Músculo vasto interno y externo

Definición

Los vastos externos (lateral) e internos (medial) son los músculos largos que se localizan en la cara anterior del muslo y que forman parte de un músculo más extenso denominado cuádriceps por poseer cuatro cabezas.

La articulación femorotibial solo es capaz de producir los movimientos de flexión y extensión articular, pero estos solo son posibles gracias a los músculos que se originan en la pelvis y que se insertan en alguna parte de la rodilla. Y entre ellos se encuentran el cuádriceps, sartorio y los isquiotibiales.

"Ambos vastos se encuentran a los lados del recto femoral"

¿Dónde se encuentra el músculo vasto externo y el interno?

Ambos se localizan en el área anterior del muslo, pero uno se encuentra medial mientras el otro se localiza lateral, esto con respecto a los otras dos porciones del cuádriceps.

¿Dónde se originan e insertan el vasto externo e interno?

Las fibras del músculo lateral se originan en la parte superior del fémur en una zona llamada línea áspera y luego se dirige hacia inferior para insertar sus fibras junto al tendón del cuádriceps que se forman por la unión de las cuatro cabezas del músculo a nivel de la rótula.

En cuanto a las del músculo más medial estas se originan igual en el fémur pero en el labio interno y en la línea intertrocantérea (entre el trocánter mayor y el menor) y se insertan igualmente en el tendón del cuádriceps.

¿Para qué sirve el vasto externo e interno?

Todos los músculos en conjunto tienen la función principal de mover la rodilla en el plano sagital, específicamente en el movimiento de extensión. Por lo que son necesarios para la bipedestación, marcha y para todas las actividades que involucran movilizar la rodilla (correr, caminar, saltar, levantarse).

"El lugar de inserción de los vastos y del recto femoral es en la rótula en un tendón único"

¿Qué ocasiona dolor en el músculo vasto?

Los músculos son tejidos susceptibles a lesiones debido a que son los que se activan en la ejecución de las actividades cotidianas y en muchas ocasiones por su ubicación superficial, y en el caso de los vastos al ser activados al realizar deportes o por caídas son comúnmente lesionados.

Y entre esas lesiones que producen dolor y limitación articular, se incluyen los puntos de gatillo, las contracturas y los diversos grados de desgarros musculares.