Otro método de diagnóstico

Otro método de diagnóstico
arriba
Me gusta
9931
226
3
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Siempre he pensado que una buena medicina es la suma de todas las que funcionan en el mundo. ¿Porque no aprovecharnos también de otras técnicas, remedios, experiencias de otras que llevan miles de años funcionando con buenos resultados y fusionarlas con la nuestra?

Aquí os quiero hablar de otra forma de diagnóstico que, como he dicho antes, podemos sumar a lo que ya sabemos para tener una visión más global sobre el sujeto y actuar en consecuencia. Este método de diagnóstico es la observación de la lengua.

Observación de la lengua: método de diagnóstico de la medicina occidental, pero fundamentalmente oriental

Siempre he sentido una extrema curiosidad y mucha hambre de conocimiento sobre cualquier cosa que me pudiera ayudar a solventar problemas a nivel músculo-esquelético y así poder ayudar a todas aquellas personas que lo necesitaran. Desde pequeño siempre me llamo la atención cuando mi médico me hacia abrir la boca, sacar la lengua para que el la pudiera observar. Pero la sorpresa me la he llevado ya en mi primer viaje a China cuando esa observación ya se convertía en un estudio minucioso, llevado al extremo por cualquier médico del país.

Efectivamente China se ha pasado miles de años creando su medicina en base a la observación del individuo. Un médico chino un día me comento que por el estado de la boca se puede deducir las condiciones del estómago, el hígado y los intestinos, y ya sabéis lo importantes que son como origen de muchos de nuestros dolores de espalda.

¿Qué se observa en la lengua?

La boca en efecto es la primera rama del tracto digestivo y por lo tanto es natural que de esta rama se pueda deducir la funcionalidad de todo el aparato gastrointestinal. Tomando en examen propiamente la lengua, después de un cuidadoso estudio de los mapas de la misma, la elaborada por médicos occidentales y la elaborada por la medicina tradicional china podemos definir las siguientes áreas de la lengua:

  • En la parte central de la lengua (desde la punta a la raíz) está representado en todo el tracto gastrointestinal: la faringe, esófago, duodeno, colon y recto.
  • En la parte central, a parte el colon también tenemos: el bazo, el páncreas y el hígado (este último especialmente en la parte derecha, más o menos a mitad de la lengua). Sobre la raíz de la lengua se encuentran la vejiga, riñones y aparato reproductivo. La punta de la lengua corresponde al corazón.
  • En base a la observación del margen periférico de toda la lengua se puede deducir el nivel de funcionalidad hepática del sujeto.

En este último punto es interesante notar como las marcas de los dientes sobre el margen periférico de la lengua a veces queden como desiguales, hasta en ocasiones sangrantes, y esto indica una situación preocupante a cargo del hígado. A veces esta disfunción resulte también como una inflamación del margen derecho de la lengua, con un ancho alrededor de 1 cm. Estas manifestaciones son un índice claro de disfunción hepática. Hay que prestar gran atención a las aftas, las úlceras, a lo hinchazones, al cambio de color de las zonas, que pueden revelar disfunciones en los órganos antes indicados. Por ejemplo una lengua hinchada en la parte central (por una franja de unos 2 cm desde la raíz a la punta), indica un proceso degenerativo a cargo del tracto gastro-intestinal.

Como he dicho anteriormente, si la digestión y la circulación de la sangre son eficientes, la lengua será limpia y de color rosa. Si en cambio la lengua está recubierta por una película blanca, esto es síntoma de un estancamiento en el tracto digestivo, el intestino no consigue eliminar los residuos que producen una fermentación podrida.

El mayor consumo de carne y de proteínas animales empeora el tubo digestivo y el sistema respiratorio, de la misma forma que sabemos que el hombre no tiene una dentición adaptada (la ha tenido) para masticar carne, como no tiene un tubo digestivo corto como los carnívoros, por lo que el bolo intestinal, no digerido adecuadamente, se mantiene por largo periodo en el intestino, creando fermentaciones pútridas y intoxicación en la sangre que son origen de múltiples patologías. Éstas se muestran en la cavidad bucal por un color rojo intenso o un color violeta. Si la película es de un gris-café se evidencia un estasis venosa, a nivel intestinal y en particular de la vena porta y puede también indicar disfunciones de los riñones o de intestino o de úlcera.

Colores de la lengua

La coloración de la lengua nos puede dar mucha informción:

  • Rojo brillante = fiebre alta
  • Rojo oscuro/café = úlcera, estasis venosa
  • Blanco = anemia, estancamiento de la circulación y moco en el aparato digestivo, tendencia degenerativa del colon.
  • Negro = molestias en los riñones, grave estasis venosa.
  • Manchas blancas = funciones digestivas perjudicadas.
  • Rojo vivo crónico = colitis crónica, tumor.
  • Película amarilla/verdosa = inflamación del hígado y de la bilis.
  • Lengua hinchada = diabetes, no cuidada.
  • Lengua seca con grietas = disfunciones del hígado.
  • Lengua carta geográfica = alergias, disfunciones hormonales.
  • Lengua con surcos centrales = tendencia a la úlcera de estómago.
  • Lengua con grietas y marcas dentarias = disfunciones del hígado.
  • Lengua con hinchazón en el lado derecho = disfunciones del hígado.
  • Lengua con hinchazón en el lado izquierdo = desorden en el bazo.

También es interesante observar que la agilidad de la lengua es directamente ligada a la funcionalidad del corazón.

Encías, paladar y garganta: ¿qué pueden aportar al diagnóstico de una patología?

El estado de las encías refleja el tipo de alimentación del individuo. Si las encías son hinchadas o acompañadas de dolores significa que el sujeto consume una cuantidad excesiva de grasas animales y de azúcares refinados. Cuando las encías son demasiado rojas o violetas es señal que consume demasiados alimentos de origen animal y demasiada sal. Si en cambio notamos el paladar y las encías de color blanquecino deduciremos un estado de anemia de la sangre con deficiencia de hemoglobina, una mala circulación y es un claro signo de desnutrición.

Cuando las encías son sangrantes con ruptura de capilares es señal de falta de sales minerales, o falta de verduras frescas y de vitamina C. La piorrea es originada por el consumo de alimentos animales, de demasiado azúcar refinado, de chocolate y de bebidas gaseosas y es el estado más avanzado de la descripción de arriba hablando de encías hinchadas, demasiado rojas sangrantes. En el caso de pústulas en las encías y en el paladar debemos pensar que el individuo tiene un tipo de alimentación con un exceso de proteínas de grasas animales y de azúcar refinado.

Por último en el caso de una inflamación de garganta a la cual se suman a veces con manchas blanquecinas y placas debemos pensar que el sujeto consume en exceso azúcar refinado, leche, bebidas heladas combinadas con una alimentación a base de carnes y productos de origen animal.

comentarios (3)

Comentario

Avatar

muchas gracias por su artículo, tengo una situación, en la punta de la lengua me salió un fibroma, a lo cual los dentistas dijeron que era normal y de hecho me lo mordí por accidente y practicamente desapareció pero luego de seis meses está creciendo nuevamente, los dentistas dijeron que era normal también ese proceso, según ellos causado porque tiendo a morderme mucho la lengua.... pero, leyendo este artículo me quedo la curiosidad si este problema tiene alguna relación con mi hígado, o solo es por la mordeduras.

Comentario

Imagen de TERESA73
TERESA73

Muchas gracias por aportarnos multiple documentacion que desconocemos, gracias de nuevo

Comentario

Avatar

Muy buen articulo y será de gran utilidad en el dia a dia de nuestro trabajo clinico

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar