Dedos en garra: ¿Qué hacer con los dedos en garra?

Dedos en garra: ¿Qué hacer con los dedos en garra?
No hay votos
172
0
0

Muchas mujeres fuerzan sus pies con regularidad en zapatos ajustados, puntiagudos y altos. Que, aunque pueden resultar hermosos para muchos, a menudo causan dolor, aunque sean usados por poco tiempo. Además, con este tipo de calzado los dedos de los pies pueden sufrir daños y deformaciones permanentes con los dedos en garra. Aunque estas deformaciones no siempre son dolorosas al principio, con el tiempo pueden causar graves molestias que requerirán una cirugía para solucionarlo, para evitarlo te brindaremos algunas recomendaciones.

¿Cómo se desarrollan los dedos en garra?

Los dedos en garra generalmente afectan a los 4 dedos pequeños de los pies (dedos 2-5). Siendo el segundo dedo particularmente más afectado. Estas deformaciones suelen ser hereditarios, debido a un desequilibrio genético en los músculos flexores largos y cortos del pie, que favorecidos por factores externos (uso de calzado apretado o tacones) conllevan a la deformación del dedo. Cuando los músculos largos de la pantorrilla se vuelven más fuertes que los músculos cortos del pie, se pueden desarrollar dedos en garra. 

Un desequilibrio muscular hace que la articulación interfalángica proximal y distal de los dedos del pie se flexionen permanentemente originando los dedos en garra... "

Además, este desequilibrio ocasiona un estiramiento en la articulación de la falange metatarsiana (articulación de la base del dedo del pie), que conduce a la denominada posición de garra. Sin embargo, también pueden desarrollarse por lesiones musculares: si se lesiona un tendón o si hay un síndrome compartimental. Los dedos en garra a menudo se desarrollan en personas de edad avanzada. Existen variedad de métodos terapéuticos quirúrgicos y no quirúrgicos para su tratamiento. 

¿Los dedos en garras y los dedos en martillo son lo mismo?

Incluso si los términos dedos en martillo y en garra se utilizan a menudo como sinónimos, aunque tienen muchas similitudes, pues resulta que no se tratan de las mismas deformidades. Por un lado, el dedo en martillo solo afecta la articulación media del dedo, cualesquiera de los cuatro dedos pequeños del pie podrían verse afectados en esta condición. Sin embargo, la mayoría de las veces, el dedo en martillo se presenta en un solo dedo (predominantemente el segundo dedo) como una complicación secundaria a los juanetes.

Aunque el dedo en martillo y en garra tienen muchas similitudes, no se tratan de las mismas deformidades..."

Por otro lado, en los dedos en garra, las articulaciones del medio y del extremo están dobladas hacia el suelo y se ven afectos generalmente los cuatro dedos pequeños al mismo tiempo. Las causas de ambas deformaciones es el desequilibrio de músculos y tendones de los pies. Ya sea que tenga un dedo en martillo o en garra, debe tomar acciones enfocadas en la solución de esta deformación antes de que la misma empeore.

¿Qué puedo hacer con los dedos en garra?

En muchos casos, la cirugía no es necesaria para solucionar los dedos en garra, esto es posible si la aparición de esta deformidad aún es leve, si presenta puntos de presión débiles o no se han desarrollado aún dolorosas callosidades y las articulaciones aún son flexibles. Prevenir y aliviar los síntomas de forma selectiva para que la deformidad no empeore más o, en el mejor de los casos, que se corrija la deformación, es posible con las siguientes recomendaciones:

Use almohadillas en los puntos críticos de presión

La almohadilla o banditas adheribles pueden reducir eficazmente la deformidad y amortiguar las protuberancias, estas almohadillas pueden ser adquiridas en la farmacia.

Use plantillas ortopédicas para amortiguar los dedos deformados de los pies

Para ello recomendamos acudir a un podiatra que le diseñe unas plantillas ortopédicas con las características de su tipo de pisada. El uso de plantillas puede resultar muy relajante, especialmente si tiene dolor en los dedos deformados de los pies.

Cambie la selección de sus zapatos

Use calzado con suficiente espacio para los dedos de los pies. Los zapatos con espacio para los dedos permiten que estos se adapten mejor y, por lo tanto, pueden tener una gran influencia en el dolor y la posición anómala presente.

Eliminación de callos dolorosos

Si ya se ha formado el engrosamiento de la piel en ciertos puntos, el uso de una piedra pómez podría ayudarle a tratar los callos o callosidades formados. Sin embargo, le recomendamos que acuda a un podólogo, este especialista puede ayudarlo a eliminarlos más eficazmente.

Realice ejercicios enfocados en sus pies

Los ejercicios de fortalecimiento de los músculos del pie se utilizan para evitar que la deformidad progrese. Los ejercicios, como levantar un pañuelo con los dedos de los pies, pueden ayudar a mantenerlos flexibles. También es recomendable caminar con los pies descalzos en zonas suaves como la arena de la playa o en el jardín.

Todas las recomendaciones anteriormente mencionadas realizadas de manera constante y rigurosa podrán ayudarte a prevenir y aliviar las molestias presentes. Ahora bien, si los dedos en garra se encuentran en una etapa crítica de deformación, si se quiere aminorar los síntomas y las molestias asociadas, una operación quirúrgica puede resultar inevitable. Pero no tiene que preocuparse, ya que, en la actualidad, la cirugía para corregir esta desalineación es menos invasiva.

Y además:
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar