Esclerosis Múltiple, Qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento rehabilitador y de fisioterapia.

Esclerosis Múltiple, Qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento rehabilitador y de fisioterapia.
arriba
Me gusta
13725
147
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad desmielinizantes de carácter crónico, inflamatorio y autoinmune, que cursa con afectación del sistema nervioso central (SNC). La inflamación que se produce a nivel del SNC supone una destrucción selectiva de la mielina a nivel central, respetando las vías del sistema nervioso periférico (SNP).

En ella aparecen lesiones focales en la sustancia blanca del sistema nervioso que se denominan placas. A pesar de la desmielinización producida en las vainas de mielina, los axones suelen preservarse, existiendo un grado variable de destrucción axonal. Las lesiones presentes suelen ser múltiples y se encuentran distribuidas por todo el SNC, donde sus localizaciones más frecuentes son el nervio óptico, las regiones periventriculares, el tronco encefálico y la médula espinal.

Es una patología supone la causa más frecuente de discapacidad neurológica en adultos jóvenes de tipo no traumático, ya que se suele presentar en los primeros años de la edad adulta. Frecuentemente su pico máximo de prevalencia aparece entre los 25-35 años, siendo más común en mujeres con un 60 %, frente al 40 % de los hombres.

Clasificación de la Esclerosis Múltiple.

Existen variables presentaciones del cuadro clínico de laEsclerosis Múltiple, por lo que se pueden distinguir cuatro formas principales de Esclerosis Múltiple:

Remitente-recurrente 

Suele ser la forma en la que se manifiesta la enfermedad por primera vez, afecta al 85 % de los pacientes que la padecen. Se caracteriza por cuadros clínicos agudos de síntomas neurológicos, cuya sintomatología remite de forma total o parcial en el paso del tiempo, y pueden volver a manifestarse en el transcurso de los años.

Secundariamente progresiva

Suele instaurarse 10-20 años después de haber padecido un primer brote de Esclerosis Múltiple remitente-recurrente, provocando remisiones sean infrecuentes. El transcurso se caracteriza por un empeoramiento gradual de la sintomatología neurológica durante meses o años, que provoca secuelas importantes. Es la progresión tipo de aquellos casos donde la Esclerosis Múltiple manifiesta lesiones tempranas.

Primariamente progresiva

El brote que aparece en primera instancia provoca una sintomatología que progresivamente avanza sin presentarse remisiones, con manifestaciones neurológicas progresivas y graduales desde el inicio.

Progresiva-recurrente 

Es una forma rara de Esclerosis Múltiple primariamente progresiva, con recaídas que se desarrollan con una progresión lenta. Se diferencia de la remitente-recurrente por la escasez de lesiones cerebrales y espinales manifestadas en la resonancia magnética, además de la patología, inmunología y clínica, ya que se caracteriza por aparecer en personas de mayor edad e igualdad de manifestación entre hombres y mujeres, entre otros aspectos.

Cuadro Clínico y síntomas de la Esclerosis Múltiple.

Durante los episodios inflamatorios que se presentan, los síntomas agudos se desarrollarán a lo largo de varios días, alcanzando su punto máximo entre la primera y la segunda semana, para posteriormente ir disminuyendo o resolverse tras varias semanas o meses.

Los síntomas más frecuentes son:

Alteraciones sensitivas

Con percepción de pinchazos u hormigueos (parestesias), acorchamiento de uno o varios miembros, o incluso del tronco. Se producirá en el 45 % de los casos, y nos indicará que existe una afectación del haz hipotalámico. Serán los más persistentes después de un brote, y los que en la mayoría de los casos, quedando presentes de forma residual.

Alteraciones motoras 

Convivirán con las sensitivas en el 50 % de los pacientes. Se caracterizan por la presencia de sensación de fatiga, pérdida de fuerza en los miembros, o incluso alteraciones del control motor y cerebelosas. También podrán presentar alteraciones de tipo espasmódico y/o tembloroso, y ataxia de extremidades y tronco.

Neuritis óptica

Una inflamación del nervio óptico que puede provocar la pérdida de visión, presente en el 25 % de los pacientes.

Otros síntomas

Pueden ser la vejiga neurogénica, crisis epilépticas, alteraciones del habla o la marcha, alteraciones vasomotoras, neuralgias y/o trastornos del sueño.

Diagnóstico médico de la Esclerosis Múltiple.

El diagnóstico médico se realizará teniendo en consideración los siguientes puntos:

  • Historia clínica: aportación de datos acerca de episodios anteriores, sintomatología, etc.
  • Exposición a factores de riesgo: infecciones virales por Epstein-Barr, sexo femenino, deficiencia de vitamina D, tabaquismo, historia familiar/genética, latitudes altas, etc.
  • Pruebas diagnósticas: resonancia magnética, TAC, tomografía por emisión de positrones y estudio del líquido cefalorraquídeo.

Tratamiento rehabilitador de la Esclerosis Múltiple.

Intervención multidisciplinar

La Esclerosis Múltiple es una patología donde la carga farmacéutica será importante, pero siempre y cuando se desarrolle transversalmente con un tratamiento rehabilitador multidisciplinar. Por ello, debemos de considerar el abordaje desde los diferentes profesionales sanitarios:

  • Terapia ocupacional: será el encargado de enseñar la realización de las tareas diarias atendiendo a las dificultades de cada paciente (adaptación del domicilio, enseñanza de tareas cotidianas como vestirse o cocina, ejercicios de destreza manual, etc.).
  • Psicólogía/Neuropsicólogía: atenderá a los aspectos de apoyo y afrontamiento de la enfermedad, alteraciones emocionales y psicosociales.
  • Enfermería: se encargará de aspectos educativos de los pacientes (enseñando el correcto manejo de las medicinas, observaciones en la toma de éstas, etc.), identificación del cuidador principal, y educación para el autocuidado entre otros.
  • Fisioterapia: se irá enfocando a la intervención en las diferentes fases de invalidez motriz en las que se encuentra la persona, teniendo como principales objetivos:
    • Mantener las amplitudes articulares, luchando contra las retracciones y la espasticidad.
    • Evitar la atrofia muscular y desarrollar suplencias musculares.
    • Mantener la troficidad de los tejidos.
    • Mantener la deambulación.
    • Facilitar la autonomía y/o adaptación a los productos de apoyo.
    • Cuidar el correcto mantenimiento de las grandes funciones vitales (fisioterapia respiratoria, drenaje linfático manual, etc.).

Evaluación de fisioterapia

  1. Anamnesis: atenderemos a los datos que nos proporcione la paciente acerca de sus disfunciones, es importante que escuchemos como éstas influyen en su vida cotidiana, para así poder atender a sus mayores limitaciones y enfocar los objetivos de la intervención hacia la mejora de éstas.
  2. Evaluación sensitivo-motora.
  3. Análisis de la marcha.
  4. Análisis del equilibrio.

Técnicas de fisioterapia utilizadas

Entre las técnicas más utilizadas para la esclerosis múltiple dentro de la fisioterapia podemos encontrar.

Fisioterapia específica para Esclerosis Múltiple

Debemos de encaminar la intervención de fisioterapia a ejercicios que busquen:

Mejorar las alteraciones sensitivas

Debemos reeducar la sensibilidad táctil, termoalgésica y la sensibilidad profunda. Para ello podremos aplicar diferentes temperaturas en los segmentos corporales, buscando que acierte si es frío o calor, o realizar tactos con diferentes texturas y que las diferencie. Será importante que atendamos a la sensibilidad relacionada con el posicionamiento de los segmentos corporales, por ejemplo, aplicando el Método Perfetti.

Mejorar las alteraciones motoras

Existirán alteraciones de la marcha, del esquema corporal, etc. El fisioterapeuta deberá de insistir en la realización del movimiento correcto con la activación de los músculos necesarios para el mismo, por lo que deberemos de incidir sobre las correcciones de la postura, del desarrollo de la marcha en Trendelemburg, y otros elementos que podrán aparecer alterados en estos pacientes. Todo ello irá directamente asociado al correcto mantenimiento del tono y fuerza muscular.

Mejorar la coordinación y equilibrio

Podrán presentar manifestaciones cerebelosas de tipo atáxico o tembloroso, que producirán una alteración de la coordinación y equilibrio. Debemos realizar ejercicios de coordinación bimanual, equilibrio estático y dinámico, coordinación de brazos y piernas, etc.

Aumentar la resistencia a la fatiga 

Siendo un síntoma muy frecuente, deberemos de enseñarle al paciente técnicas de relajación y que ejecute una correcta planificación de las actividades de la vida diaria atendiendo a sus capacidades. Además, la fisioterapia respiratoria será muy beneficiosa para aumentar la resistencia a la fatiga.

Tonificar y estirar la musculatura:

Será frecuente la espasticidad, por lo que deberemos de aplicar crioterapia, realizar estiramientos de la musculatura espástica y ejecutar movilizaciones y posturas que activen los antagonistas, buscando en todo momento el movimiento normal.

Hidroterapia o hidrocinesiterapia en la Esclerosis Múltiple

La hidroterapia podrá emplearse de forma grupal o individualizada. Los objetivos de este tipo de terapia irán destinados a la mejora de la movilidad articular y fuerza muscular, todo ella con la finalidad de lograr una mayor funcionalidad de la persona. Podremos mejorar aspectos que no se pueden trabajar en carga debido a la debilidad muscular, todo ello de una forma lúdica y agradable para los paciente.

Es importante tener en cuenta la temperatura del agua, ya que los pacientes con Esclerosis Múltiple no toleran el calor excesivo, por lo que temperaturas medias tirando hacia frías serán las más correctas para el agua y mejor tolerancia del paciente con Esclerosis Múltiple y su fatiga presente.

Fisioterapia respiratoria en la Esclerosis Múltiple

Será un aspecto imprescindible en aquellos casos donde exista movilidad corporal activa disminuida, debido a que la debilidad muscular y la inmovilidad favorecerán el acúmulo de secreciones en las vías aéreas y alteración de la mecánica ventilatoria, lo que debemos evitar con el fin de prevenir infecciones respiratorias que empeoren el estado de salud.

Asimismo, deberemos de enseñar ejercicios de fisioterapia respiratoria en las primeras fases de la enfermedad, con un fin preventivo. Algunas técnicas que serán de interés son:

  1. Respiración diafragmática con consciencia del movimiento respiratorio.
  2. Drenaje autógeno.
  3. Inspirómetro.
  4. Ejercicios domiciliarios como hinchar globos de diferentes resistencias, soplar velas, pompas de jabón, burbujas en agua con una pajita, etc.

Otras técnicas de fisioterapia de interés en la Esclerosis Múltiple

  1. Fisioterapia en incontinencia urinaria.
  2. Punción seca (para alteraciones del tono muscular, puntos gatillo, etc.)
  3. Fisioterapia maxilo-facial (para alteraciones de la musculatura de la cara, deglución, alteraciones del tono de la lengua, movilidad bucal, etc.)
  4. Fisioterapia manual y visceral (para alteraciones gastrointestinales, entre otros).

 

Ver comentarios (1)

Avatar
Jose Gabriel Jimenez

Buenas noches desearía saber por favor si la EM tiene cura

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar