Diagnóstico de la hernia discal. Cómo saber si la padeces.

Publicidad
No hay votos
105
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En algún momento habrás escuchado sobre una Hernia Discal, pero realmente conoces ¿de qué trata esa enfermedad? A continuación, nosotros te hablaremos sobre los tópicos más relevantes de la hernia discal, los síntomas que se presentan y cuáles son las señales clave para saber si realmente estás padeciendo dolor por una hernia discal:

Conceptos de Base

¿Qué una hernia discal?

Es una enfermedad que se desarrolla en el disco intervertebral, la misma consiste en la rotura de las microfibrillas que son las encargadas de cubrir, proteger y estabilizar el núcleo pulposo. Este proceso degenerativo ocasiona que el núcleo pulposo reduzca el espacio de los canales nerviosos, ocasionando la compresión de los mismos lo que desencadena sintomatología como el dolor en la región espinal afectada.

¿Duelen las hernias discales?

Tener una hernia discal no es sinónimo de dolor, existen hernia que no llegan a desencadenar dolor porque no llegan a comprimir ningún nervio y por lo tanto no desencadena alteraciones nerviosas u otra sintomatología.

Signos y Síntomas

No tiene por qué dar síntomas directos y en principio en sí misma no duele

Se puede evidenciar en un estudio de imagenología, pero eso no quiere decir que se tenga que eliminar con cirugía u otra medida invasiva si la misma no genera algún tipo de sintomatología. Además, se ha comprobado la capacidad que tiene el disco intervertebral para reabsorberse y volver a su posición normal.

Pero si comprime una raíz nerviosa provoca un dolor en el recorrido del nervio tipo ciática

Si el caso es que está comprimiendo una raíz nerviosa, la misma puede afectar directamente el funcionamiento del nervio aprisionado. Dando como resultado parestesias, dolor neurológico irradiado, sensaciones de hormigueo o entumecimiento entre otras alteraciones que disminuya la funcionalidad de la zona inervada por el nervio afectado por la hernia discal.

¿Cómo lo detectamos?

Cómo fisioterapeutas analizamos la capacidad del movimiento y como él mismo se ve afectado, en el caso de una Hernia Discal es necesario evaluar el estado funcional de la columna vertebral. Dependiendo de los signos y síntomas que presente el paciente se seleccionarán las pruebas pertinentes que permitan localizar el nivel lesionado en la columna vertebral. Siendo así, dentro de las pruebas que frecuentemente usamos tenemos:

  • Test de Valsalva: se trata de evidenciar la presencia de una hernia discal mediante una espiración forzada con la boca y nariz tapada. Con la cual se obtiene un aumento de la presión de la caja torácica y del abdomen que consecuentemente ocasiona la presión de los discos intervertebrales que están aprisionando algún nervio, y si la espiración forzada desencadena sintomatología en alguno de los miembros, es indicativo de la presencia de una hernia discal. Si la sintomatología se desarrolla en un brazo la hernia es cervical y si aparece en una pierna es una hernia lumbar.
  • Prueba de Lasêgue: prueba que evidencia la presencia de una hernia lumbar, la prueba trata de poner en tensión el nervio ciático con la pierna extendida, si la prueba ocasiona dolor o parestesias es indicativo que existe una hernia lumbar.
  • Prueba de Bragard: ésta prueba la realizamos posterior a la obtención de un signo Laségue, en la misma se indica una flexión de cadera con la rodilla en extensión, pero a diferencia de la anterior, ésta incluye un movimiento de flexión plantar. Si la ejecución de la prueba genera dolor o parestesias en el recorrido del nervio ciática, ésta prueba indica la presencia de una hernia lumbar.
  • Prueba comprensiva cervical: al igual que las anteriores con ella se intenta aumentar la presión del disco intervertebral y si el mismo sufre una hernia discal va a desencadenar sintomatología. Esta prueba trata de una compresión controlada realizada por el fisioterapeuta sobre la cabeza del paciente valorado, si al momento de la compresión aumenta o se activa dolor sobre uno de los brazos indican la presencia de una hernia cervical.

Una vez detectada la presencia de una hernia discal se procede a evaluar la función motora, sensorial y refleja de la región que refiere molestia para determinar el nivel de raíz nerviosa afectada. De ser necesario, se indican exámenes de imagenología que ayudarán a determinar la ubicación de la hernia discal sintomática y el estado en que se encuentra la misma, la prueba más adecuada para valorar la integridad del disco intervertebral es la resonancia magnética, ya que este estudio brinda más claramente el estado de los disco intervertebrales.

Y además:
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments