¿Cómo se diferencia la paraplejía de otras lesiones medulares?

¿Cómo se diferencia la paraplejía de otras lesiones medulares?
No hay votos
117
0
0

La lesión medular es una entidad clínica en la cual se afecta la médula espinal debido generalmente un traumatismo que secciona de forma parcial o completa el recorrido de las fibras nerviosas. En cuanto a la clasificación, podemos encontrar la tetraplejía como la condición más severa, la hemiplejía cuando es la mitad del cuerpo y la paraplejía cuando se afectan únicamente las extremidades inferiores junto a la parte inferior del tronco. 

¿Qué es la paraplejía?

La paraplejia es una condición clínica producto de una lesión medular, que se caracteriza porque el individuo experimenta pérdida de control de los movimientos y de la sensibilidad por debajo del nivel del traumatismos. Estas lesiones medulares son menos severas que las que producen tetraplejia, sin embargo también conllevan una serie de signos clínicos que afectan en gran medida a la vida del paciente, por lo que se requiere de tratamiento médico y de fisioterapia. 

"La paraplejia es ocasionado por una lesión de la médula espinal. Esta enfermedad significa parálisis de las piernas, por lo que tanto el movimiento como la sensibilidad resultan afectadas"

Referente al origen etimológico de la palabra, tenemos que se remonta en la época griega cuando se invento el término para describir a aquellas personas que presentaban parálisis de las extremidades inferiores con posible afectación de la zona inferior del tronco, por lo que además funciones como la micción también pueden resultar alteradas.

Pulse para más información sobre la tetraplejia o cuadriplejía

¿Cuáles son las características de la paraplejía?

Esta enfermedad causada por el daño de la médula espinal a nivel de las vértebras torácicas, lumbares o del sacro, puede manifestarse diferente dependiendo del nivel de la lesión medular, así mismo las características variaran de un individuo a otro incluso cuando el daño se encuentre en el mismo lugar. Esto debido a que no todas las personas responden de igual manera al tratamiento y a la rehabilitación. 

Por lo que entre las características que más frecuentemente aparecen están:

  • Lesiones a nivel de T2-T4: las extremidades inferiores y el tronco resultan afectadas, por lo que el movimiento y la sensibilidad están severamente comprometidas por debajo de la zona de los pezones. En cambio los miembros superiores no presentan alteraciones.
  • Lesiones de T5-T8: las estructuras que se encuentran debajo de las costillas y el esternón se comprometen, es decir la lumbar y las piernas.
  • Lesiones de T9-T11: es un daño intermedio por lo que se afecta únicamente la musculatura que se encuentra por debajo del ombligo.
  • Daño de T11-L1: la pelvis y las piernas son las que se alteran.
  • Lesión de L2-S5: son los daños medulares menos severos, ya que solo se afecta de forma parcial la musculatura, lo que explica porque estos pacientes pueden lograr la marcha con apoyo.

Además de la afectación de la función motora y sensitiva, también se pueden presentar problemas en el sistema digestivo como el estreñimiento, incontinencia urinaria y fecal, disfunción sexual, dificultad para lograr la marcha independiente, disfunción del sistema nervioso autónomo, atrofia y debilidad muscular, osteoporosis y todo lo anterior conlleva a incapacidad funcional.

Causas de la paraplejía

Los principales eventos o situaciones de la vida que ocasionan daños en la médula espinal, engloban a traumatismos directos ocasionados por caídas, heridas por armas de fuego, realización de deportes extremos o por causas como los accidentes de tránsito.

Sin embargo, además de las situaciones mencionadas también existen un conjunto de enfermedades neurológicas que interrumpen el recorrido normal de la médula, entre las cuales destacan las mencionadas a continuación:

  1. Espina bífida. Esta enfermedad cuando se presenta en su forma más severa, es decir tipo abierta, genera que las estructuras medulares queden expuestas al exterior por lo que termina afectada de forma directa. 
  2. Esclerosis múltiple. Es una enfermedad autoinmune, en la cual el mismo cuerpo ataca a los tejidos sanos, incluyendo a algunas del sistema nervioso.
  3. Infecciones. Los procesos infecciosos pueden desencadenar daños severos de las fibras nerviosas. 
  4. Tumores medulares. Las lesiones ocupantes de espacio cuando se produce en la columna vertebral
  5. Procesos inflamatorios. La inflamación es un mecanismo del cuerpo que se produce para defenderse de otro tipo de problema, por lo que si no es tratado a tiempo puede desencadenar daño medular.
  6. Malformaciones congénitas
  7. Fracturas vertebrales. La inestabilidad vertebral producto de discontinuidad ósea también es considerado un causante de las lesiones medulares.
  8. Mielitis transversa. Esta patología crea un bloqueo que impide que las señales nerviosas se transmitan hacia y desde el sistema nervioso central.

Finalmente, si nos enfocamos en el tratamiento de fisioterapia este va a depender de la causa y de las características clínicas que presenta el paciente, ya que no todos presentarán las mismas complicaciones ni secuelas.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar