El uso del andador ¿por qué es tan perjudicial para tu bebé?

arriba
Me gusta
7381
112
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

¿Está en tus planes la compra de un tacatá para estimular el gateo de tu bebé? ¿repta o intenta gatear y quieres adquirir un dispositivo para ayudarlo a dar los primeros pasos? En este vídeo te explicamos todas las razones del por qué no es recomendable el uso de un tacatá y otros dispositivos que “ayudan” a que tu bebé camine y qué alternativas existe para apoyar el desarrollo del bebé.

Razones para no utilizar el tacatá u otros dispositivos 

Las siguientes son algunas de las razones por las que los fisioterapeutas no recomendamos el uso de los tacatás:

No es seguro

El colocar al bebé en un tacatá puede exponerlo a distintas repisas que se encuentran a una altura que no es segura. Muchos son los accidentes que ocurren cuando el bebé se encuentra en el tacatá, choques con distintas cosas en casa, vuelcos del mismo tacatá debido a que el bebé va muy rápido y se topa con algún desnivel... Entre otros accidentes.

No es ergonómico

La posición en la que se coloca al bebé en el tacatá no es la mejor para un ser que apenas está desarrollándose. El panel en el que se coloca al bebé son estrechos, y no mantienen a la cadera en la posición ideal para que la cabeza del fémur se adapte perfectamente a la cadera. Además, las sensaciones que percibirá el bebé con el tacatá no son nada parecidas a las de caminar fuera del tacatá.

No respeta las fases de desarrollo de un bebé

Con el tacatá se anticipan fases: el tacatá provoca un salto en las fases del desarrollo motor de tu bebé al no permitir la experimentación con el medio que lo rodea. El bebé no tiene idea de cómo llegar a la posición del tacatá por sí mismo, ya que su sistema visual, auditivo y su equilibrio son muy inmaduros para poder llegar a él.

¿Qué hacer en vez de utilizar tacatá? 

Es fundamental estimular el gateo (incluso si el bebé se puede poner en pie), ya que el gateo permitirá al bebé a desarrollar su sistema visual y su equilibrio, fortalecer la columna y buscar sus propias estrategias, integrando nuevos movimientos en su cerebro (el gateo esto no representa un retraso en su desarrollo).

Si el bebé ya puede ponerse en pie se le puede colocar en una superficie segura donde pueda apoyarse (una zona amplia con colchonetas o una pelota de Pilates).

Esperamos que estas recomendaciones te sean bastante útiles. No olvides que tenemos muchos más contenidos en nuestro canal de YouTube y en nuestro portal de Fisioterapia Online.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar