Diagnóstico de la epicondilitis o codo de tenista . Cómo saber si la padeces.

Publicidad
No hay votos
145
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

El dolor lateral del codo puede resultar por diferentes causas, no necesariamente vinculadas con un Epicondilitis. Aprende cómo detectar un codo de tenista con los signos, síntomas y señales clave que a continuación expondremos:

Conceptos de Base

¿Qué es la Epicondilitis o codo de tenista?

El codo de tenista es una inflamación de los tendones que tienen su origen en la parte inferior del húmero que compone la articulación del codo, la Epicondilitis causa dolor al mover el codo y la muñeca, incluso al mover el mouse en la computadora.

¿Cómo se produce la Epicondilitis?

Esencial para el desarrollo de esta enfermedad y su curso es una tensión en los tendones extensores demasiado alta, que puede ser provocada por una carga inadecuada sostenida o por el desequilibrio de los grupos musculares afectados del antebrazo, por ejemplo, sobrecarga de la musculatura extensora, que no se compensa con un aumento correspondiente en la actividad de los flexores. Los factores que aumentar la probabilidad de sufrir Epicondilitis son la edad debido al deterior progresivo del sistema óseo y conectivo, actividades laborales y deportivas que implican gestos repetitivos.

Signos y Síntomas

Dolor en el epicóndilo a la palpación y movimientos que puede irradiar al antebrazo

Un signo destacable en la Epicondilitis es la hipersensibilidad cuando se toca la zona lateral al codo. El dolor empeora cuando se realiza movimientos de estirar el brazo. Este dolor se puede ver parcialmente irradiado en el antebrazo, la mano, los dedos o también la parte superior del brazo.

Dolor a la extensión de muñeca y supinación y al asir objetos

La toma y elevación de objetos con la mano puede desencadenar dolor en el codo, debido a que los músculos encargados de la extensión de muñeca son los que se encuentra afectados. Así que acciones como alzar una taza de café pueden resultar difíciles de realizar debido a que el punto de inserción del tendón en una Epicondilitis no se puede cargar como de costumbre y los músculos del antebrazo se agotan más rápido.

¿Cómo lo detectamos?

Los signos y los síntomas característicos de la Epicondilitis pueden ayudar eficazmente al diagnóstico de la misma, sin embargo, para confirmarla los fisioterapeutas evaluamos la calidad del movimiento del codo y la muñeca, para evaluarlo contamos con pruebas de valoración como la prueba de Cozen, la cual consiste en indicarle al paciente una flexión dorsal y ofrecer una resistencia que permitirá desencadenar el dolor característico de una Epicondilitis, también la presencia de sensibilidad puede confirmar su diagnóstico.
La verificación de la fuerza y la flexibilidad, que muestra limitaciones de movimiento, aunque puede presentarse en diversos grados, eventualmente asegurará el diagnóstico. Para descartar otros posibles daños en la articulación del codo como causa de la molestia, se puede indicar una radiografía, una resonancia magnética (RM) o un examen de ultrasonido del codo afectado, con lo que se evidencia el estado actual del tendón y los músculos extensores involucrados.

Y además:
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar