¿Qué puedo hacer para solucionar mi dolor de codo? Claves, consejos, tips y ejercicios

Publicidad
  • Imagen de Tomás Bonino
    Tomás Bonino
    Fisioterapeuta / Osteopatía estructural y ftp. deportiva
Promedio: 4.1 (7 votos)
996
0
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El codo es una articulación compleja diseñada para soportar una amplia gama de fuerzas dinámicas de esfuerzo. La ubicación y la calidad del dolor en el codo generalmente pueden localizar la lesión en una de las cuatro regiones anatómicas: anterior, medial, lateral o posterior. La historia debe incluir preguntas sobre la aparición del dolor, lo que estaba haciendo el paciente cuando comenzó el dolor y el tipo y la frecuencia de las actividades deportivas y ocupacionales. 

Las tendinopatías

El codo es una articulación compleja que permite un movimiento significativo y funciona principalmente en forma de extensión y flexión, sin embargo, la articulación del codo también facilita el movimiento de la mano en forma de supinación y pronación del antebrazo. La principal estabilidad de la articulación del codo es el resultado de las articulaciones óseas de la tróclea del húmero y del olécranon cubital.
El dolor en el codo es un síntoma de presentación común. La patología puede surgir de cualquier componente de la articulación, incluidos tendones, huesos o nervios.
La epicondilitis lateral y medial son dos de los diagnósticos más comunes y a menudo ocurren como resultado de actividades ocupacionales. Los pacientes tienen dolor y sensibilidad sobre la inserción tendinosa afectada que se acentúa con movimientos específicos. 
Las tendinopatías (epicondilitis lateral y medial) pueden ser el resultado de una serie de deportes y actividades populares de la vida diaria

Epicondilitis lateral

La epicondilitis lateral, también conocida como codo de tenista, es una afección muy común que afecta principalmente a pacientes de mediana edad.
Un inicio traumático de dolor en el codo en el brazo dominante, localizado en el epicóndilo lateral con radiación ocasional al antebrazo, es característico de la epicondilitis lateral.
Las causas de esta patología siguen siendo desconocidas, pero parece haber una combinación de patología local del tendón, alteración en la percepción del dolor y deterioro motor.
Aunque la epicondilitis lateral se identificó clásicamente como un proceso inflamatorio, la histología no muestra muchas células inflamatorias. Por lo tanto, la mayoría de los autores consideran la epicondilitis lateral como una tendinosis, un proceso degenerativo sintomático del tendón.
La epicondilitis lateral sintomática dolorosa puede ocasionar una infrautilización del tendón. El uso insuficiente cambia la estructura del tendón, lo que conduce a un debilitamiento progresivo y aumenta el riesgo de lesiones. Además, la vascularización del tendón es deficiente y las contracciones musculares sostenidas pueden provocar isquemia del tendón. 
Las personas con dolor en el codo lateral suelen presentar dolor y sensibilidad sobre el epicóndilo lateral. El movimiento repetitivo, el levantamiento y el agarre a menudo agravan el dolor. Los hallazgos del examen incluyen sensibilidad localizada sobre el origen extensor común en el epicóndilo lateral y la aparición de dolor en la dorsiflexión resistida de la muñeca, el dedo medio o ambos, y la pérdida de la fuerza de agarre.

Epicondilitis medial

El dolor en el codo medial es poco común en comparación con el dolor en el codo lateral. La epicondilitis medial es un diagnóstico poco común y puede confundirse con otras fuentes de dolor.
Los que practican algún deporte de lanzamiento y los trabajadores que levantan objetos pesados tienen un mayor riesgo de dolor en el codo medial. Los problemas relacionados con el trabajo generalmente implican movimientos repetitivos.
En este caso, se observa una marcada debilidad y disfunción del pronador redondo, flexor radial del carpo, palmar largo, flexor superficial del dedo y flexor cubital del carpo y, potencialmente, puede provocar un desequilibrio de los músculos alrededor del codo.
Dicho dolor, empeora con las actividades de agarre localizadas en la cara medial del codo (brazo dominante en el 75% de los casos), también conocida como "codo de golfista". 

Tratamiento

Algunos estudios han reportado buenos resultados con regímenes de fisioterapia que impliquen ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, con resultados más favorables que el descanso y actividad reducida en el seguimiento a corto plazo. No se ha establecido un régimen estándar como superior a ningún otro método. 
El principio fundamental es cargar el tendón lo más cerca posible de su límite, pero sin superarlo. Los ejercicios excéntricos y la curación parcial del tendón que favorecen la carga son los pilares de los regímenes de fisioterapia.
Además, cabe destacar que un hombro estable y una escápula son necesarios para la función correcta del codo. Los ejercicios de fortalecimiento de los estabilizadores escapulares, incluidos los músculos trapecio inferior, serrato anterior y manguito rotador, son obligatorios.
De manera que, en este vídeo te daremos diferentes tips y te enseñaremos una serie de ejercicios para abordar estas dos patologías que por lo general suelen ser las causas más frecuentes de dolor en la articulación del codo.
El objetivo de estos ejercicios es fortalecer los músculos del codo para brindarle mayor estabilidad y fuerza a la articulación del codo, lo que puede ayudar a aliviar el dolor.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 4.1 (7 votos)

comentarios (1)

Comentario

Imagen de Pitu Garcia
Pitu Garcia

Y qué hay de los masajes timpo masaje thai o similares que se alejan de las prácticas de masaje a las que estamos acostumbrados? Creeis que sería beneficioso o contraproducente?

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar