Tratamiento de fisioterapia tras la cirugía u operación de menisco

arriba
Me gusta
19807
254
13
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En este vídeo se muestra una rutina de ejercicios, auto-masajes y estiramientos para el tratamiento y recuperación de una rodilla operada por una rotura de menisco.

Esta rutina realizada con constancia puede ayudar a acelerar la recuperación de esta cirugía mejorando además los resultados de la misma.

¿Qué es la rotura de menisco?

Los meniscos (dos en cada rodilla) son unas estructuras fibrocartilaginosas (como la ternilla de la nariz), situadas en la rodilla entre la tibia y el fémur. Los meniscos están ubicados de esta manera con la finalidad de intermediar y mejorar la adaptación y el apoyo de uno sobre el otro, repartiendo mejor las cargas y presiones que tiene que soportar la rodilla.

Bien por un hecho traumático, por un fallo de movimiento o por el propio desgaste o envejecimiento el menisco puede sufrir roturas de muchos tipos, formas, grados y en diferentes lugares, trazados o posiciones.

¿Cómo es la cirugía de rotura de un menisco?

En base el tipo de rotura la cirugía va a realizarse con una finalidad distinta: antiguamente ante la más mínima lesión los médicos traumatólogos retiraban el menisco entero, sin pensar que esto tendría como así fue unas gravísimas consecuencias en la rodilla con artrosis precoces de rodilla.

Actualmente la cirugía de menisco no solo es mucho más conservadora (ya que sólo se retira la parte desprendida, deshilachada  o degenerada del menisco) sino que además se realiza con una técnica de artroscopia que minimiza los daños en los tejidos y hace que la recuperación sea infinitamente más fácil y rápida.

Tratamiento o recuperación de una cirugía para rotura de meniscos (ejercicios, estiramientos... etc.) 

El hecho de que esta cirugía haya avanzado tremendamente y los daños durante la cirugía sean mucho menores no quitan para que sea recomendable realizar un tratamiento de rehabilitación a fin de mejorar y agilizar este proceso de recuperación. Para un correcto tratamiento de rehabilitación tras una intervención quirúrgica consecuencia de una rotura de menisco podemos dividir el proceso en tres fases diferenciadas:

Fase inicial de la rehabilitación de cirugía para rotura de meniscos 

En esta fase realizaremos las siguientes actuaciones:

Crioterapia

Si queremos tratar bien una lesión desde el principio, lo mejor que podemos hacer es seguir una rutina de aplicación de crioterapia y movilización precoz que puede constituir el 80% de lo que podemos hacer para favorecer y acelerar su recuperación. Para realizar esto vamos a repetir estos pasos:

  1. Aplicación de hielo. Se coloca sobre la piel de la rodilla un cubito, una bolsa de hielo picado o con un paquete de criogel durante aproximadamente 10 minutos. Atención: es necesario SIEMPRE tener en cuenta la piel y el riesgo de quemaduras por congelación.
  2. Movilización de los tejidos. Movilizar suavemente los tejidos de la rodilla. El roce de las manos debe ser con la intensidad adecuada: suave y siempre con poco o nada de dolor, de forma que vamos a favorecer el drenaje y evacuación del sangrado y sustancias de deshecho.

Repetir este ciclo tantas veces como sea posible a lo largo de los primeros días luego de la cirugía (aproximadamente durante 7 o 10 días luego de la operación).

Aplicación de emplasto de arcilla 

La arcilla roja, con o sin árnica, es una herramienta fundamental para una rápida y efectiva recuperación en el caso de todo tipo de lesiones, golpes y traumatismos, torceduras, esguinces, lesiones musculares (como las roturas de fibras) y en definitiva en todos aquellos casos en los que hay inflamación, sangrado, edema o sencillamente acumulación de sustancias de deshecho y toxinas en los tejidos.

Para aplicar la arcilla roja vamos a utilizar una mezcla ya hecha o vamos a prepararla a partir de arcilla en polvo (se debe mezclar la arcilla roja con vinagre de vino tinto hasta hacer una pasta). Los pasos a seguir serán los siguientes:

  1. Aplicar emplasto de arcilla. Se debe de cubrir bien toda la zona de la lesión y los alrededores con la pasta de arcilla.
  2. Aplicación de vendaje. Se realiza un vendaje compresivo sobre la arcilla, colocando debajo una capa de papel de cocina. El vendaje que cubre el emplasto se aplica de noche y se deja actuar durante toda la noche.
  3. Elevación de la rodilla. Elevar la extremidad con almohadas durante la noche si es posible.
  4. Retirada del emplasto. A la mañana siguiente retirar el vendaje y lavar.

Potenciación del cuádriceps

La contracción excéntrica supone la contracción muscular a la vez que se van distanciando el origen de la inserción del músculo. Este tipo de activación muscular tiene unas características especiales que permiten:

  • Mejorar el trofismo muscular.
  • Mejorar la resistencia muscular.
  • Mejorar el estado de una cicatirz tras una rotura de fibras.

Estas características permiten una mejor recuperación y previenen lesiones futuras.

Ejercicios de propiocepción

En esta fase de la rehabilitación nos encontramos una rodilla que ha perdido fuerza y masa muscular, huesos que han perdido su densidad ósea (osteoporosis), articulaciones que duelen, ligamentos débiles (que se han debilitado por falta de costumbre del apoyo de peso). Todo esto conlleva a que se pierda el sentido de la propiocepción y la imagen o patrón corporal que nuestro cerebro ha elaborado.

En esta fase inicial intentaremos dar unos primeros estímulos propioceptivos a la rodilla, así como comenzar con una activación muscular muy ligada en este caso con este sistema propioceptivo.

Realizaremos ejercicios suaves, con ligera carga o directamente sin carga de peso. Podremos siempre apoyarnos en unas sillas o muletas para reducir la carga que recae sobre la pierna.

¿Qué ejercicios de propiocepción vamos a realizar? Pues tenemos los siguientes:

  1. Contracción - Relajación. Sentados con las piernas extendidas sobre una superficie se contrae el cuádriceps durante 2 segundos y luego se relaja el cuádriceps durante 2 segundos (esta contracción se logra intentando empujar el pie contra la superficie donde nos apoyamos). Esto se repite 10 veces, variando la intensidad. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


  1. Isométricos en 4 direcciones. De pie se apoya el pie y se contraen los músculos de la pierna en 4 distintas direcciones. Esto se repite 5 veces a cada lado y 10 repeticiones del ciclo con descansos. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


  1. Carga y equilibrio. Simplemente apóyate sobre un pie e intenta aguantar el equilibrio por 5 segundos. Esto se repite 10 veces. Puedes buscar un sitio donde apoyarte si pierdes el equilibrio. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


  1. Dar Cera / Pulir Cera. Se realizan movimientos amplios con los pies, como si se estuviera limpiando o puliendo el piso durante 30 o 40 segundos, alternando un pie y el otro. Esto se repite 10 veces con descansos. Atención: esto debe realizarse con suavidad y consciencia. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


Estiramiento de isquiotibiales 

El acortamiento de la musculatura isquiotibial situada en la parte posterior del muslo es común. A pesar de que muchos saben que estirar es necesario esta es una de las zonas que peor estira la gente generalmente, debido a que no tiene en cuenta su carácter biarticular.

En este vídeo aprenderás una sencilla forma de estirar sin poner en riesgo estructuras adyacentes como el nervio ciático y estructuras como la columna vertebral lumbar. La utilización de una pelota en la zona lumbar puede ayudarnos a mantener una posición que facilite el estiramiento y proteja todas estas zonas.

Fase media de la rehabilitación de cirugía para rotura de meniscos 

En esta fase realizaremos las siguientes actuaciones:

Automasaje para cicatrices 

Una de las consecuencias que más dificultades secundarias dan tras las intervenciones quirúrgicas son las cicatrices, ya sea por su mala cicatrización o por la producción de adherencias. En este vídeo, te enseñamos una forma sencilla de tratar tus cicatrices complementando así el trabajo del fisioterapeuta y acelerando y mejorando el proceso de cicatrización y llevando a un mejor término el proceso de rehabilitación.

Ejercicios de propiocepción 

De nuevo debemos realizar ejercicios de propiocepción, ésta vez de un nivel de dificultad mayor. En esta fase nos encontramos una rodilla con las siguientes características:

  • Carga en el suelo tolerada, pero aún algo inestable.
  • Ligamento totalmente cicatrizado.
  • Estructuras de la rodilla más, movilizadas y estimuladas.
  • Fuerza de la pierna y rodilla aún insuficiente.

En esta fase de la recuperación de las lesiones de la rodilla vamos a tratar de estimular a esta y sus estructuras a una carga completa del peso con una serie de ejercicios que van proporcionando un aprendizaje propioceptivo asumible para el estado de la lesión. La intensidad de los distintos ejercicios de esta fase debe de ser variable según si se realizan por primera vez o ya se han repetido durante 6-8 días.

¿Qué ejercicios de propiocepción vamos a realizar?

Aquí nos enfocaremos en los ejercicios de Apoyo con un pie. Mientras una rodilla mantiene todo el peso del cuerpo con ligera flexión se dibujan figuras en el aire, se balancea la pierna que no está apoyada de adelante a atrás, se aguanta el equilibrio mientras se lanza un balón a la pared o se dibuja un reloj en el suelo.

Se le puede añadir dificultades extra con un cojín, colchón, bosu o incluso los ojos cerrados. Esto se repite entre 4 y 8 series de cada ejercicio (según fase de recuperación). La duración de cada serie la marca el cansancio de la pierna, muslo, rodilla. Atención: descansa bien entre series. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


Ejercicios de fortalecimiento 

En esta fase intermedia vamos a buscar recuperar la fuerza, volumen y resistencia muscular del cuádriceps con la finalidad de recuperar una funcionalidad normal de la articulación de la rodilla. Por eso, en estos ejercicios será importante reclutar el mayor número de fibras en la contracción poniendo mucha atención y consciencia  al como  hacemos la fuerza en el ejercicio. Eso, va a permitir un mayor nivel de trabajo muscular. Los ejercicios son los siguientes:

  1. Sentadilla asistida en la pared a una pierna. Este será un ejercicio en el que estimulamos el cuádriceps de una forma muy funcional y en carga pero regulando finamente la cantidad de carga que le entregamos a la rodilla. Vamos a variar la cantidad de peso en esa rodilla, regulando la flexión de la misma y variando entre el apoyo entre las dos piernas y en solo una, la afectada. El ejercicio durará 5 seg de carga y 5 seg de descanso. Esto se repite 6 veces, de 2 a 3 series. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


  1. Extensión de rodilla al borde de la mesa.Nos colocaremos sentados al borde de una mesa con la flexura de la rodilla justo en el borde. Podemos comenzar con poco peso y añadir en esta primera fase hasta 4 a 6 kg para lo que podemos utilizar unos sacos lastrados o unos paquetes de legumbres e incluso un TheraBand de media resistencia. Realizaremos extensiones de rodilla hasta distintos ángulos de extensión manteniendo unos segundos y bajando de nuevo. Iremos haciendo esto mismo cada vez en un ángulo más cercano a la extensión completa. En este ejercicio debe mantenerse la posición de la extensión de la pierna pie entre 8 y 10 seg y 10 repeticiones. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


Fase final de la rehabilitación de cirugía para rotura de meniscos 

En esta fase realizaremos las siguientes actuaciones:

Potenciación del cuádriceps 

En esta fase final vamos a buscar optimizar la fuerza y resistencia del músculo cuádriceps, preparando al individuo para la realización de los más exigentes deportes o actividades físicas. El cuádriceps es el músculo principal en la extensión de rodilla y uno de los principales flexores de cadera.

Este potente músculo está sujeto a fuertes fuerzas excéntricas especialmente en las bajadas, además tiene una gran importancia en el salto y en la carrera. La potenciación excéntrica, genera un gran fortalecimiento de la musculatura, mejora el estado y resistencia de los tendones a las continuas cargas que se ven sometidos estando mejor preparados para la realización de ejercicios potencialmente lesionantes​.

Los siguientes son los ejercicios a realizar:

  1. Sentadilla asistida en la pared a una pierna/ asistida en la pared a dos piernas inestables/asistida en una pierna inestable. Será un ejercicio en el que estimulamos el cuádriceps de una forma muy funcional e intensa solicitando además al sistema propioceptivo añadiendo parámetros de inestabilidad (con bosu, cojín, pelota, etc.) y variando la carga con la flexión de rodilla. Este ejercicio debe durar entre 8 y 10 segundos, repetirse 10 veces y en total hacer 3 series. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:

  1. Extensión de rodilla al borde de la mesa. Nos colocaremos sentados al borde de una mesa con la flexura de la rodilla justo en el borde. Para realizar este ejercicio, vamos a utilizar un peso que podamos levantar 10 veces hasta la extensión completa pero con dificultad. Para esto, podemos utilizar unos sacos lastrados o unos paquetes de legumbres e incluso un theraband de alta resistencia. Realizaremos extensiones de rodilla hasta la extensión completa sin mantener en esta posición pero bajando el peso poco a poco. Iremos haciendo esto mismo cada vez en un ángulo más cercano a la extensión completa. El ejercicio debe durar 4 o 5 segundos en la bajada de la rodilla. Se realizan 10 repeticiones y 2 o 3 series con descansos entre serie y serie. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:

Ejercicios de propiocepción

En esta fase nos encontramos una rodilla con las siguientes características:

  • Fuerza prácticamente normal.
  • Ligamento totalmente recuperado.
  • Estructuras listas para el trabajo intenso.
  • Patrón corporal y capacidad de respuesta propioceptiva por optimizar.

En esta fase de la recuperación de lesiones de la rodilla vamos a exigir a esta una respuesta ante ejercicios de alta velocidad  e intensidad de manera que en un marco controlado sometemos a esta a movimientos lo más parecidos posibles a los que va a tener que soportar en la práctica deportiva o actividad física realizada. Será por esto la última parte de toda recuperación posterior incluso a la potenciación del cuádriceps.

¿Qué ejercicios de propiocepción vamos a realizar? Pues tenemos los siguientes:

  1. Sentadilla sobre Bosu. Se debe realizar la sentadilla sobre una superficie inestable (bosu, pelota, cojín, etc.). Este ejercicio se repite entre 10 y 15 veces manteniendo de 10 a 20 segundos cada una. Realizar amplios descansos, y realizar el ejercicio con suavidad y consciencia. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:

  1. Salto lateral/frontal sobre Bosu. Se apoya un pie en una superficie inestable mientras el otro pie está fuera de ella. Se debe realizar un salto de manera que en la caída sea el pie contrario el que se apoye en la superficie inestable. Este ejercicio se repite 10 veces a cada lado, 5 repeticiones del ciclo con descansos. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:

  1. Salto/Caída/Equilibración. Desde fuera de la superficie inestable se salta hasta ella, manteniendo el equilibrio una vez en la plataforma. Este ejercicio debe realizarse entre 15 y 20 repeticiones con descansos. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:


  1. Subir escalera con Bosu. Sobre un escalón se coloca una superficie inestable y a partir de allí nos subimos encima de la superficie inestable en un pie manteniendo el equilibrio. Este ejercicio se realiza entre 15 y 20 repeticiones con descansos. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:

  1. Patada Chut con TheraBand. Con un TheraBand atado a nuestro pie por uno de los extremos y a un objeto inmóvil al otro se realizan movimientos de patada. Este movimiento se repite de 15 a 20 veces con descansos. A continuación te dejamos una imagen de cómo realizar este ejercicio:

Como ves son muchas las acciones a realizar para que avances en la recuperación de tu rodilla, recuerda que tienes muchos más consejos, ejercicios e información en nuestro portal www.fisioterapia-online.com.

Ver comentarios (13)

Bueno mas bien es una pregunta yo parezco de el espolón calcaneo y estoi a punto de empesar el trata miento qué dio El Doctor Roberto Jun quería se trata de algunas plants medisinales y algunas omepatias mi pregunta es que si al mismo tiempo que estaré tomando las haekla Lava estaré tomando el te de Yerbas estoi un poco confundida por favor si alguien puede responder mi pregunta yo estoi en tulsa ok USA y e bata ya do bastante para conseguir todas las cosas del trata miento y no quiero aser al las cosas y luego qué no me funsione

Hola.

Si, puedes tomarlas a la vez pero las hierbas después de las comidas y la homeopatía entre horas.

Un saludo

Y selos agradecería mucho si alguien me contesta y me da una respuesta a mi pregunta grasias de ante mano

Hola muy buenas. Estoy a punto de hacerme una artroscopia de menisco y he estado viendo el video para el tratamiento de rehabilitacion. Me parece muy completo y bastante bueno pero hay un par de cosas que no tengo claras:
1.- desde el dia de la operacion, cuando puedo empezar la fase inicial??
2.- cuanto tiempo debo estar en cada fase? Se que en la inicial unos 10-15 dias hasta empezar la fase media pero, para el paso de la fase media a la final, cuantos dias en la fase media?
Un saludo. Gracias

muy bueno y facil de entender

Son ejercicios básicos para una buena recuperación. Ideales y muy bien explicados para gente sin conocimientos deportivos o fisioterapeúticos tanto a nivel teórico de explicación de ellos, como de las fases que se han de seguir . Buen trabajo y muchas gracias, me van a ir muy bien.

Buenas noches,

Estamos siempre dispuestos a explicar ejercicios de la manera más sencilla posible, para que todos puedan realizarlos. Esperamos resolver cualquier duda o pregunta, no dude en consultarnos o en contarnos cómo le fue con los ejercicios.

¡Saludos!

Me parece muy acertado el articulo, sería de mayor ayuda si se adjuntaran figuras con los ejercicios indicados.
Gracias

Buenas noches Daryneli,

¡Excelente sugerencia! Esta semana trabajaremos en algunas figuras para poder colocarlas en el artículo y que sea mucho más interactivo para nuestros lectores.

Muchas gracias. Cualquier otra sugerencia estaremos al pendiente.

Saludos desde España.

Muy buena explicación de como realuzar ejercicios de rehabilitación Gracias

Buenas noches,

Muchas gracias por hacer este comentario. Nuestro objetivo es que ninguna persona quede por fuera y deba de llevar una terapia larga y dolorosa. Estos son ejercicios que no son únicamente para iniciar la rehabilitación, sino para mantenerlos a lo largo de cada etapa en el proceso. Mi mayor deseo es que usted y todo aquel que vea este vídeo pueda ejecutar poco a poco todos los ejercicios del vídeo y así recuperarse lo más pronto posible. Para cualquier duda o sugerencia que usted desee comentarnos estaremos al pendiente tanto aquí como en nuestros artículos e infografías.

Saludos desde España.

Hola, he perdido demasiada masa muscular (casi toda) tras operación de menisco interno y no tengo fuerza ni para levantar la pierna en el primer ejercicio.
Que podría hacer para recuperarla y empezar ya estos ejercicios? Gracias y buen trabajo

hola a partir de cuando despues de la operacion se inician los ejerccios y cuales

Añadir nuevo comentario

Trabaja en:

Suscríbete a nuestro canal

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

¡Ya somos 960.000!