Cómo realizar un buen calentamiento antes de correr para evitar lesiones

  • Imagen de Diana Gallego
    Diana Gallego
    Fisioterapeuta y LCAFyD / Ejercicio Terapéutico y Movimiento Óptimo

    Soy Licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte por la Universidad de Valencia (2008), además Graduada en Fisioterapia y Doctora por la Universidad de Valencia, en Ciencias Aplicadas al Deporte del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina. Tras realizar una estancia de seis meses en Australia, en la Flinders University (Adelaide).

No hay votos
5691
153
0

Atlas de Fisioterapia Integrativa - Libro Fiit concept

Cada día son más y más las personas que se animan a salir a correr. Pero el problema está en que lo hacen de una manera inadecuada: se ponen las zapatillas y en seguida salen disparados a correr 2, 5, 10 o muchos más kilómetros.

En este vídeo te queremos enseñar una rutina muy rápida y dinámica para realizar un buen calentamiento antes de correr.

¿Para qué sirve el calentamiento?

Siempre nos han dicho que el calentamiento es una herramienta que nos sirve para prevenir lesiones, y es cierto. Pero este no es el único objetivo.

Aparte de prevenir lesiones el calentamiento permite que nuestras articulaciones, nuestra musculatura e incluso nuestra respuesta nerviosa (que proviene desde el cerebro) se encuentren activas y en óptimas condiciones para hacer más receptivo el trabajo.

El incremento progresivo de nuestras pulsaciones hace que llegue poco  a poco más sangre y nuestro cuerpo pueda reaccionar correctamente a cualquier estímulo proveniente del trabajo que le vamos a dar.

¿Qué debe incluir una rutina de calentamiento antes de correr?

En la rutina de calentamiento para corredores que aquí te presentamos incluimos distintos objetivos:

  • Movilidad de aquellas articulaciones que se encuentran implicadas en el movimiento de la carrera. No sólo los tobillos se mueven, también las rodillas, la cadera y hasta los brazos tienen movimiento cuando corremos.
  • Potenciación. No es un trabajo de fuerza, sino más bien una activación muscular de aquellas zonas musculares que nos interesa trabajar.
  • Flexibilización. No son estiramientos estáticos, sino estiramientos que permitan al músculo prepararse para las distintas cargas que tiene que enfrentar durante el ejercicio.
  • Cambios de ritmo y dirección. Los cambios de ritmo y dirección permiten que el músculo se mantenga preparado para cualquier desnivel que se presente durante la carrera y pueda actuar rápidamente para no lesionarnos.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar