Las emociones repercuten sobre nuestra salud (4ª parte.): Duda, obsesión.

Las emociones repercuten sobre nuestra salud (4ª parte.): Duda, obsesión.
arriba
Me gusta
7711
157
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

(del libro de Roberto Junquera “El estrés, otras alteraciones emocionales, y tu dolor de espalda)

La medicina oriental extrajo todas sus nociones fundamentales de los elementos de la naturaleza, que para esta medicina son 5: la madera, el fuego, la tierra, el metal y el agua. Además, establecieron correspondencias para cada uno de los cinco elementos y nuestros órganos. Hay un órgano y una víscera (órgano macizo- órgano hueco, Yin-Yang) asociados a cada elemento y, aunque con matices diferentes, ambos órganos tienen una emoción común que los caracteriza y una emoción que les desequilibra y los daña. Es evidente que nuestro organismo puede enfermar por diferentes causas: mala alimentación, accidentes, quimiotóxicos... Pero en este artículo quiero remarcar los factores emocionales que también nos hacen enfermar, específicamente la relación entre la duda y la obsesión y el estómago y bazo-páncreas.

¿Cómo nos enfermamos según la teoría de los 5 elementos?

Como sabemos, la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Para la medicina oriental todo en nuestro organismo es energía: todo lo que tocamos, todo lo que sentimos, todo lo que comemos, todo lo que hacemos,… En fin, todas son diferentes formas de condensación de energía. Esta energía no fluye de una manera anárquica o desordenada. Todo lo contrario: tiene ciertos patrones de transformación. Lo vemos en la naturaleza, en el fluir del tiempo o en el paso de una estación a otra, donde todos son patrones cíclicos y repetitivos.

La energía en nuestro cuerpo se comporta de la misma forma en la que se plasma en todo lo que nos rodea. La energía emana del riñón y la vejiga, y así continúa su camino hacia el hígado y la vesícula biliar; luego hacia el intestino delgado y el sistema cardiocirculatorio, luego hacia el estómago y el bazo-páncreas y finalmente al pulmón y el intestino grueso para volver al riñón y a la vejiga. Este ciclo se repite, por toda la vida.

Existen maneras de alterar el flujo de la energía en el ciclo. Entre estas podemos mencionar la mala alimentación y las emociones:

  • El riñón y la vejiga enferman por el miedo y la desesperanza.
  • El hígado y la vesícula biliar enferman por los enfados, la ira y la amargura.
  • El intestino delgado y el sistema cardiocirculatorio enferman por la preocupación y la ansiedad.
  • El estómago y el bazo-páncreas enferman por la duda y la obsesión.
  • El pulmón y el intestino grueso enferman por los apegos y la melancolía.

Observa el siguiente video para tener un poco más clara ésta teoría:

Teoría de los Cinco elementos (por Roberto Junquera) 

En este vídeo te explicamos de una manera gráfica y muy sencilla de qué se trata la teoría de los 5 elementos.

Vamos a centrarnos en el estómago y el bazo-páncreas.

Estómago y bazo-páncreas 

El estómago y bazo-páncreas (en medicina china bazo y páncreas emocionalmente representan lo mismo) pertenecen al elemento tierra y su época del año correspondiente es el estío (transición del final del verano al principio del otoño).

A pesar de que tienen una estación característica en la que enferman con más frecuencia en realidad el estómago y el bazo-páncreas son órganos a cuidar en cualquier transición de estaciones, ya que son los órganos de la adaptación y de amortiguación ante cualquier cambio.

La época de vida característica del elemento tierra es la transición entre la alegre y creativa juventud (elemento fuego) y la edad madura (elemento metal), pero nuevamente hay que puntualizar que son órganos que trabajan ante cualquier momento de transición.

El elemento tierra tiene otros órganos secundarios, que son la boca o la lengua (sentido del gusto) y el sistema linfático.

Emoción básica propia del elemento tierra

El sentido de la justicia, la ecuanimidad, la simpatía y la dulzura son las emociones propias del estómago y bazo-páncreas.

Emoción patológica del elemento tierra 

La búsqueda de la ecuanimidad y del equilibrio perfecto pueden conducir a la emoción patológica que daña a estómago y bazo- páncreas; qué es la duda (siempre se duda entre una cosa u otra) y a su vez esta duda si se perpetúa llega a la obsesión.

También es perjudicial para este elemento llevar una vida demasiado ordenada, encorsetada, demasiado intervenida por la razón (es el peligro de buscar demasiado el equilibrio, perdiendo espontaneidad).

Emoción curativa del elemento tierra

La emoción que beneficia a estómago y bazo-páncreas es el sentido de la justicia, de la toma de decisiones justas, es decir, salirse de la duda y de la obsesión, no intentar mantener el equilibrio perfecto, que casi siempre es utópico, ser menos diplomático y decidirse por la opción que salga del corazón aunque a corto plazo resulte menos agradable, conveniente o simpático; en definitiva, una relación con el entorno más espontánea y menos interesada.

Estas son las emociones que desequilibran directamente a estos órganos, pero es necesario entender que también este desequilibrio puede deberse indirectamente a la influencia negativa de otros órganos. En este sentido resulta importante que el lector visualice el siguiente video  donde se explica, de forma occidentalizada y muy simplificada, la interrelación energética entre órganos para entender las disfunciones de estómago y bazo-páncreas.

Estómago bazo-páncreas (por Roberto Junquera) 

Te explicamos ampliamente el papel del estómago y el bazo-páncreas en la teoría de los 5 elementos y su relación con otros órganos.

Añadir nuevo comentario

Autor

Trabaja en:

Suscríbete a nuestro canal

Suscríbete a nuestro canal de Youtube

¡Ya somos 1.130.000!

Suscríbete a nuestro boletín de FisioOnline si quieres estar al tanto de las actualizaciones en la web y las novedades más destacables.

Suscribirme