Qué es el diagnóstico fisioterápico, para que sirve y como funciona

Publicidad
No hay votos
1242
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cualquier tratamiento de fisioterapia está fundamentado en el Diagnóstico Fisioterapéutico sin él es imposible tener un adecuado y certero enfoque de tratamiento, con los resultados obtenidos en el diagnóstico es posible determinar el origen exacto de la afección y atacar directamente con lo que se asegurará la solución de cualquier afección o disfunción. En este artículo te vamos a hablar sobre el Diagnóstico Fisioterapéutico:

Historia del Diagnóstico Fisioterapéutico

Desde que la Fisioterapia se ha visto como disciplina terapéutica, el Diagnóstico Fisioterapéutico ha estado presente para guiar las acciones de la misma, teniendo claro esto se habla de Fisioterapia en las más antiguas civilizaciones tales como la egipcia, la griega, la china y la mesopotámica, ya que muchos procedimientos de Fisioterapia tienen sus orígenes hace mucho tiempo. 
Sin embargo, no es sino hasta 1984 que la APTA (Asociación Americana de Fisioterapeutas) hace referencia que puede haber un diagnóstico propio del fisioterapeuta basado en sus conocimientos y experiencia, sin embargo no establece su uso y si es permitido exponer cómo un diagnóstico. Ya 1988 cuando la Doctora en Fisioterapia Shirley Sahrmann habla concretamente del Diagnóstico Fisioterapéutico en la Universidad de Washington en St. Louis, formulando la primera definición del diagnóstico fisioterapéutico que sirve como base para su reconocimiento en el campo médico, entonces ella declara que el diagnóstico fisioterapéutico es “el término que describe las disfunciones esenciales, objeto de tratamiento del fisioterapeuta. La disfunción es identificada sobre la base de las informaciones obtenidas a partir de la historia de la enfermedad, los signos, síntomas, exámenes y tests que él mismo ejecuta o solicita”. 
En 1989 Diane Ursprung Jette introduce en la práctica de fisioterapia la CIDDM (Clasificación Internacional de Deficiencia, Discapacidad y Minusvalía) con la finalidad de concebir un diagnóstico de manera ordenada, siendo modificada a CIF (Clasificación internacional de funcionalidad) permitan conocer realmente la condición funcional de un individuo.
Sin embargo, para ese tiempo todavía el diagnóstico fisioterapéutico entraba en competencia con el diagnóstico médico, lo cual es erróneo ya que debe complementarlo Desde la perspectiva del análisis de la función y disfunción del movimiento humano. Éste hecho lo clarifica la descripción que realiza en 1999 la WCPT (Confederación Mundial de Fisioterapia, siglas en inglés) sobre la postura diagnóstica fisioterapéutica a partir del desarrollo de la Clasificación Internacional del Funcionamiento (CIF).
En la actualidad, el diagnóstico fisioterapéutico ha sufrido variedad de cambios y hoy en día se hace uso de los modelos de diagnóstico, como el desarrollado por la OMS (organización mundial de la salud) la CIF y la realizada por la APTA, ambas proveen las herramientas de manera clasificada propicias para la construcción de un diagnóstico fisioterapéutico. 

Cómo se trabaja con el Diagnóstico Fisioterapéutico

Al realizar el proceso de Diagnóstico Fisioterapéutico, los fisioterapeutas inicialmente pueden necesitar obtener información adicional incluida el diagnóstico de otros profesionales de la salud. Mediante una entrevista y un examen detallado al paciente que incluye información sobre la limitación de la función en las actividades de la vida diaria conduce al reconocimiento de patrones de disfunción del movimiento y la generación de hipótesis que indican qué estructuras y funciones corporales pueden verse afectadas. 
Con lo anterior, el fisioterapeuta lleva a cabo pruebas y medidas específicas para investigar la hipótesis diagnóstica, mientras se identifica el vínculo entre impedimentos, la limitación de actividad y la restricción de participación. La relación entre la enfermedad del afectado y los factores contextuales que influyen en el individuo se explora para encontrar la causa de la discapacidad resultante y por ende el diagnóstico fisioterapéutico.
Además el diagnostico fisioterapéutico puede variar dependiendo del sistema de diagnóstico escogido, podemos clasificar los más utilizados: el sistema de diagnóstico APTA (Asociación Americana de Terapia Física, siglas en inglés) y la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento), ambos están orientados a describir la disfunción primaria que da el enfoque del tratamiento, siendo así el: 

  • Diagnóstico Fisioterapéutico basado en la APTA (Asociación Americana de Terapia Física, siglas en inglés): el diagnóstico en éste caso está orientado por selección de los patrones de práctica divididos por dominios (integumentario, cardiopulmonar, neuromuscular, musculoesquelético). Cada patrón que se toma en cuenta incluye:
  1. Etiqueta del diagnóstico basada en deficiencias.
  2. Nivel de limitación a la actividad.
  3. Restricción de la participación.
  • Diagnóstico Fisioterapéutico basado en la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento): en éste caso se enfocan en la interacción del trastorno o la enfermedad con el medio en que se desenvuelve el afectado. Los componentes que se relacionan para obtener un diagnóstico son:
  1. Condición de salud (Trastorno o enfermedad).
  2. Funciones y estructuras corporales (deficiencias).
  3. Actividad (limitación en la actividad).
  4. Participación (restricciones en la participación).
  5. Factores contextuales ambientales.
  6. Factores Contextuales Personales.

Cómo funciona y cuáles son los efectos del Diagnóstico Fisioterapéutico

Sobre la base de la evaluación y preparación del Diagnóstico Fisioterapéutico, el fisioterapeuta puede acordar el objetivo de la terapia con el paciente y elaborar un plan de tratamiento que contenga las medidas necesarias. Después de cada tratamiento, los resultados se revisan y el plan de tratamiento se ajusta según sea necesario.
Siendo así, el objetivo del Diagnóstico Fisioterapéutico es diagnosticar las deficiencias del sistema de movimiento para guiar la intervención para que la disfunción y la discapacidad se puedan minimizar. Con lo cual se también se consigue:

  • Identificar grupos de disfunciones del sistema de movimiento.
  • Establecer las bases para un programa de intervención fisioterapéutica.
  • Clasificar las disfunciones en lugar de enfermedades.
  • Permite un tratamiento más certero y efectivo.
  • Contribuye al cuidado de la salud.
  • Contribuye al desarrollo de la investigación.
  • Aumenta la efectividad de la práctica clínica,

Diagnósticos que se consiguen con el Diagnóstico Fisioterapéutico

La experiencia en la ciencia del movimiento del fisioterapeuta, permite identificar los factores clave que subyace al movimiento y la presencia de la disfunción del movimiento, que a menudo están separados de la enfermedad dada por el diagnóstico médico. A través del diagnóstico diferencial es posible detectar y tratar eficazmente impedimentos del sistema de movimiento, limitaciones funcionales o discapacidades. Siendo así, dependiendo del modelo de diagnóstico puede variar el diagnostico fisioterapéutico los más utilizados son:

  • Diagnóstico Fisioterapéutico basado en la APTA (Asociación Americana de Terapia Física, siglas en inglés): 
  1. Integumentario: Deficiencia en la integridad integumentaria asociada con compromiso superficial en la piel. (Úlcera por presión)
  2. Cardiopulmonar: Deficiencia en la ventilación, respiración e intercambio de gases con falla respiratoria. (EPOC)
  3. Neuromuscular: Deficiencia en la función motora e integridad sensorial asociada con polineuropatía aguda. (Síndrome de Guillain-Barre)
  4. Musculoesquelético: Deficiencia en la movilidad articular, función motora, rendimiento muscular y rangos de movimiento asociados a artroplastia articular. (Artroplastia de Cadera)
  • Diagnóstico Fisioterapéutico basado en la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento): 
  1. Deficiencia grave en las funciones del SNC originada por accidente de tránsito, limitación completa para el desarrollo de sus actividades y restricción completa para la participación por lo que presenta una discapacidad transitoria (Trauma Craneoencefálico).
  2. Deficiencia grave en las funciones del sistema respiratorio que le produce una limitación grave para el desarrollo de actividades y limita la participación, por lo que presenta una discapacidad transitoria (EPOC)
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar