Kinesiotaping o Vendaje Neuromuscular para tonificar los músculos oblícuos externos

Publicidad
No hay votos
5958
115
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En este vídeo te explicamos cómo tonificar los músculos oblicuos externos con la aplicación de vendaje neuromuscular, una herramienta muy utilizada por los fisioterapeutas, sobre todo en el ámbito deportivo. Te explicaremos todos los parámetros de movimiento que hay que tener en cuenta a la hora de aplicar este vendaje en este músculo, parámetros muy importantes para una aplicación exitosa del vendaje.

Recuento anatómico: oblicuos externos 

Los oblicuos externos son músculos ubicados en el abdomen, específicamente entre la 5ta y la 12va costilla, donde se ubica su origen. Las fibras descienden y pueden insertarse en la cresta ilíaca y la línea alba, incluso hasta el tejido aponeurótico ubicado en el vientre.

Los oblicuos externos al contraerse realizan una serie de movimientos: inclinación hacia el mismo lado, rotación heterolateral y puede participar en la flexión de tronco. Debido a los movimientos que realiza debemos de colocar el músculo en máxima elongación a la hora de aplicar el vendaje, posición que se logra realizando exactamente los movimientos contrarios que este músculo realiza: inclinación heterolateral, rotación homolateral y discreta extensión. Mantener esta posición en bipedestación para aplicar el vendaje cuesta mucho, por lo tanto se procede a colocarlo decúbito supino.

Aplicación del vendaje neuromuscular para tonificación de oblicuos externos

En cuanto colocamos al paciente boca arriba debemos de jugar con la posición de las piernas y el tronco para poder aplicar el vendaje con éxito. Las piernas, si se colocan hacia el lado contrario al músculo a trabajar simulan el movimiento de rotación homolateral necesario para aplicar el vendaje, mientras que se puede utilizar el brazo de la persona para que realice el movimiento de inclinación heterolateral.

Una vez ubicada la posición se pasa a medir el vendaje. Se toma la medida desde las costillas hasta la línea alba, se prepara el vendaje (incluyendo siempre la preparación de la base y el recorte de los bordes de forma redondeada). Mientras se prepara el vendaje se coloca al paciente en posición neutra, no sólo para que descanse de mantener la postura, sino para fijar luego la base sin tensión en la piel. La base debe de fijarse en las costillas, mientras que el cuerpo y el otro extremo se adhieren hacia la línea alba luego de volver a colocar al paciente en la posición de máxima elongación.

Con estos parámetros que te explicamos tendrás siempre éxito en tu aplicación de vendajes neuromusculares en el oblicuo externo. Síguenos para que no te pierdas de otras aplicaciones de vendaje neuromuscular.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments