Qué es la osteopatía, para que sirve y como funciona

Publicidad
No hay votos
232
0
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La Osteopatía es una forma especial de la terapia manual que puede aliviar muchas dolencias, incluso aquellas para las que ningún médico encuentra una causa. Muchos fisioterapeutas ahora también ofrecen tratamientos osteopáticos para tratar problemas musculoesqueléticos. Conoce a continuación los aspectos más importantes en la Osteopatía:

Historia de la Osteopatía

La Osteopatía existe desde mediados del siglo XIX, cuando después de sufrir la pérdida de 4 de sus hijos a causa de distintas enfermedades el Dr. americano Andrew Taylor Still estudió ampliamente la anatomía y la relación entre todos los sistemas corporales, lo que lo llevo a crear en 1874 un nuevo enfoque de tratamiento, llamándole Osteopatía y posteriormente fundó la Escuela Americana de Osteopatía en 1892 en el estado de Kirksville-Estados Unidos. Su Osteopatía era muy popular en la primera mitad del siglo XX, se reconoció legalmente en más y más estados de Estados Unidos.
Más adelante gracias al Dr. John Martin Littlejohn (alumno del Dr. Still) la Osteopatía llegó a Europa en 1917 con la fundación de la Escuela Británica de Osteopatía abierta en la actualidad. Ya a comienzos del siglo XX en 1939, el Dr. William Garner Sutherland (también alumno del Dr. Still) aplica los conceptos osteopáticos al cráneo, extendiendo el uso de la Osteopatía hacia el área craneal, además hizo valiosas aportaciones a la Osteopatía en ese momento, incluyendo el movimiento respiratorio primario como una herramienta diagnóstica y terapéutica importante para los osteópatas, además comienzan mayores investigaciones en la Osteopatía.
Otro hito importante en la Osteopatía ocurrió en la década de 1980, gracias al osteópata francés Jean-Pierre Barral, se comienza a estudiar y tratar los órganos internos con Osteopatía, extendiendo de esta manera la Osteopatía a la llamada área visceral. En la actualidad, un número significativo de osteópatas continúan valorando y desarrollando la sabiduría y las enseñanzas originales establecidas por el Dr. Still, buscando una comprensión más profunda de la Osteopatía. 

Cómo se trabaja con la Osteopatía

El comienzo del tratamiento osteopático es la anamnesis, en una conversación detallada, en donde el experto en Osteopatía no solo pregunta acerca de los síntomas agudos, sino que también pregunta la historia clínica del paciente, incluidos otros tratamientos médicos. Luego, el experto en Osteopatía usa sus manos para examinar al paciente, sintiendo posibles bloqueos y disfunciones. En su diagnóstico, también tiene en cuenta otra información disponible, como las radiografías y otros estudios.
El tratamiento en sí consiste únicamente en suaves técnicas manuales que actúan sobre la fascia y liberan la tensión y están diseñadas para restablecer la movilidad ininterrumpida de las estructuras corporales individuales entre sí. La elección de las técnicas se realiza en función de los resultados de la evaluación y varían dependiendo del tejido dañado o factor causante de los síntomas, también las técnicas van a variar en función al efecto que se quiere obtener. Siendo así, las técnicas fundamentales usadas en Osteopatía son: 

Técnicas estructurales: van a estar dirigidas al sentido de la barrera, superando la restricción o movilidad sin generar dolor.

  • Estiramiento de músculos, aponeurosis y ligamentos.
  • Movilizaciones pasivas.
  • Técnicas de energía muscular.
  • Técnica con Thrusts o manipulación con impulso.

Técnicas funcionales. van en el sentido de la reducción del espasmo muscular.

  • Técnica de Hoover (posicionamiento de equilibrio dinámico recíproco).
  • Técnica de Johnston (manipulación funcional que implican leve resistencia sobre el segmento lesionado).
  • Técnica de Jones (compresión isquémica progresiva).
  • Técnica de Sutherland (tensión articular ligamentosa).

Normalmente, el tratamiento osteopático dura corto tiempo, pero a veces el efecto solo se produce después de dos o tres semanas, cuando el cuerpo reacciona a él.

Cómo funciona y cuáles son los efectos de la Osteopatía

El organismo humano consta de variadas estructuras, las cuales se encuentran interconectadas por un tejido conectivo denominado fascia, las limitaciones de movimiento pueden extenderse desde la fascia y mostrarse en otro lugar del cuerpo debido a la restricción. En consecuencia, la osteopatía trabaja trastornos del movimiento mediante manipulaciones específicas, éste tratamiento osteopático está establecido en varios principios:

  • Estructura y función: si la función cambia, la estructura también cambia. Siendo así, en caso que los huesos o músculos no realizan su función, se debilitaran y atrofiarán; y en caso que sean funcionalmente muy activos aumentarán su forma y tamaño. Lo mismo se aplica a todas las demás estructuras del cuerpo: más funcionalidad generalmente conduce a más estructura y viceversa.
  • Unidad inseparable: el organismo consta de innumerables estructuras, todas las cuales están relacionadas directa o indirectamente. La conexión de las estructuras se realiza mediante las fascias que conectan estructuras que necesariamente no tienen nada que ver funcionalmente entre sí. Esto explica por qué las causas de una enfermedad a menudo causan molestias en otras partes del cuerpo.
  • Poderes de autocuración: el cuerpo presenta poderes de autocuración para mantener la salud o recuperar la enfermedad, estos se manifiestan de diversas formas, con la Osteopatía se apoya estos poderes de autocuración mediante técnicas manuales.

Siendo así con la Osteopatía se consigue tratar disfunciones de movimiento y obtener resultados como:

  • Restauración del movimiento.
  • Disminución del dolor.
  • Normalización del tono muscular.
  • Reactivación de los mecanismos de autocuración.
  • Mejoramiento de las funciones orgánicas.
  • Aumento de las defensas naturales.
  • Previenen trastornos a largo plazo.

Indicaciones y Patologías tratadas con la Osteopatía

Son variados los beneficios que se pueden obtener desde la Osteopatía, por lo que la convierte en un tiramiento indicado en caso de:

  • Disfunciones articulares (lesiones deportivas, dolores articulares): con las técnicas Thrusts se obtienen excelentes resultados en el juego articular, liberando adherencias que estén restringiendo el movimiento y también induce positivos efectos en el tono muscular.
  • Contracturas o espasmos musculares: la técnica de estiramiento permite normalizar el tono mientras que la técnica funcional Jones va a permitir retirar energía y reducir el tono.
  • Lesiones ligamentarias: las técnicas de estiramiento, las movilizaciones y la técnica funcional de Sutherland serán eficaces para normalizar la tensión en los ligamentos afectados.
  • Trastornos gastrointestinales y ginecológicos (incontinencia urinaria, trastornos digestivos, síndrome pre-menstrual): dependiendo del caso las técnicas de músculo energía permite aumentar el tono muscular,, mientras que las técnicas neuromusculares o bien los Thrusts permiten normalizar el tono muscular
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar