¿Qué pasa con el cuerpo humano en el espacio?

  • Imagen de Aibil Yglesias
    Aibil Yglesias
    Fisioterapeuta / Ftp. Músculo-Esqueletica / Ftp. Respiratoria

    Soy Licenciada en Fisioterapia de la Universidad Central de Venezuela y Técnico en Órtesis y Prótesis. Además, me he formado en terapia manual ortopédica, rehabilitación de suelo pélvico, rehabilitación cardíaca, fisioterapia invasiva así como diferentes herramientas terapéuticas. 

No hay votos
2432
0
0

Los cambios que el entorno espacial provoca en el cuerpo humano han sido estudiados durante mucho tiempo. Para obtener una visión general de todos los cambios y las repercusiones que experimenta el cuerpo de un astronauta en el espacio te invitamos a leer el siguiente artículo.

Factores estresantes a los que está sometido el cuerpo en el espacio

Nuestro cuerpo ha evolucionado para funcionar bajo la influencia de la gravedad pero cuando la fuerza gravitatoria es cero, las funciones corporales ya no se regulan como en la tierra. Desde los fluidos corporales que fluyen de manera incorrecta hasta el ADN que se expresa de manera diferente, los viajes espaciales ejercen presión sobre el cuerpo humano, incluso el de un astronauta con excelente estado de salud.

Los rayos cósmicos y la ingravidez en particular pueden causar daños masivos al cuerpo. Las consecuencias afectan a casi todos los sistemas: corazón y sistema circulatorio, músculos y huesos, cerebro, metabolismo, sistema inmunitario, piel, vías respiratorias y, a nivel molecular, material genético y división celular. En la Tierra, el campo magnético y la atmósfera protegen a los seres vivos de los rayos del sol y del espacio profundo. En un hábitat en la superficie de la luna la radiación podría ser hasta 588 veces mayor.

Características del espacio

El espacio es un “vacío”, o sea, es un espacio absolutamente vacío, sin aire y sin presión. En este entorno especial, las sustancias se comportan repentinamente de manera muy diferente a la presión atmosférica normal tal como la conocemos. El vacío es uno de los mayores desafíos para los astronautas.

Efectos del espacio en la fisiología humana

Un vuelo espacial puede ser peligroso porque el cuerpo cambia en el espacio, el entorno se percibe de manera diferente y el cuerpo se mueve en condiciones de ingravidez, por lo que los huesos y los músculos se alivian de forma permanente y, por lo tanto, se produce una pérdida de masa muscular y hueso que dificulta a las personas seguir en el espacio. Los astronautas pierden el sentido de orientación, la conciencia de “arriba y abajo” y tienen que reajustarse por completo a su entorno durante un tiempo.

Los astronautas se marean en el espacio, lo que significa que se enferman y se desorientan y tienen que tratar de acostumbrarse a la nueva situación para completar con éxito su misión. Los ojos y el sentido del equilibrio en el oído obtienen una nueva e importante tarea, porque el entorno se percibe y los movimientos se controlan a través de los ojos, ya que el sentido del equilibrio en el espacio no existe y cambia mucho la percepción. Además, la radiación cósmica tiene un impacto significativo en el cuerpo humano, porque el sistema inmunológico está muy debilitado y, por lo tanto, puede tener un impacto negativo significativo en la salud del astronauta y el progreso de la misión.

Efectos físicos

La deformación de los globos oculares es frecuente en los astronautas, la redistribución de los fluidos corporales en la ingravidez cambia la hemodinámica (la distribución de la sangre en los vasos) en todo el organismo, esto no solo ejerce presión sobre los ojos, sino que también cambia numerosos procesos fisiológicos en otros órganos. El cuerpo humano está adaptado a la gravedad de la tierra, la ingravidez representa para él un estado antinatural: la circulación se ralentiza, se pierde masa muscular y ósea. La columna vertebral, que, como todo el sistema musculoesquelético, está orientada hacia la marcha erguida, sufre particularmente más, teniendo un riesgo cuatro veces mayor de sufrir una hernia de disco. Además, otros cambios destacables que puede sufrir el cuerpo humano en el espacio son:

  • Cambio de la estatura, como resultado de la ingravidez la columna no está bajo la presión descendente en la tierra aumentando así la separación entre los discos intervertebrales.
  • Hinchazón en la cara porque los líquidos al no haber gravedad tienden a viajar desde las extremidades y tienden a acumularse más en la cara.
  • El corazón se vuelve esférico y más pequeño con una reducción muy considerable, esto tiene que ver nuevamente con la falta de gravedad el corazón no tiene que bombear sangre venciendo esa gravedad y entonces se atrofia.
  • Caída de uñas, tiene que ver con los guantes que utilizan para las salidas fuera de la nave, son unos guantes muy especiales que funcionan bajo succión.

Efectos psicológicos

En cuanto a las facultades cognitivas, la mayoría de ellas (vivacidad mental, orientación espacial, etc.) permanecen inalteradas en el espacio. Por lo tanto, los astronautas pueden mantener un alto nivel de rendimiento mental durante largas misiones. Solo podemos adivinar los efectos a largo plazo, porque cada astronauta se supera a sí mismo en el espacio.

¿Qué retos tiene el ser humano en el espacio?

Los rayos cósmicos y las ráfagas de radiación del sol aumentan el riesgo de cáncer. Por lo tanto, los astronautas deben estar lo mejor protegidos posible. La masa muscular y la fuerza ósea también disminuyen en el espacio, lo que no siempre se puede compensar con el entrenamiento. Las toxinas ambientales también acechan en la Luna o Marte (que es parcialmente tóxico), y aún no se conocen todos los componentes químicos y su repercusión sobre el cuerpo humano.

¿Cómo viven los humanos en el espacio?

Durante la estancia a bordo de una Estación Espacial, los astronautas tienen que vivir y trabajar en un entorno muy diferente al de la Tierra. Allí también tienen que lavarse, ir al baño, comer, beber y mantenerse en forma y saludables. Todas estas actividades deben adaptarse a las condiciones de ingravidez que prevalecen en el espacio:

  • Higiene personal, los astronautas se cepillan los dientes con normalidad, al igual que nosotros, sólo que se tragan la pasta de dientes y luego se limpia la boca con un paño húmedo.
  • Los astronautas tienen que abrocharse el cinturón para no alejarse flotando durante las idas al baño, hacen uso de un tubo de succión que tira los desechos a un agujero con un chorro de aire. Los residuos sólidos son comprimidos y almacenados para su posterior disposición. La orina se recolecta y luego se envía para su reciclaje.
  • Para tener comida, el alimento tiene que ser sometido a un tratamiento especial para que tenga una larga vida útil y tenga una masa baja que pueda permitirse en el espacio.
  • Los astronautas deben tomarse el tiempo para hacer ejercicio para mantenerse en forma y saludables, para que de esta manera puedan realizar su trabajo.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar