Kinesiotaping o Vendaje Neuromuscular para tonificar los los músculos oblícuos internos

Publicidad
No hay votos
3317
107
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El vendaje neuromuscular es una herramienta utilizada en fisioterapia. Los distintos usos de esta técnica para los distintos objetivos hacen a este vendaje la herramienta preferida por muchos. En este vídeo te explicaremos cómo tonificar los músculos oblicuos internos con el vendaje neuromuscular, una técnica que es un poco compleja a la hora de aplicarlo (por la cantidad de parámetros de movimiento que tiene esta musculatura) y que hay que tomar en cuenta para la aplicación del vendaje.

Recuento anatómico: músculos oblicuos internos

Por si no lo sabías, la musculatura oblicua interna se origina a nivel de la fascia toracolumbar, muy cerca de la cresta ilíaca. Las fibras del músculo se dirigen hacia la parte anterior del cuerpo, para luego insertarse en las costillas.

Los oblicuos internos tienen varias funciones: por un lado producen la inclinación homolateral, pero por la manera en que se acortan producen también la rotación homolateral y una ligera flexión del tronco; por lo tanto a la hora de aplicar este vendaje hay que colocar al sujeto en la posición de máxima elongación posible del músculo: inclinación contralateral, rotación hacia el lado contrario y extensión. Esta postura es compleja de realizar para el sujeto, además de que es una posición incómoda y hay riesgo de perder los parámetros del movimiento, así que es mucho mejor aplicar la técnica en decúbito supino, es decir, tumbado boca arriba sobre una camilla.

Aplicación del vendaje neuromuscular para tonificar los músculos oblicuos internos

Ya comentamos que la posición de aplicación es decúbito supino. Como no es posible la realización de las rotaciones del tronco del paciente en esta postura se trabajará con las piernas: la rotación del tronco equivale a tumbar las piernas hacia un lado. Además, será necesario tomar el brazo e inclinarlo hacia el lado contrario al que se trabajará, para completar la elongación.

Una vez establecida la posición, tomamos el vendaje y con el mismo medimos desde la cresta ilíaca hasta el plexo solar. Esa será la medida del vendaje. Devolvemos al sujeto a la posición neutra para mayor comodidad mientras preparamos el vendaje (recuerda siempre recortar las puntas y la base del vendaje).

En posición neutra pega la base del vendaje neuromuscular, a la altura de la cresta ilíaca. Repetimos los parámetros de elongación: tumbar las piernas hacia el lado que estamos trabajando e inclinar el tronco hacia el lado contrario. Procedemos a aplicar el vendaje terminando en la línea alba (sin llegar a la apófisis xifoidea).

Sigue con nosotros para ver más contenidos sobre vendaje neuromuscular.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments