Cisuras o surcos del cerebro

Definición

Las cisuras o surcos del cerebro son cavidades que se forman entre los lóbulos cerebrales para así formar las partes que componen a la corteza cerebral, con el objetivo principal de crear más espacio entre la masa cerebral para acumular más fibras nerviosas. Por eso forman unas llamadas circunvolución y otros surco.

El cerebro es una masa compuesta de neuronas que se divide en dos hemisferios y luego en lóbulos, pero esto solo es posible gracias a el cuerpo calloso y a las cisuras cerebrales.

"Son espacios que crean un corte entre los lóbulos temporal, occipital, frontal y parietal de los hemisferios"

¿Dónde se encuentran las cisuras?

Cada surco se localiza en una parte diferente del hemisferio del cerebro, es decir las podemos encontrar en el área lateral, central y posterior, y también en la superficie de los lóbulos.

¿Para qué sirven las cisuras del cerebro?

Estos surcos son varios y se nombran de acuerdo a la división que crean en el cerebro, siendo de la siguiente manera su distribución:

  • La cisura de Silvio genera un surco entre el lóbulo temporal con el parietal y frontal.
  • La cisura calcarina divide al lóbulo occipital en dos partes.
  • La cisura de Rolando crea un espacio entre el lóbulo frontal y el parietal.
  • La cisura parietooccipital, separa al lóbulo occipital del parietal.

Además crean otros espacios llamados circunvoluciones, que son diferentes por no tener tanta profundidad. Y entre ellos se encuentran la circunvolución angular, el giro cingulado, lingual y el área de Broca.

"Son dos tipos la circunvolución que es un corte superficial y el surco que es más profundo"

Entre otras funciones, podemos destacar que gracias al corte que crean en los lóbulos permiten que se almacenen más neuronas y así más conexiones necesarias para la transmisión de impulsos eléctricos con información sensitiva, motora y cognitiva.

Pulse para más información sobre la cisura de Silvio.