Tengo secuelas de Covid-19, se me dificulta respirar y tengo arritmia ¿Qué puedo hacer?

Pregunta del paciente

Hace 3 meses tuve covid, fuerte pero pocos días y no guardé reposo, seguí dando clases de danza. Sin embargo, estuve a poco de desmayarme durante las clases. Una semana después, seguí con fatiga y dolor en el pecho, un poco más intenso. Asistí a medicina general, se me hicieron análisis de sangre e identificaron anemia. Estoy a punto de cumplir los tres meses de tratamiento con hierro, ácido fólico y complejo B. Pero la médico no hizo mucho caso del dolor en el pecho, ni de los problemas articulares.
Un mes después, regresando a dar clases presenciales y con el uso continuo del cubrebocas empecé a sentir que me asfixiaba; una gran dificultad para respirar.
He estado asistiendo a fisioterapia, me han dado ejercicios respiratorios muy parecidos a los hacía en yoga. Hay una ligera mejoría, pero muy ligera
Les agradezco mucho su atención.

Datos del paciente

Mujer de 54 años de edad, procedente de México

¿Cuándo comenzó el problema?

Hace 10 meses

¿En qué parte del cuerpo?

Cardio - Vascular
Respiratorio
Tórax Respiración

¿Cómo es el dolor?

Constante. Mejora con reposo

¿Cuánto te duele?

Nivel 4 - Dolor moderado

Tratamientos realizados anteriormente

Ejercicio terapéutico

Especialidad

Respiratoria - cardíaca

Tipo de Lesión o Patología (más información haciendo click en cada una)

Respuesta del fisioterapeuta

El COVID-19 persistente o síndrome post COVID-19 crónico es una de las secuelas que afecta a un pequeño porcentaje de las personas que padecieron esta enfermedad, incluso en los casos en donde se presentó de forma leve y por pocos días, produciendo limitaciones y efectos negativos en la calidad de vida de quien lo padece. Este síndrome se caracteriza por la presencia de síntomas como: dificultad para respirar, fatiga, alteraciones del sueño, dolor articular, dolor en el pecho, perdida o alteraciones del gusto y el olfato.

Actualmente, aún continua en estudios las causas del síndrome post COVID-19 y se estima que sus síntomas se pueden extender a una duración de entre 1 a 12 meses. Para su tratamiento, se recomienda el abordaje de las dificultades que produzcan mayor limitación en el día a día mediante especialistas del área. La fisioterapia respiratoria puede favorecer a una mejora de los síntomas de fatiga y dificultad respiratoria. Desde el hogar, mantener la practica frecuente de los ejercicios respiratorios ya realizados e incluir nuevos ejercicios podrá favorecer en dicha recuperación. 

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

Pregunta a nuestros fisioterapeutas

  • Haz tu pregunta y en el siguiente paso podrás desarrollarla mucho más.

Suscríbete a nuestro canal de youtube FisioOnline

¡Ya somos más de 5.525.000!