Fibras nerviosas

Definición

La fibra nerviosa es un componente que forma parte del sistema nervioso y el cual va a variar su estructura dependiendo de su ubicación. Entonces tanto en el sistema nervioso central como en el periférico, encontraremos fibras con mielina, pero en el caso del central aquí no podremos localizar fibras con células de Schwann.

El sistema nervioso central se encuentra formado con diversas estructuras nerviosas en las cuales podemos encontrar las neuronas como los elementos más pequeños e importantes, pero en el caso del sistema nervioso periférico localizaremos los nervios como las unidades más básicas y elementales.

En ambos sistemas encontramos unas estructuras en común, y son las llamadas fibras nerviosas.

"Son definidas en fisiología como aquellas partes del sistema nervioso que está formado solo de axones"

¿Cómo se conforman las fibras nerviosas?

Las fibras nerviosas de los nervios están conformadas por un grupo de axones, los cuales se encuentran agrupados gracias a los fascículos nerviosos y a la capa de perineuro que rodea a toda la fibra nerviosa.

Así mismo, existen otros componentes que deben tomarse en cuenta, los cuales se conocen como mielina, axolema y las células de Schwann

¿Para qué sirve la fibra nerviosa?

Como la definición de fibras nerviosas se refiere a un grupo de axones, la función de esta parte nerviosa es permitir la transmisión de la información de una neurona a otra en el caso del sistema nervioso central y de inervar una estructura del cuerpo humano en el caso del sistema nervioso periférico.

¿Dónde están las fibras nerviosas?

Las fibras nerviosas se localizan en las neuronas de la sustancia blanca en el caso del encéfalo, y dentro de los nervios periféricos en el tronco y las extremidades.

"Se localizan tanto en el sistema nervioso central como en el periférico"

¿Cómo se clasifican las fibras nerviosas?

El axón se clasifica en fisiología de acuerdo a si se encuentra o no rodeado por una capa de mielina. Es por eso, que podemos encontrar dos tipos, los cuales se mencionan a continuación:

  1. Fibras con mielina. Pueden estar rodeadas con vaina de mielina en todo el sistema nervioso o con células de Schwann cuando se ubican solamente en el sistema periférico. Esta capa lo que permite es que la información nerviosa se conduzca con mayor rapidez.
  2. Fibras sin mielina o amielínica. Son opuestas a las anteriores.

Cuando la capa de mielina que rodea el axón se daña, encontraremos enfermedades desmielinizantes. Las cuales producen pérdida de la conducción nerviosa y como consecuencia la persona que lo padece comienza a perder progresivamente funciones.