Qué son los Hipopresivos, para que sirve y como funciona

Publicidad
No hay votos
242
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Ejercicios que se enfocan en el área abdominal y a diferencias de los típicos abdominales, son ejercicios de bajo impacto que cuentan con distintas posiciones para ejecutarlo con lo que se logra evitar lesiones. Con los ejercicios Hipopresivos no hay estrés dinámico en las articulaciones por lo que se pueden tratar variedad de patologías y lesiones musculoesqueléticas que estén afectando tu zona lumbopélvica sin generar mayores complicaciones. Continúa leyendo el siguiente artículo y conocerás los aspectos más relevantes de éste famoso método de entrenamiento abdominal:

Historia de los Hipopresivos

El entrenamiento Hipopresivo fue desarrollado en Bélgica por el Dr. Marcel Caufriez en el año 1980, en ésta época este doctor belga se dio cuenta de que los típicos ejercicios abdominales dañan el suelo pélvico de las mujeres y pueden acentuar los problemas de incontinencia urinaria, prolapsos de órganos pélvicos y distensión abdominal. Entonces Caufriez quien pasó muchos años estudiando terapia postnatal centró su investigación en los ejercicios de postura y respiración para entrenar los músculos del suelo abdominal y pélvico. Siendo así a finales de la década de los 70 desarrolló una nueva técnica que llamó Método Hipopresivo el cual es un tipo de entrenamiento que se usa en la actualidad para prevenir enfermedades, fortalecer y restaurar los músculos del suelo abdominal y pélvico

Cómo se trabaja con los Hipopresivos

No todos pueden someterse a este tratamiento, por lo que es necesario realizar un examen preliminar por parte de un fisioterapeuta con lo que se logra determinar el estado actual de la persona y los tipos de ejercicios hipopresivos necesarios a realizar. 
El método Hipopresivo utiliza una serie de ejercicios diseñados para restaurar la salud de los tejidos y el área musculoesquelética. El entrenamiento consta con variedad de pautas técnicas ejecutadas mediante el control de la respiración y la postura con lo que se logra contraer eficazmente el diafragma y los abdominales es decir, con el ejercicio se logra anular la presión positiva ejercida por los músculos abdominales y el diafragma en el área pélvica. Los Hipopresivos se realizan enfocándose en los músculos profundos de nuestro cuerpo que tienen la tarea de soportar todo nuestro esqueleto y los sistemas que lo componen y al mismo tiempo, protegerlo contra la sobrecarga. Los ejercicios hipopresivos a realizar van a variar dependiendo del objetivo que se quiere alcanzar, ya que los mismos se pueden utilizar terapéuticamente y preventivamente. Esto da como resultado un espectro muy amplio de aplicaciones para hipopresivos.

Cómo funciona y cuáles son los efectos de los Hipopresivos

Mediante la ejecución de una serie de ejercicios y posturas especializadas, diseñadas para restaurar la salud de los tejidos y el área musculoesquelética se logran variados efectos. Los ejercicios hipopresivos son casi exclusivamente de entrenamiento para las fibras musculares tipo I (músculo estático), la proporción de estas fibras musculares es de alrededor del 70% de las fibras musculares totales en el cuerpo humano, como las que componen el suelo pélvico. Por lo tanto con el aumento del tono muscular en la región se logra obtener los siguientes resultados:

  • Corrección de la postura.
  • Mejora del estado de tensión de los músculos del piso abdominal y pélvico.
  • Reducción de la circunferencia de la cintura.
  • Mejora de la función cardíaca pulmonar.
  • Prevención de las hernias.
  • Aumento de tono en los músculo que componen el Core.
  • Mejor capacidad de coordinación del cuerpo.

Indicaciones y Patologías tratadas con los Hipopresivos

Por el alto reclutamiento de fibras musculares que se obtiene con los Hipopresivos son variadas las patologías que se pueden tratar a través de este método de tratamiento, por lo que los Hipopresivos están indicados en caso de:

  • Dolor Lumbar: estos ejercicios abdominales mejoran la postura de la espalda y ayudan a prevenir el dolor de espalda.
  • Aumento de la cintura: los hipopresivos reducen el diámetro de la cintura y fortalecen el abdomen sin dañar el suelo pélvico. 
  • Hernia de disco: mejora el tono del área pélvica y estabiliza la columna lo que disminuye la presión anómala sobre el disco, sin necesidad de forzar el cuello y la zona lumbar, lo que suele suceder con los ejercicios abdominales tradicionales.
  • Disfunciones sexuales: se logra ganar tono muscular en el suelo pélvico lo que mejora las sensaciones durante el sexo.
  • Incontinencia urinaria: estos ejercicios fortalecen el suelo pélvico con lo que se evita fugas y fortalecen los abdominales para ayudar a disminuir la presión en el área.
  • Prolapso: unos abdominales fuertes ayudan a sostener los órganos pélvicos y, por lo tanto, liberan la tensión en los ligamentos que los sostienen. También puede ayudar a corregir el prolapso de los órganos pélvicos debido al "efecto de vacío". Los hipopresivos crean una presión negativa en la cavidad pélvica que ayuda a los órganos a elevarse y volver a su posición normal.
  • Ayuda a las mujeres tanto antes como después del parto: ayuda con la incontinencia urinaria y el prolapso de los órganos pélvicos, que son problemas comunes asociados con el pre y post embarazo.
  • Deficiencia respiratoria: mejora la función respiratoria y aumenta la capacidad cardiorrespiratoria.
  • Posturas inadecuadas: los ejercicios activan los músculos posturales, que ayudan con la postura y el equilibrio.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar