Aprende a esculpir tu rostro mediante una rutina de automasaje

Promedio: 4.8 (13 votos)
3708
0
0

Atlas de Fisioterapia Integrativa - Libro Fiit concept

Un rostro definido permite lucir una mejor apariencia resaltando la belleza de las facciones. Aquí se explicarán una serie de ejercicios que ayudarán en la definición del rostro creando un efecto de lifting facial.

¿Qué debo tener en cuenta al realizar estas técnicas?

Estos ejercicios pueden ser incluidos en la rutina facial en un período de 5 a 15 minutos de 2 o 3 veces por semana, alternándolo con otras de las rutinas faciales que se encuentran en este portal, para obtener un mejor resultado. Se debe tener buen control y conciencia de la musculatura que se está trabajando, usando un espejo como apoyo para esto.

Técnicas para esculpir el rostro

Tonificación global

Tirando firmemente del pelo, se debe mirar hacia arriba, cerrar los ojos manteniendo esta mirada hacia arriba y posterior a esto, meter los labios, haciendo una pequeña sonrisa. Este gesto debe ser mantenido aproximadamente durante 15 segundos, por 2 a 3 repeticiones.

Automasaje con el talón de la mano

Se alterna con una mano de cada lado, subiendo por la zona del cuello con el talón de la mano, con una presión como si se intentara fijar la mano en el cuello, esculpiendo de esta manera toda esta zona.

Automasaje marionta - nasogeniano – ojos

Juntando los dedos índice y medio, se traza de manera profunda una línea a través de este recorrido desde la zona mentoniana hasta la frontal, bordeando las cejas. Haciendo esto de manera profunda y variando en velocidad.

Automasaje para definir el pómulo

Este ejercicio se realiza con el dedo pulgar, trazando el borde del pómulo desde la parte media hacia afuera. Mientras tanto, con el dedo índice se realiza el mismo recorrido en la parte superior del pómulo, favoreciendo también el drenaje y circulación de esta zona, disminuyendo las bolsas debajo de los ojos.

Esculpir con la palma de las manos

Masaje profundo con la palma de las manos llevando todo el tejido en un sentido ascendente y lateral. Para mayor facilidad, se realiza primero un lado y después el otro.

Automasaje “piano”

Con los dedos realizando un movimiento de “tecla de piano” se posiciona una mano en la zona de la sien del lado opuesto, procurando desplazar los tejidos en un sentido ascendente, buscando disminuir las “patas de gallo” que son comunes en esta zona

Automasaje “quita polvo”

El nombre de este ejercicio hacer referencia al movimiento que se debe realizar. Con ambas manos en sentido ascendente se hará sobre el rostro este movimiento de suaves palmadas, de manera rítmica manteniéndolo por aproximadamente un minuto.

Antes de iniciar a aplicar esta rutina de ejercicios y automasajes es recomendable tomar una foto del rostro para de esta manera poder observar los resultados

Y además:
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 4.8 (13 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar