Cólicos del lactante

Cólicos del lactante

Los cólicos del lactante son un problema menor (no grave) en los bebés, pero que pueden llegar a resultar muy molestos para él y angustiosos para los padres. Te contamos qué puedes hacer.
Cólicos del lactante

Cólicos del lactante

Cólicos del lactante

El sistema digestivo de los bebés durante los primeros meses de vida se encuentra inmaduro debido a que todavía no ha experimentado la nueva alimentación, por lo que suele sufrir de diferentes problemas. Entre los que destaca el cólico del lactante como uno de los más característicos, por ser el que genera un tipo de llanto muy particular en los infantes que se encuentran entre el 1er y el 3er mes de nacido.

Sistema digestivo de los bebés

Los bebés al momento de su nacimiento si bien presentan desarrollados distintos sistemas corporales para poder sobrevivir, en su mayoría requieren de más tiempo para adaptarse al nuevo entorno y a la alimentación materna que resulta ser diferente a la que tenía en el útero de la madre. Por lo que en el caso de su sistema digestivo este se encuentra inmaduro durante los primeros meses.

El sistema o aparato digestivo comprende un conjunto de estructuras que se localizan desde la cavidad bucal hasta el abdomen, con el objetivo de transportar los alimentos hacia el estómago para así lograr la absorción de los nutrientes necesarios, con la posterior eliminación de los residuos, que es llevada a cabo mediante el sistema excretor.

Partes del sistema digestivo

Partes del sistema digestivo del lactanteAl igual que otros aparatos del cuerpo humano, el digestivo se compone de múltiples estructuras que aunque cumplen labores específicas, buscan el mismo fin, el cual consiste en desintegrar los alimentos para administrarle al cuerpo los nutrientes necesarios para la vida y para las funciones generales.

Por eso entre sus partes encontramos las siguientes:

  • Boca: es la cavidad que se encarga de masticar los alimentos y fragmentarlos para poder enviarlo al esófago.
  • Esófago: es un tubo largo que se localiza desde la cavidad bucal y recorre hasta llegar al estómago.
  • Páncreas: es el órgano que se encarga de producir hormonas y además tiene la función de descomponer carbohidratos y proteínas.
  • Estómago: es la zona principal ya que aquí es donde se descomponen todos los alimentos.
  • Vesícula biliar: tiene la labor de contener a la bilis, que luego será utilizada en el proceso de la digestión.
  • Intestino delgado: es la zona donde se lleva a cabo la mayor parte del proceso digestivo.
  • Intestino grueso: es la parte final del proceso, ya que se encarga de eliminar las sustancias que no son necesarias para el cuerpo, y al mismo tiempo consume el agua que se encontraba en los alimentos.

Además de las regiones mencionadas, también podemos encontrar una serie de válvulas entre las zonas digestivas, ya que estas se encargan de impedir que el alimento se devuelva hacia el esófago y la boca.

¿Qué alteraciones presenta el sistema digestivo en el primer año?

Como ya mencionamos el sistema digestivo se encuentra inmaduro al momento del nacimiento, por lo que los bebés suelen presentar alteraciones en los movimientos peristálticos de los órganos abdominales, lo cual conlleva a la aparición de problemas como los cólicos, el estreñimiento y el reflujo gastroesofágico.

¿Qué es cólico del lactante?

Los cólicos del lactante constituyen un término que se utiliza en medicina para describir a las alteraciones digestivas que presentan los bebés durante los primeros meses de haber nacido, y que se caracterizan por movimientos involuntarios, llamados espasmos viscerales. Estas alteraciones producen incapacidad para expulsar los gases, por lo que se manifiesta con llantos prolongados en el tiempo y con otros síntomas.

“Los cólicos son problemas muy comunes en los bebés durante los primeros meses de vida que generan un tipo de llanto muy característico”

¿Cuándo aparece el cólico del lactante?

Estos problemas no necesariamente tienen un tiempo ni una edad exacta en la que aparecen, sin embargo en su mayoría los niños que tienen cólicos presentan sus primeros síntomas cuando tienen de 2 semanas de nacido hasta los 3 meses.

¿Cuándo desaparece el cólico del lactante?

Al igual que ocurre con el tiempo de aparición, no se sabe exactamente cuándo desaparecen los cólicos, ya que las causas y el tratamiento más idóneo juegan un papel fundamental para que se eliminen los síntomas y para ayudar al bebé a sentirse mejor. 

Pero aunque no se tiene un momento exacto en el que desaparecen, usualmente después de los 6 meses, ya no encontramos niños con la incapacidad para expulsar los gases, debido a que es justo en esa edad en la que se ha comenzado la alimentación complementaria y es cuando el sistema digestivo se encuentra más maduro y desarrollado.

¿Cómo se desarrollan los cólicos?

Desarrollo del cólico del lactanteLa aparición de este problema en los lactantes no ha sido determinado a pesar de las investigaciones, sin embargo si existen teorías con respecto a cómo se desarrolla el problema digestivo. Dándose de la siguiente manera el proceso que incapacita que los bebés puedan soltar los gases:

  1. La leche se compone de elementos como la galactosa y la glucosa, las cuales en un sistema digestivo normal son absorbidas progresivamente por los órganos. 
  2. En teoría, lo que ocurre con los cólicos, es que lo componentes de la leche, no son absorbidos de forma correcta, lo que produce que aparezcan las bacterias y se fermenten.
  3. Posterior, se convierte en ácido y así aparecen los gases.

Prevalencia e incidencia

A pesar de que no se tiene una estadística a nivel mundial que precise cuantos niños han padecido de cólicos, si existen algunas investigaciones generales en el cual se indican que entre un 15% y 40% de niños han tenido estas alteraciones, teniendo una incidencia de bebés con menos de 4 meses. Por ejemplo, en el caso de España este es uno de los países con mayores prevalencias de cólicos, teniendo una incidencia 1 de cada 4 infantes.

¿Cómo identificar el cólico del lactante?

Todos los padres a lo largo del primer año de sus hijos han experimentado la aparición de distintas enfermedades y problemas comunes estomacales, por lo que resulta necesario que aprendan a identificar las señales para así poder proporcionarles la atención que necesitan de acuerdo a los síntomas. 

Por lo que a continuación se describen los signos que se presentan con los cólicos:

  • Llanto prolongado y desconsolado que suele aparecer por la tarde/noche.
  • Movimientos involuntarios de los miembros inferiores.
  • Existe dificultad para liberar las heces y los gases.
  • El bebé realiza flexión de las piernas y se las lleva hacia el abdomen.
  • Aunque se cubran todas las necesidades básicas, el bebé continúa llorando.

Además de los signos mencionados, existen autores que indican que el bebé debe llorar por tres horas, tres días y con un tiempo aproximado de tres semanas, para que se pueda considerar cólicos del lactante, sin embargo con el paso del tiempo esto ha ido cambiando y no necesariamente se tienen que cumplir esos factores para que sea diagnosticado de esa forma.

“Son alteraciones que tienden a aparecer en la segunda semana y permanecen hasta aproximadamente los 4 meses”

¿Cómo aliviar el cólico del lactante?

Es importante que los padres sepan identificar un cólico, por eso los describimos anteriormente, sin embargo también resulta necesario que aprendan a aliviarlos en hogar, lo cual se puede lograr gracias a una serie de técnicas de masajes que deben ser realizados de forma controlada por los cuidadores.

Técnicas de masajes

Las técnicas de masajes que se utilizan para tratar el cólico y la mayoría de los problemas digestivos son muy similares, ya que todas tienen el mismo lugar de aplicación en el abdomen del bebé, por lo que se explican de forma separada a continuación:

  • Rueda hidráulica: consiste en deslizar las manos en forma vertical y alternante, desde la parte inferior de las costillas hasta donde comienzan las piernas.
  • Rodillas arriba: se deben juntar las rodillas en posición de flexión y se procede a llevarlas hacia el abdomen por unos segundos.
  • Relajar las piernas: después de realizado lo anterior, se recomienda mover libremente los miembros inferiores, con el motivo de crear relajación.
  • Sol y luna: es una técnica que se utiliza en masaje infantil, para simular el movimiento peristáltico de los intestinos, por eso se realiza en el sentido de las agujas del reloj, una mano seguida de la otra.

¿Qué causa el cólico del lactante?

El término cólico no es utilizado para describir una patología o problema en específico, sino más bien se refiere a la manifestación de síntomas producto de una alteración en el sistema digestivo que se caracteriza por dificultad para eliminar los gases, por lo que sus causas son muy variadas. Siendo las mencionadas a continuación las que más destacan según los estudios:

  • Intolerancia a la leche o lactosa. Resulta ser una causa común que se produce generalmente cuando la madre consume lácteos o cuando el bebé es alimentado mediante leche de fórmula, es decir con biberón.
  • Cuando no se establecen pautas de alimentación acordes a las demandas del bebé, esto puede generar situaciones de ansiedad y gases, debido a que se tiene un horario estipulado para alimentar.
  • La flora intestinal comprende un conjunto de bacterias que se localizan en el aparato digestivo y que se encargan de crear defensas contra procesos infecciosos y otras enfermedades, por lo que sus alteraciones también son capaces de producir incapacidad para eliminar los gases. 
  • El estreñimiento también es un causante, ya que esta situación genera que no se puedan eliminar las heces, por lo que los gases tampoco salen. 
  • El Reflujo gastroesofágico se produce por una inmadurez de una válvula que divide el esófago del estómago, por lo que este problema también puede desencadenar el cólico.
  • Mala succión por otros problemas.

¿Cómo evitar el cólico del lactante?

No todas las causas que producen el cólico pueden ser prevenidas, ya que algunas se generan por inmadurez del sistema digestivo, sin embargo las que sí se pueden controlar son la forma de la alimentación, sobre todo cuando se alimenta a los bebés con leche de fórmula, ya que este tipo de sustancia contiene lactosa y glucosa que puede generar intolerancia en el bebé.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico del cólico debe ser realizado con mucha precisión ya que existen otras alteraciones que pueden producir este tipo de llanto en el bebé, por lo que al momento de la evaluación se deben descartar que no existan otras patologías asociadas, tal como es el caso de los reflujos, del estreñimiento y de la plagiocefalia.

¿Cómo se trata el cólico del lactante?

El tratamiento médico del cólico va a depender de la causa principal, ya que si esta no es tomada en cuenta probablemente se administren medicamentos que agravan la situación. Sin embargo, una vez que se realiza la correcta valoración, se puede lograr el alivio del dolor y de llanto en cuestión de días.

“Cuando se realiza el tratamiento en base a la causa se puede lograr el alivio en cuestión de horas o días”

Tratamiento de fisioterapia en el cólico del lactante

La fisioterapia en estos casos cada vez ha ido evolucionando más, ya que gracias a los estudios avanzados se ha podido comprobar la eficacia que tienen sus técnicas para aliviar tanto el dolor como el llanto en poco tiempo, por lo que existen casos que en una semana ya los bebés no presentan malestar y existen otros casos que si pueden permanecer más tiempo con el cólico debido a que puede estar asociado a otras patologías que también deben ser tratadas.

Al momento que llega el bebé a consulta con sus padres es necesario que se realice una evaluación funcional, por lo que se debe incluir palpación del abdomen, síntomas, peso, el sueño, el tipo de alimentación, valoración de los nervios craneales e incluso la movilidad del cráneo, ya que también puede resultar asociado con deformidades como la plagiocefalia.

Ahora bien, enfocándonos en las técnicas e intervenciones que ayudan a eliminar el problema, podemos mencionar los siguientes:

  • Masajes con fricciones de las distintas partes del sistema digestivo, por lo que se moviliza con y las partes de los intestinos.
  • Técnicas de porteo ergonómico y para calmar al bebé.
  • Maniobras que buscan regular el movimiento normal de las vísceras.
  • Se pueden usar bolsitas con semillas calientes para aliviar los síntomas.
  • Se recomienda no cambiar de leche a cada momento, ya que cada vez que esto ocurre el estómago y las demás partes deben volver a adaptarse a los componentes de la leche.
  • Es necesario que los padres aprendan las técnicas y que las realicen en casa, para evitar recaídas.
  • Las sesiones deben ser planificadas no tan seguidas, pero tampoco con mucho tiempo de diferencia.
  • Se debe enseñar las posiciones para amamantar ya que una mala succión también puede producir cólico.

Masajes y otras recomendaciones para el cólico del lactante

Existen varias formas de tratar los cólicos dependiendo de las causas que lo originaron, sin embargo unas de las recomendaciones y de las técnicas más utilizadas son los masajes como método para aliviar el dolor y la dificultad para eliminar los gases, los cuales podrás observar en los vídeos de nuestro canal de youtube de FisioOnline.

Masajes para aliviar los cólicos del lactante

Aunque parezcan sencillos, los masajes en el bebé que presenta dolor e incomodidad abdominal, pueden resultar un poco complicados para los padres, cuando no se tienen los parámetros ni se han aprendido de la forma correcta. Es por eso que en el siguiente vídeo podrás aprender las técnicas respectivas.

¿Qué hacer si mi bebé tiene cólicos?

Cuando un bebé tiene cólico o cualquier otro malestar que involucre al sistema digestivo, puede convertirse en una situación preocupante, sobre todo cuando los padres no tienen conocimientos ni experiencia para solventar el problema. Por lo que en FisioOnline podrás observar un vídeo con esa información tan relevante para afrontar los cólicos.

Postura adecuada para alimentar con biberón

La alimentación es un factor clave y un desencadenante de los problemas digestivos, por lo que aprender una buena postura para alimentar con biberón, puede ayudar a disminuir que los cólicos afecten al bebé.

Posición adecuada para la lactancia materna

La lactancia materna es la mejor manera que tenemos para alimentar al bebé, pero aunque pueda parecer una práctica sencilla para la madre, existen ocasiones que se puede tornar un inconveniente que puede ser fácilmente resuelto con un adecuado conocimiento.

¿Cuál es el pronóstico?

Aunque todos estos problemas se manifiestan en forma similar en los bebés, no todos son causados por el mismo factor, es por eso que el pronóstico siempre va a depender de la etiología. Pero independientemente de lo anterior, los cólicos son un problema común que en su momento pueden resultar frustrantes por no saber cómo aliviarlos, sin embargo es importante recordarle a los padres que estos inconvenientes se resuelven de forma rápida una vez se comience con el tratamiento más idóneo para la causa principal.