Lesiones en el futbol: Prevención

Lesiones en el futbol: Prevención
arriba
Me gusta
23607
206
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Para ser un fisioterapeuta extraordinario, no deberíamos estar condicionados a intervenir constantemente sólo cuando la lesión aparezca. Deberíamos sumergirnos en planes de prevención de la lesión antes de que ésta suceda.

Para llevar a cabo un plan de acción cuyo objetivo sea prevenir lesiones en un determinado deporte,  previamente debemos conocer cuáles son las lesiones más frecuentes, el mecanismo de lesión, los factores de riesgo…

La gran mayoría de la literatura científica sobre lesiones deportivas ha seguido el modelo de prevención de Van Mechelen. En el cual, se proponen cuatro etapas que intentan responder a estas cuatro preguntas:

  1. ¿Qué lesiones son más habituales? 
  2. ¿Existen similitudes en la causa o producción de dichas lesiones?
  3. ¿Qué puedo hacer para reducir el número de lesiones?
  4. ¿Ha funcionado?

Primero el conocimiento, después la creatividad

Para crear un plan preventivo es necesario seguir este proceso. Primero, analizar el problema y cuantificar las lesiones más frecuentes. Después, se deben estudiar qué factores de riesgo nos acercan a la lesión y en qué momento se producen dichas lesiones (al realizar un chut, al frenar tras un esprín, al recepcionar después de un salto...). Este conocimiento previo es necesario para crear un plan de prevención posterior.

El fisioterapeuta deberá invertir tiempo para crear un plan preventivo que reduzca el tiempo perdido de un jugador

Se entiende tiempo perdido de un jugador a los días de baja que está a causa de la lesión.

Hoy por hoy, las lesiones musculares son las más frecuentes en el mundo del fútbol. Y dentro de éstas, son los isquiotibiales los más frecuentemente lesionados. Por ello, en este artículo nos vamos a sumergir en cómo prevenir una rotura de fibras grado I de los isquiotibiales.

Prevención lesión musculatura isquiotibial

Siguiendo el modelo de Van Mechelen intentemos responder a las cuatro preguntas:

  • Incidencia lesional. La musculatura isquiotibial, como hemos mencionado, es la estructura más lesionada, suponiendo alrededor del 15% de todas las lesiones. En más de la mitad de las lesiones isquiotibiales, será el bíceps femoral el protagonista, sobre todo en la unión miotendinosa.
  • Mecanismo lesional. La lesión muscular isquiotibial se produce durante el esprín o al realizar el chut. En ambas situaciones se compromete de forma excéntrica al músculo.  Bien, en la fase final de un sprint con el pie en el aire o bien durante el apoyo del pie en el suelo. En estas dos circunstancias los isquiotibiales intentan frenar la pierna.
  • Plan de prevención. Para prevenir una lesión debemos observar los factores de riesgo que están presentes en mi deportista y trabajar sobre ellos:

Factores de riesgo

  1. Primer factor de riesgo: haber sufrido una lesión previa. No podemos borrar la huella de una lesión anterior, pero sí podemos decidir hacia dónde dirigir los siguientes pasos. Habrá que estudiar qué factor de riesgo prevalece en mi deportista e intentar corregirlo.
  2. Segundo factor de riesgo: la fatiga. La mitad de las lesiones de isquiotibiales se producen en los últimos 15 minutos de la primera o de la segunda parte del partido. Ésto nos insta dos propuestas: primero, intentar retrasar la fatiga y segundo, acostumbrar al isquiotibial a trabajar en excéntrico (mecanismo lesional) cuando esté fatigado.  Por una parte, intentamos alejar el factor de riesgo, mientras que por otra, nos preparamos para cuando éste se acerque.

¿Cómo retrasar la fatiga?

Aquí entran en juego dos roles profesionales: el preparador físico, planificando el aspecto físico y objetivando la carga interna de cada jugador, y la del nutricionista-dietista, pautando una dieta personalizada, variada y equilibrada para cada jugador en base a sus necesidades deportivas.

  1. Tercer factor de riesgo: el desequilibrio muscular. La lesión de la musculatura isquiotibial se produce en un 90% sin contacto.  Es en la última fase de la zancada durante un chut o sprint cuando este músculo se contrae en excéntrico. Una debilidad a este nivel produce mayor susceptibilidad a la lesión.

Entrenamiento preventivo

El siguiente entrenamiento preventivo sobre la musculatura isquiotibial que incluyó el ejercicio excéntrico "nordic" redujo el 70% de nuevas lesiones:

  • Primera semana: 1 vez por semana (1 serie de 10 repeticiones).
  • Segunda semana: 2 veces por semana (1 serie de 10 repeticiones).
  • De la tercera semana a la décima: 3 veces por semana (1 serie de 10 repeticiones).

Para trabajar la prevención a través de ejercicios excéntricos debemos aplicar estas 5 normas:

  1. Debemos realizar trabajo excéntrico, mínimo una vez cada dos semanas, porque la adaptación celular sólo dura 14 días. Si se trabaja pasada dicha fecha no conseguiremos evolucionar y partiremos de nuevo al punto de partida.
  2. Lo ideal sería realizar trabajo excéntrico dos veces por semana, mínimo 1. El límite, como hemos mencionado, sería una vez cada 14 días.
  3. Debemos introducir el trabajo excéntrico en pre-temporada o en parones vacacionales. Si incluimos una sesión de excéntricos un miércoles y nuestros jugadores no están acostumbrados, cuando llegue el fin de semana las fibras estarán dañadas (tendrán agujetas).
  4. En las primeras sesiones de excéntricos bastará con que realices 5 ejercicios (de grupos musculares diferentes) de 5 repeticiones cada uno.
  5. Una vez nuestros jugadores estén adaptados, debemos pautar 15 series de 10 repeticiones (30-45 minutos con muy poco descanso entre series).

Cuando no hay lesiones las cosas salen bien. Sin lesión, un jugador tiene la posibilidad de jugar, de disputar un balón, de luchar por un puesto, de crecer como deportista. Cuando un jugador rinde, el equipo rinde y su valor económico aumenta. Y con el valor del equipo, el valor del fisioterapeuta. La temporada en la que el Barcelona gana 6 títulos en un solo año se observó una disminución de lesiones en comparación a las temporadas anteriores, ¿casualidad?.

Lesiones del fútbol ¿Qué lesiones tienen con más frecuencia los futbolistas?

En este vídeo hablaremos sobre las lesiones que se presentan con mayor frecuencia en los jugadores de fútbol. 

Equipos como el “Fútbol Club Barcelona” tienen un presupuesto anual de 6 millones de euros destinados a la prevención.  “Prevention is betther than cure” o lo que es lo mismo, más vale prevenir que curar.

Te invitamos a ver el siguiente artículo relacionado LESIONES EN FUTBOL: INCIDENCIA Y FACTORES DE RIESGO

comentarios (1)

Comentario

Avatar

No sirven para nada, putos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar