Agujetas. Qué són y qué podemos hacer para remediarlas

Agujetas. Qué són y qué podemos hacer para remediarlas
arriba
Me gusta
60153
164
5
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Seguramente la mayoría de vosotros ha padecido en algún momento de vuestras vidas las tan sufridas agujetas. Molestas, dolorosas y en muchas ocasiones deseadas por aquellos que practican deporte ya que se supone que el ejercicio físico ha surtido efecto pero…¿Sabemos realmente que son y qué podemos hacer para evitarlas y/o tratarlas?

¿Qué son las agujetas?

Las agujetas, o el término científico dolor muscular de aparición tardía o DMAT (en inglés DOMS, de las siglas delayed onset muscle soreness) es el dolor del músculo esquelético que aparece como consecuencia a una actividad física de cierta intensidad a la que no estamos acostumbrados.

El inicio del dolor se da, de forma característica, a las 12-24 h después de realizar la actividad. Su pico de intensidad es a las 48 h (los pacientes refieren que “hoy me duele incluso más que ayer”), y puede prolongarse hasta 3-7 días, según la intensidad de las mismas.

Los síntomas que presenta el paciente son: tensión  muscular, sensibilidad, pérdida de fuerza y tumefacción en los músculos asociados.

¿Por qué se producen las agujetas?

A lo largo de la historia se han expuesto 2 teorías acerca del por qué se producen las agujetas:

Teoría del ácido láctico

La teoría del ácido láctico expone que el dolor muscular se produce por una acumulación del ácido láctico entre los músculos. El ácido láctico es un desecho del metabolismo que se cree que se cristaliza y genera el dolor en el músculo.

Sin embargo se ha demostrado que hay gente que tiene agujetas a pesar de no generar ácido láctico, lo que nos lleva a la segunda teoría.

Teoría inflamatoria

La fricción generada por el movimiento constante de las fibras musculares hace que se generen roturas y una inflamación en el músculo. La inflamación por supuesto generará el dolor los siguientes días luego de haber hecho ejercicio.

Causas de las agujetas

 Ya sabemos que son las agujetas pero ¿ qué las produce?. Existen cuatro teorías que hablan de la aparición de las agujetas: metabólica, mecánica, inflamatoria y neurogénica.

Metabólica

Actualmente esta teoría está descartada, pero durante muchos años se pensaba que era la verdadera causa. Se asociaba el dolor a una cristalización del ácido láctico secundario a los ejercicios de alta intensidad. Se ha comprobado que la mayoría de este ácido láctico se elimina por oxidación y que el resto se usa para la síntesis de glucógeno.

Mecánica

Se considera la teoría más aceptada. El músculo esquelético sometido a un esfuerzo de alta intensidad, sobre todo en las contracciones excéntricas, provocando así la ruptura de fibras musculares.

Inflamatoria

Como consecuencia de la ruptura de fibras musculares, se produce una migración de células inflamatorias al lugar de la lesión. Éstas estimulan los receptores del dolor del músculo, por lo que provocan la hipersensibilidad en el paciente.

Neurogénica

Se ha propuesto que cuando una persona sufre DOMS se produce una alteración en la interpretación de las sensaciones en el sistema nervioso central, de forma que los estímulos no dolorosos se convierten en dolorosos.

¿Qué podemos hacer como prevención de las agujetas o para remediarlas una vez aparezcan?

Los métodos más eficaces en la prevención y el tratamiento del DOMS son el masaje, la aplicación de paños calientes  a nivel local (en el músculo que nos duele), y la inmersión del miembro en agua (hidroterapia). También se recomienda hacer estiramientos suaves y progresivos.

Se ha observado que la aplicación de hielo tras la aparición de las agujetas no produce mayor mejoría de los síntomas que un placebo, por lo que se descarta del tratamiento.

Lo importante es que el paciente sepa que es un dolor intenso, pasajero, que requiere de cierto reposo y que nos ayuda en la práctica deportiva a encontrar donde se encuentra nuestro fallo muscular.

Agujetas - Qué son y remedios para prevenirlas o quitarlas

¿Has sentido dolor al siguiente día de hacer ejercicio a pesar de que no has tenido ninguna lesión? Probablemente sufres de agujetas. En el siguiente vídeo te explicaremos lo más resaltante de las agujetas y sobre todo que puedas aprender a prevenirlas luego de que haces ejercicio.

Auto-masaje del gemelo y soleo con rodillo para contracturas y sobrecargas

En este vídeo, mostraremos como realizar un estupendo auto-masaje de los músculos gemelos y sóleo.

Conclusión

Las agujetas o DMAT aparecen luego de una actividad física muy intensa para la que el cuerpo no se encontraba preparado. Muchos hemos pasado por esto luego de hacer ejercicio sin tomar en cuenta el nivel de intensidad del mismo o si nuestra condición física estaba acorde para él.

Los síntomas de las agujetas aparecen 12-24 horas después de la actividad y se agravan a las 48 horas. Estos síntomas son: tensión muscular, sensibilidad, disminución de la fuerza y tumefacción de los músculos asociados. Su causa, como pudimos ver está basada en cuatro teorías: metabólica, mecánica, inflamatoria y neurogénica.

Debemos recordar que las agujetas son pasajeras, se irán solas luego de guardar reposo. De igual forma se puede ayudar a disminuir los síntomas con estiramientos suaves y uso de paños calientes o hidroterapia.

 

Ver comentarios (5)

Añadir nuevo comentario

Autor

Trabaja en:

Suscríbete a nuestro canal

¡Ya somos más de 1.300.000!