Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

¿Por qué es tan vulnerable el suelo pélvico en el embarazo y por qué lo puedo lesionar si no lo cuido? 5 causas que lo pueden dañar durante el embarazo

No hay votos
118
0
0

El suelo pélvico es el conjunto de músculos encargados de cerrar la pelvis en parte más interna e inferior de ella, es decir tapizan la pelvis en su parte inferior.

Durante el embarazo el suelo pélvico se vuelve mucho más vulnerable a sufrir lesiones, y esto se debe a diferentes factores entre ellos los hormonales en los que la relaxina y la progesterona ayudan a reblandecer la zona del pubis y la matriz para facilitar la salida del bebé a través del canal de parto, por lo que está distensión de los músculos relaja los ligamentos y con determinados ejercicios se puedan lesionar.

"Durante el embarazo el suelo pélvico se vuelve mucho más vulnerable a sufrir lesiones."

Por otra parte los factores biomecánicos, la postura de una embarazada se modifica aumentando la lordosis lumbar, dejando que todo el peso se vaya hacia la zona anterior y en los momentos de esfuerzos las presiones se vayan hacia delante donde no existe mucha protección y no puedan sostener de la misma forma, por lo que el suelo pélvico suele ser más vulnerable.

Y por último el aumento de peso de la mamá, el cual ejerce presión hacia la zona pélvica en conjunto con la presión que genera el bebe, el cual sobrecarga esta zona y la hace mucho más frágil.

cosas que no debes hacer en el embarazo para no dañar el suelo pélvico

En este vídeo te mostramos 5 cosas que no debes realizar si no quieres dañarte el suelo pélvico embarazada:

No realices ejercicios con impacto

Esto se debe a que durante el embarazo el suelo pélvico se encuentra mucho más blando y con el impacto pueden caerse los órganos del suelo pélvico y que además la carga que tenga que soportar sea mucho mayor. 

No realizar abdominales clásicos

Existen otras formas de fortalecer el abdomen durante el embarazo pero esta no es la más recomendada ya que puede ser muy perjudicial para la zona abdominal ya que puede separarse la musculatura, además de incrementar las presiones en el suelo pélvico. 

No aguantes el aire en los ejercicios

Es importante no realizar esfuerzos con el aire dentro bien sea al realizar un ejercicio o cualquier otra actividad, cuando necesites realizarlo debes soltar completamente el aire para no sobrecargar el suelo pélvico de mucho más peso. Debes recordar siempre mantener una buena respiración.

No cargues peso en malas posiciones

Lo ideal es cargar el peso de manera de distribuir de forma equilibrada en todo el cuerpo, flexionando las rodillas, soltando el aire, manteniendo la pelvis neutra para lograr que el peso de distribuya de forma equitativa.

Aprende a ir al baño de forma correcta

Es de vital importancia que al ir al baño adoptemos un ángulo menor a los 90° como si estuvieras de cuclillas porque la angulación del recto va a ser muchísimo mas favorable que si lo haces como habitualmente se realiza, es decir a 90°. Recordar también que al ir año debes soltar el aire, de manera de no hacer presión y empujes el suelo pélvico.

El suelo pélvico es una estructura muy vulnerable en el embarazo y que existen diversas formas que pueden dañarlo o lesionarse. 

 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar