Órgano tendinoso de golgi

Definición

El órgano tendinoso de Golgi es una estructura especializada que se localiza en el punto de unión de los tendones y músculos, por lo tanto tiene la función concreta de detectar cuando se produce una tensión excesiva en un músculo en particular.

El sistema musculoesquelético y en específico los músculos y tendones, poseen unos receptores sensoriales especiales que se encargar de interpretar las señales que se producen cuando hay un estiramiento o cuando hay una tensión muscular. Esos receptores se conocen como huso neuromuscular y órgano de Golgi.

"Los órganos tendinosos de Golgi se sitúan entre los tendones y los  tejidos musculares"

¿Cómo funciona el órgano tendinoso de Golgi?

Estos receptores lo que hacen es detectar en los músculos cuando se lleva a cabo un tensión que sobrepasa los límites normales, con lo cual procede a enviar esas señales hacia la médula espinal, para que se produzca una respuesta inhibitoria entre las interneuronas y las motoneuronas alfa que se comunican con las fibras extrafusales que tienen funciones contráctiles. 

Esto quiere decir que una vez emitida la señal, la médula reacciona inhibiendo la señal de las fibras que se encargan de activar la contracción muscular. Este proceso se conoce como reflejo miotático inverso, ya que trabaja con funciones contrarias al reflejo miotático que realizan los husos neuromusculares.

¿Dónde se encuentra el órgano tendinoso de Golgi?

Los órganos tendinosos se localizan en una porción de cada músculo, que se conoce como unión miotendinosa, es decir el punto de contacto entre el tendón que transmite la fuerza proveniente de la contracción y las fibras musculares. 

"Tienen la función de percibir cuando se presenta un exceso de tensión en las fibras musculares"

¿Qué enfermedad afectan al órgano tendinoso de Golgi?

En cuanto a las enfermedades, encontramos que las que más comúnmente afectan a la unión entre el tendón y las fibras del músculo, son las siguientes debido a que se alteran los lugares que intervienen durante el proceso de respuesta:

  • Alteraciones neurológicas que involucran a las estructuras que regulan los receptores.
  • Problemas en el sistema propioceptivo.
  • Traumatismos y lesiones de la médula espinal y sus componentes.
  • Afectación de los receptores sensoriales.

En cualquiera de estos casos, podremos encontrar alteraciones en el tono muscular, debido a que el sistema pierde la capacidad de detectar cuando un músculo se excede de tensión.

El tono por la tanto puede presentarse en forma de hipertonía, es decir, con mucha resistencia al estiramiento, o en forma de hipotonía que es la situación contraria.