Cirugía de Hernia Discal Cervical, Cómo se realiza la operación y cómo es su rehabilitación

Publicidad
No hay votos
182
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Uno de las enfermedades que frecuentemente ocasiona dolor cervical y que está asociada al dolor referido en miembros superiores es la Hernia Discal Cervical, en donde una opción de tratamiento es la cirugía en el disco intervertebral afectado se ve intervenido. Acá hablaremos sobre como la Operación de Hernia Discal Cervical es realizada y como es el proceso de rehabilitación de una Operación de Hernia Cervical, entre otros tópicos importantes relacionados a la patología:

¿Qué es la Hernia Discal Cervical?

El disco intervertebral hace la conexión entre los huesos individuales de la columna para que la misma sea móvil, en ocasiones por la presencia de defectos en la vaina de fibrillas que recubre el disco intervertebral y estabiliza el núcleo pulposo, el núcleo blando puede filtrarse, lo que se denomina hernia discal, esto puede ocurrir en cualquier nivel de la columna, cuando ocurre en la zona cervical se denomina Hernia Discal Cervical. Esto puede ejercer presión sobre la médula espinal cervical con sus tractos nerviosos cervicales por lo cual puede causar dolor en el cuello, irradiando dolor en el brazo, así como dolor y entumecimiento al hombro, u hormigueo en el brazo o la mano. La intensidad y el tipo de dolor van desde agudos, quemantes y precisos.

Causas de la Hernia Discal Cervical

Con la edad, los discos intervertebrales pierden su flexibilidad y elasticidad, los ligamentos que rodean el disco se vuelven frágiles y se rompen más fácilmente por lo que existe un factor de edad relacionado con esta enfermedad. Sin embargo, personas jóvenes pueden verse afectadas con una Hernia Discal Cervical como consecuencia de movimientos bruscos de cuello, mala postura por tiempos prolongados, vida sedentaria o por algún evento traumático o accidente que dé inicio a ésta lesión.

Cuando se realiza la cirugía


En caso de Hernia Discal Cervical en un primer momento se indican intervenciones fisioterapéuticas enfocadas en aliviar el sufrimiento del paciente que lo padece, como corrección de postura, ejercicios y estiramientos específicos, tracción cervical, termoterapia, terapia manual y osteopatía las cuales contribuyen a eliminar cualquier forma de restricción que tensa adicionalmente a los músculos cervicales. Siempre existe la posibilidad de que la incomodidad de una hernia discal cervical mejore o desaparezca por sí sola, porque el núcleo gelatinoso se reabsorbe y se contrae con el tiempo. Si éstas medidas terapéuticas no surten efecto en el dolor y si hay signos claros de disfunción del sistema circulatorio, sospecha de rotura de fragmentos de hernia y su entrada en el canal espinal, o si la compresión nerviosa es incapacitante, la cirugía puede ser necesaria, con ella se alivia quirúrgicamente el disco cervical herniado.

  • Retrasarlo lo más posible
  • Agotar todos los recursos terapéuticos

En Qué Consiste la Cirugía

La operación de Hernia Discal Cervical es realizada bajo anestesia total o cervical y la misma puede implicar no sólo la eliminación de la hernia discal si no también la fusión de la articulación intervertebral afectada. Para el tratamiento quirúrgico de la hernia discal cervical, se utilizan tres técnicas:

  • Discectomía anterior: aquí se realiza un abordaje quirúrgico frontal a través de una pequeña incisión en la zona anterior del cuello y por allí se procede a la extracción de un disco dañado o al reemplazo del mismo con un disco artificial.
  • Discectomía posterior: aquí la incisión es realizada en la parte posterior del cuello por donde se procede a la escisión y extracción de la hernia cervical.
  • Cirugía micro endoscópica: aquí el abordaje quirúrgico es anterior, pero con una técnica menos traumática, con este procedimiento se reemplaza el disco intervertebral cervical afectado.

Resultados Esperados

Principalmente erradicar el dolor latente originado por la hernia discal cervical, mejorar las funciones sensoriales y eliminar la presencia de las alteraciones de la sensibilidad en la zona operada o en la extremidad superior que previamente dolía como: hormigueo, sensación quemante, sensación de frío o calambres. Si es posible, conservar o recuperar el movimiento de la articulación cervical afectada. Se espera una buena aceptación del material quirúrgico utilizado en caso contrario es necesario reintervenir 

  • Buen resultado en más del 80% de los casos
  • Depende entre otras cosas de la correcta indicación de la cirugía

Rehabilitación Post Quirúrgica

Inmediata a la intervención

  • Reducir la inflamación y dolor
    Hasta la cirugía mínimamente invasiva activa procesos pro inflamatorios propios de una intervención quirúrgica, por lo que en un primer momento es necesaria tomar medidas antiinflamatorias que contribuyan a la analgesia del dolor cervical.
  • Comenzar a estimular la contracción
    El inicio de movilizaciones debe darse en la medida que el procedimiento quirúrgico lo permita, haciendo énfasis en los miembros superior y posteriormente de manera progresiva más directamente en la zona cervical, esto ayuda a disminuir la aparición de dolor cervical.

Posteriormente

  • Asegurar la calidad de la cicatriz
    La cicatrización excesiva de los tejidos cortados durante la operación de Hernia Discal Cervical, puede darse si no se implementan medidas de movilización de cicatrices que mejoren la flexibilidad de los tejidos blandos intervenidos, con ello se evita la formación de fibrosis posquirúrgica.
  • Ejercicios neurodinámicos
    Restablece las funciones del sistema nervioso periférico y fomenta el equilibrio entre el sistema neural y el sistema muscular que mejora la movilidad de los nervios afectados por la compresión de la hernia discal cervical.
  • Estiramiento de la musculatura
    Fomentar la flexibilidad de los tejidos musculares es necesario para evitar la formación de contracturas cervicales que puedan desmejorar el funcionamiento de las articulaciones cervicales, por la presión ejercida sobre los discos cervicales.
  • Fortalecer musculatura
    La operación de Hernia Discal Cervical conlleva la separación de tejidos musculares que posteriormente son suturados y esto conlleva a la pérdida de fuerza y masa muscular, que es más predominante en el caso de cirugía de artrodesis. Por lo que el fortalecer la musculatura es un tema progresivo, el cual permita volver con normalidad a la actividad física y reducir el riesgo de una nueva hernia discal cervical.
  • Readaptación funcional
    Primeramente, es necesario implementar medidas de corrección postural en las actividades de la vida diaria, debido a que una mala higiene postural es uno de los factores causales de herniación a nivel cervical. Además, para recuperar a corto plazo las funciones cervicales y de los miembros superiores afectados por la hernia discal cervical es necesario implementar ejercicios que fomenten la potencia, resistencia y elasticidad de la musculatura implicada en el funcionamiento de la columna cervical.

 

 
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar