Esguince cervical tras accidente de tráfico

Esguince cervical tras accidente de tráfico
No hay votos
387
10
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Tras un accidente de tráfico, una de las lesiones más comunes que suele ocurrir es el famoso esguince cervical, latigazo cervical o “whiplash”. La zona cervical es delicada y compleja debido a las innumerables estructuras que ahí se encuentran (arterias, venas, nervios, etc); por ello la recuperación y el tratamiento pueden alargarse en el tiempo e incluso quedar secuelas. Es de vital importancia realizar pruebas diagnósticas desde un primer momento para conocer el alcance de la lesión y así poder llevar a cabo el tratamiento más completo posible durante el proceso de rehabilitación de fisioterapia.

Estadísticas de lesiones en accidentes de tráfico

Aquí nos podríamos detener y escribir un solo artículo acerca de este apartado, pero no es nuestro objetivo y únicamente se mencionará de manera breve la información más interesante. 

Obviamente no se darán las mismas lesiones si el paciente viajaba en coche, en moto o en tren; pero sí es reconocido por los jefes de traumatología de los hospitales españoles y la DGT (Dirección General de Tráfico) que la afectación a nivel cervical es una de las más comunes tras un accidente de tráfico (1, 2). A continuación se muestran las lesiones más comunes:

  1. Traumatismo torácico-abdominal: fracturas de costillas, fractura de esternón, lesiones internas de órganos y traumatismo abdominal.
  2. Lesiones cerebrales: traumatismos craneoencefálicos.
  3. Lesiones en cabeza, cuello y cara: esguince cervical, fracturas, abrasiones faciales y hematomas de gran importancia.
  4. Lesiones en extremidades: traumatismos, fracturas, contusiones, esguinces, fisuras y abrasiones. Los motoristas y ciclistas son los más afectados en este aspecto.
  5. Lesiones en la columna vertebral cervical, dorsal y lumbar: traumatismos, contusiones, fracturas y esguinces.
  6. Lesiones medulares que pueden conducir a una paraplejia o tetraplejia.

Las estadísticas (3) sugieren que cerca del 20% de las personas que sufren un accidente de tráfico presentan sintomatología con afectación de la zona cervical. Tras un año de evolución, existe sintomatología en un 62% de esos pacientes. Desgraciadamente, entre el 14-42% de los esguinces cervicales desarrollan dolor crónico y, en el 10% de esos casos, hay sintomatología de forma indefinida. En cuanto al sexo y a la edad, ¿quién es más proclive a sufrir esta lesión? El 69% de los casos lo protagonizan hombres cuya edad oscila los 45 años; mientras que el 31% corresponde a mujeres de unos 37 años (4).

¿Qué es un esguince o latigazo cervical?

Como cualquier esguince, es una lesión ligamentosa. En este caso se acompaña con una elongación de la musculatura de la columna vertebral cervical; todo ello es causado por un mecanismo enérgico de aceleración y desaceleración que se transmite a la región del cuello (5). En otras palabras: es una lesión causada por una repentina y sucesiva extensión – flexión del cuello, donde la causa más típica es un accidente de tráfico producido por una colisión trasera. Si dicha colisión es inesperada, la musculatura del paciente se encontrará relajada, y entonces no podrá frenar ese movimiento enérgico consecutivo hacia detrás y hacia delante (6). A continuación se muestra una imagen donde se pueden observar 3 figuras: la número 1 hace referencia a la posición normal del cuello, la número 2 es la posición en extensión provocada por la colisión y la número 3 es la posición final en flexión.

Imagen de Rob300

Factores y síntomas del esguince luego de un accidente de tránsito

Los síntomas que puede presentar un paciente con esguince cervical llegan a ser muy diversos y variados; casi todos ellos dependen en gran medida de los siguientes factores:

  1.  Cómo fue el accidente: no es lo mismo un accidente frontal, lateral o una colisión por detrás. Al igual que afectará de manera diferente la velocidad a la que se produjo dicho altercado, si ambos vehículos estaban en movimientos, si un tercer objeto entró en juego, si se usó el cinturón de seguridad o no, etc.
  2. El propio paciente: según la constitución, la fisionomía y los reflejos que presente la persona ante una situación de este tipo, se reaccionará de una manera u otra y le afectará en mayor o menor medida.
  3. El tipo de vehículo: aquí parece ser que el tamaño sí importa. Imaginen a una persona que conduce un 4x4 y de repente es embestida por una bicicleta: a lo mejor ni se entera. Pero en el caso contrario, si fuese el 4x4 quien arrollara a la bicicleta, el ciclista sí lo notaría y posiblemente saldría muy mal parado. Los coches robustos y grandes, aguantan muy bien los golpes; aunque por otro lado, también los provocan.
  4. La atención sanitaria recibida: si no se acude a un hospital tras haber sufrido un accidente de tráfico ni se recibe tratamiento alguno posterior, es probable que la sintomatología se instaure de manera crónica. Si por el contrario se recibe un tratamiento completo, la recuperación es mucho más probable.

En muchos casos se da una situación curiosa: los síntomas no aparecen hasta pasadas varias horas e incluso al día siguiente de que ocurriera el accidente. No siempre ocurre, ya que hay situaciones donde los síntomas se perciben instantáneamente. La recomendación sanitaria más extendida es acudir al hospital tras el accidente de tráfico, o bien en cuanto aparezcan los síntomas. Algunos de ellos son (6):

  • Dolor en la región cervical con posible afectación a la región dorsal y/o lumbar.
  • Rigidez y reducción del movimiento funcional en cuello y/o hombros. -Contusiones cerebrales acompañadas de confusión, desorientación, alteraciones en la conducta, irritabilidad, etc.
  • Hernias discales cervicales acompañadas de alteraciones motoras y sensitivas. -Dolor de hombros y en la zona periescapular.
  • Alteración de sensibilidad en los brazos y las manos: hormigueos y adormecimientos.
  • Pérdida de fuerza en los brazos y las manos.
  • Dolor de cabeza, cefaleas y migrañas.
  • Mareos y vértigos.
  • Conductas psiconeuróticas: ansiedad, miedo, tensión, estrés -Problemas de audición y problemas de visión.

Consejos dentro de las primeras 72 horas luego de un accidente de tránsito

Seguidamente se van a enumerar una lista de consejos que pueden resultar beneficiosos para la salud de aquellas personas que han sufrido un accidente de tráfico:

  1. Acudir a un hospital en busca de atención sanitaria.
  2. Contactar con las autoridades locales y abogados, si fuera preciso.
  3. Seguir todas las instrucciones que los profesionales sanitarios y las autoridades locales pauten.
  4. Intentar no usar collarín (aunque en el apartado 3 un médico lo haya indicado). Cada vez su uso está más cuestionado ya que debilita la musculatura y aumenta la sintomatología.
  5. Comenzar rehabilitación de fisioterapia cuando antes. Realizar todos los ejercicios que el fisioterapeuta indique.
  6. Si se dispone de ello, aplicar calor en la zona afectada si el profesional sanitario lo ve oportuno.
  7. Si fuera posible, restringir al máximo posible el reposo absoluto. Si se quiere conseguir normalidad y funcionalidad, se han de realizar las actividades de la vida diaria de manera normal; siempre y cuando las lesiones lo permitan.
  8. Evitar cualquier actividad que aumente la sintomatología. No hay que sobre-motivarse con el punto nº 7, cuando existen lesiones hay ciertas actividades que pueden ser perjudiciales: deportes, viajes, ocio, etc.

Imagen de Jolfamar.com

¿Por qué quedan secuelas de dolor en el cuello luego de un accidente?

Anteriormente, se ha mencionado que la zona cervical es tremendamente compleja y “delicada”, básicamente porque en ella se encuentran estructuras muy importantes: arterias y venas de gran calibre, nervios que inervan al resto del cuerpo, musculatura que une cabeza y cuello a hombros y tronco, etc. Además, hay que entender que cualquier traumatismo que pueda afectar al encéfalo es responsable de numerosas secuelas: dolores de cabeza, migrañas, problemas de visión, etc. No se puede olvidar otra estructura que causa tremendas complicaciones: el oído; ya sea causando los problemas auriculares o los tediosos mareos y vértigos que son tan incapacitantes.

Pero vayamos al asunto que realmente interesa, ¿por qué quedan secuelas tras finalizar el tratamiento? Está muy extendida la teoría de que siempre va a quedar algún síntoma tras un accidente de tráfico, pero como casi todo en esta vida, no se puede predecir el futuro. Todo va a depender de varios factores que determinarán si el paciente se va a recuperar o no al 100%:

  • Tipo de accidente de tráfico. Cuanto más grave haya sido éste, más lesiones se habrán producido y más difícil será recuperar todas ellas.
  • Lesiones. No es lo mismo un simple arañazo epitelial que una fractura vertebral, cuanta mayor sea la gravedad de una lesión, mayor será la dificultad de su recuperación.
  • Diagnóstico. Si el diagnóstico inicial no recogió todas las lesiones presentes, o no midió correctamente el alcance de éstas; el tratamiento no será completo y existe una alta probabilidad de que aparezcan secuelas.
  • Tipo de tratamiento recibido. Varía en gran medida cuando se recibe un “tratamiento de tráfico al uso”, consistente en unos 15 minutos de calor, unos 15 minutos de TENS, unos pocos minutos de tratamiento manual con el/la fisioterapeuta y unos 5-10 minutos de auto-estiramientos. Puede haber pequeñas variaciones pero éste es el tratamiento básico en “los tráficos”. Cuán diferente al realizado de manera personalizada e individual, donde se enfoca más en el tratamiento manual y el trabajo activo por parte del paciente mediante consejos.
  • Trabajo realizado por el propio paciente. Por un lado se encuentra un paciente que no hace las tareas o ejercicios que su fisioterapeuta le manda y cuando las hace, las realiza mal y no muestra el mínimo interés; por otro lado está el paciente aplicado que lo hace todo perfectamente. ¿Quién tendrá más posibilidades de recuperarse? El segundo sin duda alguna.
  • Bonus extra: el juego de las aseguradoras. Algunas “limitan el tratamiento” a un número específico de sesiones (30 por ejemplo) ya que son ellas las que pagan el tratamiento, y no les interesa que se dilate en el tiempo (tendrían que pagar mucho más dinero). A veces, incluso no les interesa ni la propia salud de su cliente.

Tratamiento completo y multidisciplinar del dolor de cuello producido por un accidente

Todo el proceso comienza con un primer examen diagnóstico exhaustivo por parte del equipo médico sanitario: pruebas de imagen, test neurológicos, pruebas articulares, etc. Una vez se detectan todas las lesiones y su alcance, el médico posiblemente recete un tratamiento farmacológico: analgésicos, antinflamatorios, relajantes musculares, medicación contra los mareos, etc. Ya se ha hablado de la controversia del uso del collarín y en numerosas revisiones médicas se defiende que el mejor protocolo es o no usarlo o retirarlo al poco tiempo (7). Tras este primer examen se elabora un diagnóstico que es remetido a la unidad de rehabilitación de fisioterapia donde se iniciará el siguiente proceso.

El equipo de fisioterapia recibirá al paciente junto el diagnóstico y las pruebas médicas; además realizará numerosas pruebas más para recabar la mayor y más fidedigna información acerca del paciente y sus molestias: test articulares-musculares, valoración de la piel y otros tejidos, preguntas, palpación de las zonas afectadas, etc. Con toda la información cosechada y en constante contacto con el equipo médico, se elabora un plan de tratamiento completo enfocado en las necesidades del paciente y todas sus lesiones. Algunas técnicas y medios físicos que pueden usarse durante la rehabilitación de fisioterapia son:

Termoterapia

El calor está recomendado para relajar los espasmos de la musculatura lesionada. Se puede usar onda corta, microondas u otra fuente de calor.

Electroterapia

Los famosos TENS o las interferenciales pueden ayudar a reducir el nivel de dolor que siente el paciente.

Terapia manual

Una técnica vital si se quiere conseguir un buen resultado, ya que ayuda a destensar la zona y mejorar la movilidad en las articulaciones.

Masoterapia y terapia miofascial

Es de gran ayuda cuando se quieren conseguir relajar los tejidos adyacentes a la tensión.

Punción seca

El uso de esta técnica ha tenido un gran auge en los últimos años y es debido a sus grandes resultados eliminando los llamados puntos gatillos miofasciales, que son los causantes de los dolores, debilidad y disfuncionalidad dentro del músculo.

Kinesiotaping

El vendaje neuromuscular usado como técnica de relajación del tono muscular, es beneficioso ya que aporta al paciente cierta sujeción en la zona cervical y disminución de dolor.

Auto-estiramientos

Son enseñados al paciente el primer día y consisten en una serie de ejercicios que se han de realizar diariamente durante un tiempo determinado. Ayudan a mejorar la movilidad, a ganar elasticidad y a conseguir adhesión al tratamiento por parte del paciente.

Ejercicios activos

Realizados también por parte del paciente, los aprende de la mano de su fisioterapeuta y se pueden centrar en ganar movilidad articular en cuello y hombros, en fortalecer la musculatura lesionada ya que se encuentra debilitada, etc. Son vitales y el paciente ha de llevarlos a cabo de forma regular y correcta.

Higiene postural

Debido a las molestias que presenta el paciente, algunas posturas o actividades de la vida diaria le serán difíciles de realizar, por lo que el fisioterapeuta analizará qué movimientos pueden ser más beneficiosos y se los enseñará al paciente para que pueda reproducirlos y no aumentar sus síntomas. Ejemplo: cómo levantarse de la cama, cómo sentarse en una silla, etc.

Un último apunte acerca del tratamiento del “whiplash”: numerosas investigaciones (8) han demostrado que existe una correlación importante entre este tipo de lesión y la afectación de la articulación témporo-mandibular; debido a este importante detalle, no puede olvidarse ningún fisioterapeuta de valorar y tratar dicha articulación si se quiere conseguir el éxito terapéutico. Según se vayan produciendo las sesiones de fisioterapia, tanto el equipo médico como la unidad de rehabilitación irán valorando al paciente y compartiendo entre ellos la información obtenida; así se verá reflejada la evolución del paciente y el éxito/fracaso del tratamiento.

Imagen de Fisioterapia Online

¿Negocio, simulación e indemnización?

Este apartado es una crítica personal ante ciertas situaciones que he vivido de primera mano en el mundo laboral como fisioterapeuta. Sí, hay personas que provocan o simulan accidentes de tráfico. ¿Por qué? Porque así pueden conseguir una indemnización monetaria a través de los seguros de automóviles. ¿Cómo es posible que esto ocurra? Porque la sintomatología en muchas ocasiones es subjetiva, y aunque las pruebas diagnósticas (pruebas de imagen, test fisiológicos, etc) den resultados sin alteraciones patológicas, dichos pacientes defienden “sus dolores” como reales y totalmente incapacitantes; consiguiendo así rehabilitación gratuita (por la que cobran) e indemnización monetaria.

¿Por qué se permite esta situación? Por la legislación vigente, por la actitud de estas personas, por sus abogados y las aseguradoras. Todo es un gran negocio donde a veces se olvida lo más importante: la salud del paciente. Las aseguradoras se tienen que hacer cargo de los arreglos de los automóviles, de las indemnizaciones y del pago de las pruebas médicas y rehabilitación de fisioterapia. Obviamente, cuanto más dinero puedan ahorrarse, mejor para ellas. Por ello, “meten presión” a los abogados y al personal de los hospitales, intentando que todo el proceso se dilate lo menos posible, ocasionando así un menor gasto económico. Desgraciadamente existen casos donde la lesión es real, compleja y grave. Pero como se trata de un “simple esguince cervical”, las aseguradoras “presionan” a los hospitales para que la rehabilitación sea la justa y necesaria (aunque esto signifique insuficiente) y los hospitales a su vez “presionan” a su personal sanitario (equipo médico y de fisioterapia) para que el proceso vaya concluyendo aun no habiendo conseguido los objetivos y el paciente siga con síntomas.

Por ello, los accidentes de tráfico pueden ser un negocio para muchas personas. Quisiera trasmitir mi pesar cuando ocurren situaciones de este tipo, ya que se encuentra en riesgo la salud de mucha gente. Un accidente de tráfico no se debe tomar a la ligera, y mucho menos intentar simular uno. Las últimas noticias son alentadoras puesto que la ley se está endureciendo y cada día las pruebas diagnósticas son más fiables. Sólo falta mayor prevención y promoción de la salud; y un cambio de actitud de las compañías de seguros, ya que en ocasiones parece que en vez de ayudar, hacen lo contrario.

 Imagen de Gananci.com

Conclusiones

Cualquier accidente de tráfico conlleva peligrosidad y las lesiones que provoca han de ser diagnosticadas y tratadas lo más rápido y mejor posible. El esguince cervical es una de las principales lesiones en los accidentes de tráfico y conlleva cierta complejidad su tratamiento debido al gran número de estructuras que pueden ser afectadas. Un correcto diagnóstico, un óptimo tratamiento médico-fisioterápico y mucho esfuerzo por parte del paciente son las claves para su total recuperación y evitar así las temidas secuelas que puedan quedar. Para algunas personas los accidentes de tráfico son un negocio y las compañías de seguros en vez de ayudar, a veces sólo ponen obstáculos olvidándose de la salud de sus clientes.

Bibliografìa

1) Levante-emv.com [homepage on the Internet]. Levante: El Mercantil Valenciano; 2017c [updated 2017; cited 2019]. Available from: https://www.levante-emv.com/vida-y-estilo/salud/expertos/2017/05/18/3-lesionesfrecuentes-accidentes-trafico/1568618.html

2) Cea-online.es [homepage on the Internet]. Madrid: Comisionario Europeo del Automóvil; 2017c [updated 2017; cited 2019]. Available from: https://www.cea-online.es/blog/426-cuales-son-las-lesiones-mas-comunes-en-los-accidentesde-trafico

3) Robaina Padrón FJ. Esguince cervical, características generales y aspectos médico legales. Rev Soc Esp Dolor. 1998; 5: 214-223.

4) Compromiso.atresmedia.com [homepage on the Internet]. Madrid: Centro de Estudios Ponle Freno; 2014c [updated 2014; cited 2019]. Available from: https://compromiso.atresmedia.com/ponlefreno/centro-estudios/estudios/esguincecervical/hombre-anos-mas-proclive-sufrir-esguince-cervical-accidentetrafico_20140404582d932c0cf244336f075650.html

5) Gonzalez S, Chaparro ES, De la Rosa MdR, Díaz M, Guzmán JM, Jiménez JA, López VM, Rosas J. Guía clínica para la rehabilitación del paciente con esguince cervical, en el primer nivel de atención. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social [on the Internet]. 2005; 43 (1): 61-68. Available from: https://www.redalyc.org/html/4577/457745540009/

6) Clinicagaias.com [homepage on the Internet]. Santiago de Compostela: Gaias Clínicas; 2018c [updated 2018; cited 2019]. Available from: https://clinicagaias.com/2018/02/01/esguince-cervical-diagnostico-tratamiento/

7) Gonzalez S, Chaparro E.S, De la Rosa M.R, Vega M.D, Guzmán J.M, Jiménez J.A, López V.M, Rosas J. Guía clínica para la rehabilitación del paciente con esguince cervical en el primer nivel de atención. Revista Médica del IMSS [on the Internet]. 2005; 43 (1). Available from: http://www.medigraphic.com/pdfs/imss/im-2005/im051i.pdf

8) Jorge Rodrigo Rodríguez. Curso de Especialista Universitario en Terapia Manual: articulación témporo-mandibular. Universidad de Castilla la Mancha, E.U de Enfermería y Fisioterapia de Toledo. 2016; VI Ed.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar