Cómo aprender a escuchar tu cuerpo

Cómo aprender a escuchar tu cuerpo
  • Imagen de Iñigo Junquera
    Iñigo Junquera
    Fisioterapeuta / Terapia manual y RPG

    He estudiado mucho, he leído muchos libros, he analizado y reflexionado hasta la saciedad, he tratado siempre de profundizar con espíritu crítico.... y con el paso del tiempo, cada vez creo que el cuerpo, la naturaleza y la vida son muuuucho más grandes de lo que ninguna persona o ciencia sean nunca capaz de conocer y analizar.

Promedio: 5 (3 votos)
4527
0
0

En la ajetreada sociedad actual a menudo pasamos por alto una conexión invaluable que poseemos: nuestro propio cuerpo. Escucharlo y entender sus señales es esencial para el cuidado de nuestra salud física y emocional. Aprender a escuchar tu cuerpo es un proceso que implica desarrollar una mayor conciencia de tus sensaciones físicas y emocionales. Al sintonizar con tu cuerpo, podrás identificar mejor sus necesidades y cuidarte adecuadamente. 

Descubriremos cómo el autocuidado puede repercutir de forma positiva en nuestro bienestar emocional. Al integrar la escucha activa de nuestro cuerpo en la terapia psicológica potenciamos un enfoque integral para sanar y crecer emocionalmente, encontrando un equilibrio que beneficia tanto a nuestra mente como a nuestro cuerpo.
 
A continuación encontrarás algunas estrategias conscientes para ayudarte en este proceso.

Fomenta la escucha activa

La escucha activa del cuerpo es la capacidad de prestar atención consciente a las señales y sensaciones físicas que experimentamos en nuestro cuerpo. Para fomentarla, es fundamental tomarnos momentos de calma y quietud para sintonizar con nuestras sensaciones corporales, como la respiración, las tensiones musculares o las emociones físicas. 
Por otro lado, practicar técnicas de relajación y meditación también puede ayudar a desarrollar esta habilidad y permitirnos conectar de manera más profunda con nuestro propio cuerpo y comprender mejor nuestras necesidades y emociones internas.

Cuando aprendas a escuchar de forma activa a tu cuerpo, presta atención a las señales que te envía tu cuerpo ante diversas situaciones, aprende a diferenciar las sensaciones de hambre, sed, cansancio, dolor o estrés y toma nota de ello.

Escribe un diario de sensaciones

Lleva un diario en el que registres cómo te sientes física y emocionalmente a lo largo del día. Anota cualquier malestar, cambio de humor o señal que percibas en tu cuerpo. Para comenzar un diario de emociones, busca un momento tranquilo, como antes de dormir, y repasa los sucesos del día para completar la tabla. 

Puedes anotarlos en el momento que ocurren llevando siempre contigo un cuaderno o bien utilizando la aplicación de notas de tu teléfono móvil para mayor comodidad.

Mindfulness 

El mindfulness nos brinda las herramientas para manejar nuestros sentimientos, emociones y pensamientos, lo que nos permite estar completamente conscientes de quiénes somos. Desde este estado de plena conciencia, estamos preparados para enfrentar cualquier situación que se presente en nuestras vidas, incluso las más desafiantes.

Practicar meditación y mindfulness te ayudará a entrenar tu mente en la observación de tus sensaciones físicas y emocionales. Esto te permitirá estar más presente y consciente de lo que está sucediendo en tu cuerpo en cada momento.

Descanso y sueño

Si quieres aprender a escuchar a tu cuerpo otro aspecto importante a tener en cuenta es prestar atención a tus patrones de sueño y descanso. Duerme lo suficiente y asegúrate de tener momentos de relajación durante el día para recargar energías.

Alimentación sana y consciente

Conéctate con las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo. Come cuando tengas hambre y detente cuando estés satisfecho, evitando comer en exceso o ignorar las señales de hambre genuina.

Practica ejercicio

Escuchar cómo responde tu cuerpo al ejercicio también es muy importante si quieres aprender a reconocer las reacciones de tu cuerpo. Para ello, elige actividades que te gusten y te hagan sentir bien y  presta atención a las señales de fatiga o dolor para evitar lesiones.

Aprende a gestionar el estrés

El estrés puede manifestarse en el cuerpo de diferentes maneras. Para evitar los efectos negativos trata de reducirlo realizando técnicas de relajación, como la respiración profunda o el yoga, para liberar la tensión acumulada.

Crea tiempo de calidad contigo mismo/a

Dedica tiempo para estar a solas sin distracciones y observa cómo te sientes en esos momentos. Esto te permitirá conectarte contigo mismo de manera más profunda.

Aceptación y compasión

No te juzgues por lo que sientes o experimentas en tu cuerpo. Acepta tus emociones y sensaciones sin críticas y cultiva una actitud compasiva hacia ti mismo.

Consulta con un profesional de la salud

Si tienes preocupaciones sobre tu salud o sientes que algo no está bien en tu cuerpo, no dudes en acudir a un médico u otros profesionales de la salud para recibir orientación adecuada.

En cualquier caso, recuerda que aprender a escuchar tu cuerpo es un proceso gradual que requiere práctica constante. Sin embargo, ten presente que con el tiempo, desarrollarás una conexión más profunda contigo mismo y estarás en una mejor posición para cuidarte conscientemente y mantener un equilibrio saludable en tu vida.

Desde Fiit Concept, abordamos de manera goblal e integrativa diferentes tipos de patologías musculo-esqueléticas. 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (3 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar