Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

¿Cómo se debe cuidar el muñon después de una amputación tibial?

¿Cómo se debe cuidar el muñon después de una amputación tibial?
No hay votos
284
0
0

Las amputaciones de las extremidades inferiores, pueden convertirse en un proceso de aceptación largo, por lo que es importante que una vez la persona salga de la cirugía reciba los cuidados necesarios no solo a nivel físico sino también mental, esto se debe a que perder una porción de nuestro cuerpo puede llevarnos a experimentar una serie de emociones que en su momento suelen ser díficiles de sobrellevar. Por lo tanto, conferir información a todos los pacientes que han tenido una amputación tibial, también forma parte del proceso de recuperación y del tratamiento de fisioterapia.

¿Qué medidas se deben tomar después de una amputación tibial?

La amputación tibial es un tipo de cirugía en la cual se separa totalmente la pierna del tobillo y el pie, por lo tanto es una situación que además de ser díficil porque el paciente debe acostumbrarse a su nueva situación, también constituye una etapa en la que se deben aprender una serie de medidas para cuidar el muñón y para readaptarse a las actividades cotidianas. 

"Las amputaciones de las piernas son situaciones complejas para los pacientes, por lo que posterior a la cirugía es necesario iniciar con la rehabilitación y las intervenciones que sean necesarias para lograr la recuperación funcional"

Siendo entonces necesario que el paciente y los familiares aprendan a mantener limpia la piel para evitar infecciones, técnicas de masajes para ayudar en la cicatrización y para evitar la creación de adherencias, ejercicios de movilidad de la rodilla y la cadera para incrementar la circulación, uso apropiado de la prótesis así como la reeducación de la marcha con las ayudas ortopédicas.

¿Qué es un muñón?

El muñón es el término que se utiliza en medicina para describir a la porción del cuerpo que se forma cuando se realiza una amputación de alguna extremidad, por lo que es una zona sensible a infecciones y a producir problemas serios para la salud de la persona. Resultando entonces necesario que desde el principio de la operación, el paciente reciba información acorde a su realidad y a los cuidados que debe seguir para evitar complicaciones. 

¿Cuáles son los cuidados que debe tener el muñon posterior a una amputación tibial?

Posterior a cualquier cirugía se debe seguir una lista de recomendaciones dictadas por el médico, las cuales van a depender del tipo de procedimiento quirúrgico realizado y de las complicaciones que puedan surgir de la misma. Por ejemplo, en el caso de la amputación de la tibia, generalmente sus indicaciones incluyen procesos patológicos que requieren de otros tratamiento médicos, por lo que además de seguir esas intrucciones, también se deben tener cuidados específicos para el muñón, de los cuales resaltan los siguientes:

Masaje cicatrizal

La cicactriz es uno de los ítems que se debe tomar en cuenta desde el principio de la rehabilitación, ya que en estos casos debido a la ubicación de la misma, suelen presentar adherencias, lo cual a futuro puede limitar la movilidad y así mismo ralentizar la recuperación del paciente. Entonces, debido a lo importante que resulta para las personas con amputaciones de tibia disminuir las adherencias, a continuación presentamos un vídeo con las técnicas apropiadas para realizar un automasaje: 

Mantener la piel limpia

La herida que se forma después de la amputación va a tener un tamaño moderado, por lo que es una zona que será sensible a infecciones, siendo de suma importancia lavar la región del muñón con un jabón recomendado por el proveedor, así como también debe permanecer seco después de la limpieza diaria. 

Usar el vendaje por el tiempo recomendado por el médico

Al principio cuando se acaba de realizar la amputación tibial, la región tratada va a tener una herida propensa a lesiones por lo que es necesario que se mantenga el vendaje elástico, siempre vigilando la circulación y si existen algún cambio por la presión del material. 

Vigilar el color y la temperatura del muñón

Como ya hemos mencionado las infecciones pueden ser frecuentes cuando la herida todavía no ha sanado, por consiguiente es un tiempo crítico en el cual se debe vigilar con muchos cuidado la zona amputada, observando en todo momento si se presenta algún cambio en el color o si sube la temperatura. 

Inspeccionar cualquier cambio en la salud general

Después de las amputaciones pueden surgir muchas dudas y preguntas, así como alteraciones a nivel físico, por lo que resulta importante que tanto los familiares como el paciente prestén atención a las variaciones en la salud, sobre todo incremento de la temperatura corporal.

"Para ofrecer el mejor cuidado al muñón, es necesario obtener información verificada relacionada con el tema así como aprender a utilizar la prótesis que permitirá la marcha posteriormente"

Movilizarse y caminar varias veces al días

El movimiento y los ejercicios que se practican en las sesiones de fisioterapia son de mucha importancia para lograr la recuperación funcional, por lo tanto es necesario que se ejercite de forma progresival, lo cual se puede lograr incluso caminando y trasladándose de un lugar a otro.

Otros factores que se deben tomar en cuenta son la presencia de sangrados, aparición de un olor desagradable en el muñón, incremento del tamaño de la zona o cualquier otro problema que no se considere normal.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar