Glándula hipófisis

Definición

La hipófisis es una estructura que aunque se encuentra localizada adyacente a muchas estructuras del sistema nervioso central, este al igual que el hipotálamo tiene la capacidad de producir y liberar hormonas a las vías sanguíneas, por lo cual forma parte de la clasificación de las glándulas del cuerpo humano.

Las glándulas son un grupo de elementos celulares del cuerpo humano que tienen la función de producir, almacenar y liberar diversas sustancias químicas, que son conocidas como hormonas.

Ahora bien, cada una de las glándulas del organismo tiene la capacidad de producir un tipo de hormona diferente, por ejemplo podemos encontrar a la hipófisis, el páncreas, los ovarios, el hipotálamo, el hígado y las tiroides.

"La hipófisis también conocida como glándula pituitaria, es una estructura que se ubica por debajo del cerebro, muy cercana al hipotálamo"

¿Dónde se encuentra la hipófisis?

La cavidad craneal además de contener a todas las estructuras que forman parte del encéfalo, y por ende del sistema nervioso, también comprende a diversos órganos y glándulas que trabajan para producir hormonas. Este es el caso de la hipófisis que se localiza en la parte más inferior del cráneo, específicamente en una zona llamada silla turca que pertenece a la anatomía del hueso esfenoides.

¿Cómo funciona la hipófisis?

Ya que la hipófisis es considerada que trabaja como glándula tipo endocrina, la labor de ella es producir diversas hormonas, que a diferencia de las exocrinas, estas sustancias químicas serán liberadas justamente a los vasos sanguíneos más pequeños sin necesidad de transitar por otros conductos.

Por tal razón, una vez que las hormonas son producidas, estas son liberadas al torrente sanguíneo que recorrerá tanto el corazón como diversas partes del organismo.

¿Qué hormonas produce la hipófisis?

En cuanto a que sustancias químicas que libera la glándula pituitaria, encontramos que cada una de ellas tienen una función diferente. Por eso a continuación se presenta una corta explicación sobre su tarea:

  1. Tirotropina o TSH. Incentiva a la glándula tiroides para que produzca y libere sus hormonas correspondientes.
  2. Hormona del crecimiento. La producción adecuada de esta sustancia química determina el tamaño de cada persona.
  3. Hormona prolactina. Necesaria para la elaboración de la leche materna durante la gestación y el postparto.
  4. Corticotropina. Así como la TSH incentiva a las tiroides, esta le indica a las glándulas suprarrenales cuando debe aumentar su producción hormonal.
  5. Hormona estimulante del folículo y la hormona luteinizante. Ambas motivan a los órganos reproductores femeninos y masculinos a incrementar la generación de las sustancias necesarias para la fecundación.

Todas las hormonas mencionadas son importantes para la reproducción, el crecimiento y para estimular otras glándulas.

"Al igual que el hipotálamo, la hipófisis es capaz de producir hormonas importantes para el mantenimiento del cuerpo humano, como es el caso de la hormona del crecimiento y la TSH"

¿Qué ocurre si se lesiona la hipófisis?

La hipófisis al igual que otras parte del cerebro, es una glándula que puede verse afectada por enfermedades, una de ellas son los tumores hipofisarios.

Un tumor hipofisario es una enfermedad que puede ser causada por un trastorno hormonal, pero que en muchas ocasiones no se sabe realmente que lo desencadenó. En estos casos, dependiendo del tamaño del tumor vamos a encontrar que el paciente necesita de un tratamiento médico riguroso que se enfoque en disminuir la proporción para que no se afecten las otras estructuras que están adyacentes.

Pero cuando el tumor supera el tamaño determinado y se encuentra afectando el quiasma óptico que es el lugar de decusación del nervio óptico, se podrá necesitar un tratamiento que incluya cirugía.

"Los tumores hipofisarios son enfermedades que pueden producir síntomas como lo es la cefalea, cambios en la vista, crecimiento inadecuado de alguna parte del cuerpo y producción de leche"

En estos pacientes, es común encontrar dolor de cabeza, alteraciones en la vista, aumento en la producción de las hormonas de crecimiento, la prolactina y en muchas otras más. Además, la fertilización puede disminuir y la menstruación se puede encontrar alterada.

En cuanto al pronóstico, este dependerá del tamaño del tumor y de la severidad de los síntomas.

Si presentas estos síntomas lo más recomendable es que asistas con un médico para que se realicen los exámenes pertinentes, y se comience lo más rápido posible con el tratamiento.