¿Qué es el prolapso? Tratamiento eficaz con fisioterapia

Publicidad
Promedio: 3.6 (13 votos)
24369
232
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuesta creer que en la actualidad una disfunción que afecta a millones de mujeres en todo el mundo sea prácticamente desconocida. La palabra “prolapso” se escucha poco entre nosotras y, sin embargo, es la causante de un importante deterioro en la calidad de vida.

¿Qué es el prolapso?

El prolapso uterino es la consecuencia de la caída total del útero (1) a causa de la debilidad de los tejidos que componen el suelo pélvico, ejerciendo exceso de presión dentro de la cavidad vaginal.

Como en cualquier otro asunto de salud, el conocimiento acerca del prolapso puede ser de gran ayuda para la prevención y para evitar que un prolapso vaya a más. Saber en qué consiste, qué tipos de prolapso existen, cómo se puede evitar, qué hacer para no agravar tu prolapso, qué cuidados necesitas después de ser operada, etc., son valiosas informaciones que toda mujer debería conocer. Si el descenso del órgano se produce en el compartimento anterior, hablaremos de cistocele o uretrocele; si tiene lugar en el compartimento medio, nos referiremos a histerocele o descenso de la cúpula vaginal; por último, si el descenso se da en el compartimento posterior, podríamos estar ante un rectocele o un enterocele.

Factores de riesgo del prolapso

Entre los factores de riesgo para sufrir un prolapso (2), cabe destacar: el sobrepeso y la obesidad; el embarazo y el parto; la tos crónica (fumadoras, bronquitis crónica, asmáticas); las hiperpresiones sobre el suelo pélvico (deporte, cargar pesos, etc.); la predisposición genética; las enfermedades neuromusculares y del colágeno; la menopausia (debido al déficit estrogénico); la cirugía pélvica y el estreñimiento crónico.

Síntomas del prolapso

Los problemas de la estática pélvica en la mujer incluyen numerosos síntomas, tanto urinarios como genitales, que pueden coexistir en la misma paciente o desarrollarse con el tiempo. Algunos de estos síntomas son la incontinencia urinaria (de esfuerzo o de urgencia), la urgencia miccional, la sensación de pesadez o "bola” en el interior de la vagina, la polaquiuria diurna (más de 8 micciones al día), la disuria (difícil, dolorosa o incompleta expulsión de la orina), las infecciones urinarias de repetición y las dispareunias.

Fisioterapia en el tratamiento del prolapso

La fisioterapia del suelo pélvico (3) tiene un papel fundamental en los grados 1 y 2 de prolapso, pues se puede reducir el grado de descenso de la víscera afectada. Los grados 3 y 4, aunque precisan intervención quirúrgica, también pueden beneficiarse de la fisioterapia antes y después de la cirugía. El uso de pesarios, combinados con estrógenos bajo prescripción médica, también son otra alternativa para mejorar los síntomas del prolapso.

Un fisioterapeuta especializado en el suelo pélvico puede enseñarte diversos cambios que puedes implementar en tu estilo de vida que pueden ayudarte a disminuir los síntomas del prolapso. También puede enseñarte cómo realizar correctamente los ejercicios de Kegel, utilizar el biofeedback​ para reeducar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico y enseñarte las posturas y mecánica corporal adecuada que debes adoptar cuando vayas a cargar un peso y al realizar las actividades de la vida diaria. Además, te enseñará a identificar cualquier déficit de fuerza de la región lumbopélvica y de las extremidades inferiores que pueden estar contribuyendo al prolapso.

Estas intervenciones pueden ayudarte a reducir el dolor y el malestar físico percibido al realizar las actividades diarias, disminuir la incontinencia y los cambios intestinales, y mejorar el dolor con las relaciones sexuales.

Referencias Bibliográficas

(1)https://sci-hub.se/10.1016/j.ucl.2018.08.005

(2)https://sci-hub.se/10.1016/j.ucl.2018.08.008

(3)https://sci-hub.se/10.1016/j.maturitas.2017.11.008

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 3.6 (13 votos)

comentarios (1)

Comentario

Imagen de PABLO FERNÁNDEZ
PABLO FERNÁNDEZ

Buenas. No suelo comentar por aquí, pero no he podido evitar fijarme en las referencias de este artículo. Creo que fomentar la piratería desde una página con tal afluencia de visitas no solo no favorece, sino que perjudica la realización de estudios científicos de calidad en nuestra profesión. Enlazad a las publicaciones originales de las editoriales y dejad a criterio de cada uno cómo acceder a los artículos. Un saludo y gracias.

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments