Lumbago, lumbalgia o dolor lumbar, llámalo como quieras, descubre todo lo que necesitas saber, 14 vídeos sobre el tema

Publicidad
Lumbago, lumbalgia o dolor lumbar, llámalo como quieras, descubre todo lo que necesitas saber, 14 vídeos sobre el tema
No hay votos
22648
131
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En muchas ocasiones al presentar un fuerte dolor en la zona lumbar de la espalda automáticamente lo denominamos “lumbago”, pero ¿verdaderamente sabemos a qué hace referencia esta palabra y que podría causarlo? A continuación, en esta infografía hablaremos acerca de ello y su prevención. 

¿Qué es un lumbago o lumbalgia?

La lumbalgia o mejor conocida como “lumbago” es un fuerte dolor producido en la zona baja de la espalda como consecuencia de una afectación en alguna de las estructuras que componen la columna vertebral lumbar, bien sea por una afección muscular, ósea, del disco intervertebral o a nivel de los ligamentos.

¿Cuáles pueden ser las causas del lumbago?

Son diversas las causas que pueden producir dolor en la zona lumbar de la espalda y entre ellas encontramos:

  • Contracturas musculares
  • Hernias discales o protrusión discal
  • Desgarros musculares o ligamentosos
  • Otra causa podría ser la presencia de artritis o artrosis en esta zona.
  • Una causa muy frecuente de las lumbalgias o lumbagos, son movimientos mal realizados, como por ejemplo giros bruscos de la columna, alzamiento de peso de manera indebida, actividades repetitivas o la postura que adoptamos durante la jornada laboral al estar mucho tiempo sentados sin hacer pausas activas o el caso contrario, mucho tiempo de pie.

¿Qué síntomas presentamos al generarse una lumbalgia?

El síntoma característico es el dolor, sin embargo, el dolor se puede presentar de diferentes formas

  • De manera punzante e incapacitante, que suele aparecer cuando se genera un espasmo de la musculatura lumbar como mecanismo de defensa a un movimiento brusco. Un ejemplo de esto puede aparecer al realizar una gran carga de peso de manera incorrecta.
  • Dolor con irradiación hacia los miembros inferiores muy característico de compromiso neural.
  • Dolor a la palpación
  • Contracturas musculares
  • Incapacidad para moverse

Dependiendo de la gravedad de la afectación, estos síntomas pueden ser pasajeros o pueden tornarse crónicos.

Tratamiento del lumbago o la lumbalgia

Cuando esta afectación se presenta de manera aguda, lo primordial es guardar reposo durante 1 o 2 días para evitar que los síntomas empeoren, se puede complementar con analgésicos y antiinflamatorios para aliviar el dolor.

Además de esto, es ideal acudir a un fisioterapeuta que pueda emplear ciertas técnicas que contribuirán a que los síntomas se traten con mejor eficacia, como por ejemplo

  • Termoterapia
  • Ultrasonido
  • Masajes para liberar la tensión de los músculos comprometidos
  • Electroterapia
  • Técnicas manuales

El fisioterapeuta aplicará aquellas técnicas que considere necesarias para disminuir el dolor y restaurar la capacidad funcional normal del paciente. Es importante enseñarle a la persona, la higiene postural que debe mantener durante sus actividades laborales y de la vida cotidiana e incluso como deben realizarse ciertas actividades específicas como alzar pesos. 

Además, una vez superada la etapa aguda de la lumbalgia, el fisioterapeuta podrá establecer un programa de ejercicio terapéutico que permita fortalecer la musculatura y evitar posibles recaídas.

¿Cómo prevenir un lumbago o lumbalgia?

Para prevenir la aparición de esta afección, es importante principalmente mantener una buena higiene postural durante las actividades de la vida cotidiana, incluso al momento de realizar los quehaceres del hogar en donde en muchas ocasiones cometemos graves errores al intentar alcanzar un objeto que se encuentra superior a nosotros, al barrer, alzar del suelo un objeto pesado, etc.

De la misma manera la higiene postural es de gran importancia en nuestra área laboral, sobre todo si se trata de un trabajo en donde se debe permanecer gran cantidad de tiempo sentados o frente a un ordenador, ya que estas posturas mantenidas en el tiempo, suelen generar diversas consecuencias.

Otro aspecto importante para la prevención de la lumbalgia, es evitar el sedentarismo e implementar en nuestra rutina diaria el ejercicio físico, ya que esto nos ayudará a liberar las tensiones musculares adquiridas durante el día y tonificar nuestra musculatura.

Un último consejo, es realizar estiramientos diarios, incluso si se puede en la mañana y en la noche. Los estiramientos musculares en las mañanas, nos ayudarán a activar la musculatura para el trabajo que realizarán durante el día y por la noche, nos ayudan a liberar tensión, relajar los músculos y prepararlos para el descanso. 

Para más información, os compartimos la colección de vídeos que hemos grabado para abordar esta común lesión, que es, tipo de lesiones, tratamientos ejercicios y mucho más...

¿Te ha gustado la infografía? ¡Valórala!
No hay votos

comentarios (1)

Comentario

Avatar

hola que tal una pregunta si hay problemas de inclinacion de columna hacia alugun lado derecho o izquierdo sera que puedo usar un corrector de postura me duele las costillas lado derecho o que tipo de terapias hay para ayudar a enderesar pues no es mucho el daño

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments