¿Es bueno tomar leche? Te contamos por qué no

¿Es bueno tomar leche? Te contamos por qué no
arriba
Me gusta
5299
87
6
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La leche es el último alimento que el ser humano ha incluido en su dieta, hace poco más de 7-8 mil años, y no estamos ni por mucho menos adaptados a ella. Es por eso que genera intolerancia en muchísimas personas y otras muchas que no lo saben.

Argumentos en contra de la leche

A continuación os explicamos las razones por las cuales la leche y sus derivados están implicados en numerosos problemas de salud:

¾ partes de la raza humana no toma leche

En Oriente no les ha gustado nunca el tomar la leche de otro animal, y sin embargo, sobreviven y no tienen problemas de salud. Paradójicamente, en Oriente tienen unos niveles de osteoporosis inferiores a aquellos países donde se toma gran cantidad de lácteos.

El ser humano toma leche desde hace sólo 7000 años

A partir del pastoreo de animales se descubrió que algunos daban leche y que al consumirla quitaba un poco el hambre, por lo tanto, fue imprescindible durante 2 billones de años.

Sus componentes generan gran cantidad de problemas

La proteína de la leche, que se llama caseína, provoca múltiples alteraciones intestinales (debido a que se digiere mal porque neutraliza a los ácidos estomacales y acaba alterando a la membrana intestinal), problemas autoinmunes (estimula procesos artríticos y enfermedades autoinmunes de la piel y de los huesos), bronquitissinusitis

La grasa de la leche es el alimento que más cantidad de colesterol tiene. Aunque consumas leche semi-desnatada o desnatada, no eliminas el ácido araquinódico (precursor de las prostaglandinas, de la inflamación).

El azúcar de la leche, la lactosa, suele digerirse muy mal ya que gran cantidad de la población adulta pierde la enzima que digiere éste tipo de azúcar.

El calcio de la leche no se asimila bien a nivel intestinal porque está en mala proporción con respecto al fósforo y al magnesio, por lo que los huesos no lo captan bien. Esto es un gran problema, porque al no asimilarlo, el cuerpo debe hacer un esfuerzo por eliminar este mineral, generando gran cantidad de calcificaciones (en los riñones, en los tendones, en las articulaciones…).

Grupos sanguíneos y la leche

Los únicos que toleran bien la leche son el grupo sanguíneo B y AB, los más modernos, los que más se han adaptado al consumo de lácteos en los últimos 7000 años ya que estos grupos sanguíneos son mutaciones genéticas que se han ido produciendo en los últimos años –el grupo AB apenas hace 1000 años.

El resto de los grupos sanguíneos –el A y el O, que corresponden prácticamente al 70% de la población mundial– no toleran bien la leche (sobre todo si son personas muy morenas).

Por lo que está clarísimo, el consumo de leche, sólo te va a traer perjurios para tu salud.

Si quieres ampliar tus conocimientos acerca de los lácteos te invito a leer el siguiente artículo: ¿Es bueno tomar lácteos para nuestro sistema músculo-esquelético?

Ver comentarios (6)

¡Gracias Roberto! Me ha encantado tu vídeo, ya me lo dijo mi fisio que tenía que dejar los lácteos porque yo padezco lo que explicas en otro video que también acabo de descubrir "Higado y dolor de espalda cervical y dorsal, relación", por supuesto no le hice caso aunque la idea seguía rondando mi cabeza y curiosamente desde hace muy poco noto que cada vez que tomo lácteos, sobre todo yogurt me lleno de mocos y flemas, lo siento, suena asqueroso pero es verdad, nuestro cuerpo nos da casi siempre todas las señales necesarias para que le hagamos caso.
¡Gracias!

Me alegro de que te haya servido mi vídeo. Gracias a ti por tu valoración.

Por supuesto que si escuchas el cuerpo te dice lo que le va bien y lo que le va mal.
Un saludo.

Me pregunto que peso tiene la formación en nutrición en el currículo de fisioterapia. Igual ninguno.
Ustedes estudian una carrera universitaria, en la que el peso teórico es escaso frente al práctico. La base fisiológica, fisioterapeútica y patológica es poquísima -en relación a la formación de un médico, casi insignificante- pero eso no es lo importante: les deben enseñar lo necesario para desarrollar una profesión eminentemente práctica-manual-física, sin entrar a fondo en temas que se les escapan.
Pero ese es el problema, hay que ofrecer al público ocurrencias poco contrastadas en campos del conocimiento que no han adquirido ni tienen formación ni base para ello. Lo digo con crudeza pero con sinceridad: he conocido como se forman, compartido horas con fisioterapeútas durante sus prácticas formativas y, con perdón, conocimiento de la ciencia básica biológica, poco más que el Bachiller.l
Zapatero a tus zapatos.

Bien. Otros muchos estudios y revisiones sugieren lo contrario. En otras entradas de está página ya las he citado.
La función principal de la ciencia es refutarse a sí misma, cuando las evidencias inclinan la balanza hacia un lado u otro. cuando el peso de las evidencias es suficiente, se realiza una recomendación -en el caso de la nutrición las "evidencias" son muy difíciles- que seguirá vigente hasta que nuevos estudios las varíen.
Lo que no podemos hacer es como los diarios deportivos, que anuncian miles de fichajes por un equipo y, meses más tarde, cuando uno se consuma, publican en portada "ya lo había adelantado marca, ...." olvidando todos los que erraron.
Actualmente no hay evidencia contrastada de que la leche sea perjudicial para la salud, más bien al contrario. Tiempo habrá, cuando haya más datos, de cambiar esta recomendación.
Harvard está muy bien, pero la "autoritas" no existe en ciencia. Existen las pruebas y, hasta el momento, las revisiones hechas al respecto no van por ahí.

Sinceramente, lo que diga Harvard no me importa mucho ( eres tu quien necesitas esas cosas)

Lo que en mi propio cuerpo y en el de muchos pacientes he experimentado al respecto es mucho más influyente para mi.

Un saludo

Añadir nuevo comentario