Dolor en el talón, ¿Qué puede ser?

Dolor en el talón, ¿Qué puede ser?
arriba
Me gusta
14904
155
0
(h3) Punto grueso
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Anatómicamente, los profesionales de la salud nos referimos a esta región como el “calcáneo”, un hueso que se localiza en esa zona. 

Es muy común el dolor en el talón en el corredor, un deporte muy en auge en nuestros días (aunque en ellos suele aparecer más bien dolor en la inserción del tendón de Aquiles), pero también en hombres y mujeres de mediana o avanzada edad.

El dolor suele aparecer de forma repentina y en los períodos agudos puede llegar a imposibilitar la marcha de forma correcta por un mal apoyo del pie. La intención de este artículo es dar a conocer un poco más dos de las patologías frecuentes en esta zona (fascitis plantar y espolón calcáneo) y las diversas posibilidades de tratamiento.

Diagnóstico cuando hay dolor en el talón

En la mayoría de los casos, el paciente acude al médico de cabecera quien, tras la recogida de datos (edad, profesión, deporte que realiza, enfermedades previas…), suele llegar a uno de los dos diagnósticos más comunes en esta región: fascitis plantar y / o espolón calcáneo.

Fascitis Plantar

La fascia es el tejido aponeurótico que envuelve todas las regiones de nuestro cuerpo, tiene una parte superficial y otra profunda y su grosor y características se diferencian entre el hombre y la mujer, y por otra parte entre las diferentes partes del cuerpo (a los pacientes les explicamos que es como “el pellejo del pollo, esa telilla blanquecina”).

La compleja anatomía del pie con 26 huesos y múltiples músculos, que deben formar 3 arcos perfectos para evitar las alteraciones de los pies (planos, valgo, zambo, equino…), lo convierten en una región de frecuentes tensiones, por lo que la fascia en ocasiones se ve lesionada como pudiera hacerlo cualquier otro músculo de nuestro cuerpo.

Generalmente se recomienda fisioterapia (se puede emplear técnicas como la inducción miofascial-leer artículo-, consejos como estiramientos pasivos o activos-suele ir muy bien para aliviar el dolor hacer rodar un botella pequeña de agua congelada-, electroterapia-ultrasonidos, TENS…y plantillas.

Con respecto al tema de las plantillas, queremos destacar la importancia que tiene el estudio de la pisada, ya que en muchas ocasiones las plantillas compradas en establecimientos no personalizadas pueden agravar más su problema. El experto en el pie es el podólogo, y hay algunos compañeros podólogos que además, son fisioterapeutas. Es muy recomendable acudir a ambos profesionales cuando su lesión sea en esta región para una completa recuperación.

Fascitis plantar - Qué es, causas, síntomas y tratamiento

En el siguiente vídeo te hablaremos acerca de la fascitis plantar. La fascitis plantar es la inflamación de la fascia del pie, esta inflamación puede ser causada por: sobrepeso, sobrecarga en la fascia o intoxicación. El dolor que produce va a comenzar en la zona interna del pie, justo por debajo del tobillo y va a aparecer sobretodo cuando se aplique presión en la planta del pie.

Espolón Calcáneo

Si el médico de cabecera o traumatólogo le manda una radiografía del pie para encontrar el origen de su dolor en el talón, en muchas ocasiones puede encontrar un espolón calcáneo. Se trata de una osificación “un trozo de hueso con forma de pico” en la parte postero-inferior del calcáneo.

El crecimiento de este espolón tiene varias causas, pero la más común es debido a la inflamación de la fascia plantar en el talón, esto ocurre por microtraumatismos constantes que afectan a la fascia plantar. Si la lesión se mantiene en el tiempo, el tejido no podrá cicatrizar de forma normal y se comenzará a depositar sales de calcio o ácido úrico. La acumulación de estas sustancias lleva a la formación del espolón calcáneo.

El dolo de un espolón calcáneo es localizado, se ubica justo en el talón, al contrario del dolor de fascitis plantar que es difuso en todo el talón y en la planta del pie.

El tratamiento suele ser el mismo que en la fascitis plantar desde el punto de vista de la fisioterapia, incluyendo estiramientos, masajes y movilizaciones del sistema nervioso.En el tratamiento se suele utilizar ondas de choque para romper el espolón, mejorar la circulación en la zona y disminuir el dolor.

La opción quirúrgica es la única capaz de verdaderamente eliminar el espolón calcáneo, pero muchas veces no llega a ser necesaria, debido a que solo con fisioterapia el paciente puede eliminar los síntomas.

 

 

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar