencia de accidentes de cualquier tipo que provoquen un impacto en la articulación del hombro 

Cuando se realiza la cirugía

Posterior a la reducción de la luxación de hombro en la cual la cabeza humeral es llevada suavemente hacia la cavidad articular. Posteriormente se procede a intervenir con medidas terapéuticas conservadoras enfocadas en brindarle estabilidad a la articulación del hombro para que la misma no sea vea comprometida nuevamente. En el caso que se hayan lesionado importantes estabilizadores en el hombro (por ejemplo, el labrum) o si hay presencia de lesiones óseas se debe pensar en la operación de luxación de hombro, ya que estas estructuras deben ser reparadas quirúrgicamente. De lo contrario, existe un alto riesgo de que el hombro permanezca crónicamente inestable e incluso podría luxarse repetidamente durante los movimientos cotidianos, así como también aumente el riesgo de sufrir artrosis de hombro.

  • Retrasarlo lo más posible
  • Agotar todos los recursos terapéuticos

En Qué Consiste la Cirugía

En la Operación de la luxación de hombro primero se realiza una artroscopia de búsqueda para poder evaluar con precisión el daño de la articulación, con ello se puede establecer el procedimiento quirúrgica reparador, en base a las lesiones que se pueden detectar. Si no hay lesiones severas en la cápsula, el procedimiento quirúrgico se realizará artroscopicamente a través de tres pequeñas incisiones en la piel alrededor del hombro por las cuales se insertan los instrumentos necesarios para reparar las estructuras lesionadas. 

En casos con daño significativo del labrum y del aparato cápsulo-ligamentario, el abordaje se llevará cabo mediante una estabilización abierta, que requiere una incisión de aproximadamente 6 cm de largo en la parte frontal de la articulación del hombro. El principio de la operación es fijar nuevamente el labrum dañado en el borde, esto se logra mediante pequeños tacos de material bio reabsorbibles, después de que el labrum ha sido reparado con suturas especiales. Si hay lesiones óseas, se requiere una fijación con anclajes o tornillos. En el caso de un importante defecto óseo se puede requerir atornillar un injerto de hueso, que se extrae de la cresta ilíaca propia del paciente.

Resultados Esperados

El objetivo más importante en una Operación de Luxación de Hombro es restaurar las funciones y el posicionamiento del labrum glenoideo de regreso a su posición original, así como los ligamentos desgarrados y la cápsula articular sobre estirada. Con ello se evitará una nueva luxación de hombro y también evitará la artritis asociada a largo plazo se pueden prevenir de manera muy efectiva.

  • Buen resultado en más del 80% de los casos
  • Depende entre otras cosas de la correcta indicación de la cirugía

Rehabilitación Post Quirúrgica

Inmediata a la intervención

  • Reducir la inflamación y dolor
    La hinchazón y el dolor pueden reducir el movimiento del hombro por lo que una de las primeras medidas terapéuticas llevadas a cabo son enfocadas a reducir la inflamación y el dolor.
  • Comenzar a estimular la contracción
    Para aflojar la tensión muscular en el hombro operado que puede limitar la amplitud de movimiento del hombro y del brazo, se procede a realizar movilizaciones pasivas en la cuales se mueve y se estira suavemente el brazo en diferentes direcciones. Lo que a largo plazo contribuirá en la recuperación del movimiento y la amplitud articular del hombro.

Posteriormente

  • Asegurar la calidad de la cicatriz
    Al cumplir la etapa de reparación tisular se procede no sólo a flexibilizar las suturas quirúrgicas exteriores sino también las suturas internas reabsorbibles, con ello se garantiza que las funciones de las estructuras reparadas sean recuperadas progresivamente.
  • Estiramiento y Fortalecimiento
    Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento proporcionan más estabilidad y reducen el riesgo de que la cabeza humeral se separe de la cavidad nuevamente y permite restaurar la fuerza de los músculos que rodean y sostienen la articulación del hombro, especialmente necesaria para el retorno a la actividad deportiva.
  • Readaptación funcional
    Con la finalidad de retornar a las actividades cotidianas de manera funcional, se deben adoptar medidas posturales que eviten los hombros redondeados y otras posturas inadecuadas que contribuyen al desmejoramiento de la estabilidad del hombro. Cuanto mejor alineada esté la postura corporal en general, más fácilmente podrá mover y hacer funcionar el hombro operado.

 

 
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar