Los reflejos primitivos del recién nacido. ¿Cuales y cuantos son?

Los reflejos primitivos del recién nacido. ¿Cuales y cuantos son?
arriba
Me gusta
25286
182
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Cuando la gente piensa acerca de los reflejos, piensan en sentarse en la mesa del consultorio del médico y ser golpeado en la rodilla con un martillo de goma. Este tipo de reflejos se llaman reflejos tendinosos profundos y son completamente diferentes a los reflejos primitivos que vamos a describir a continuación.

Reflejos primitivos

Los reflejos primitivos son un conjunto de movimientos involuntarios que se ven típicamente en el recién nacido. Estos reflejos se originan en las partes más bajas, más primitivas del sistema nervioso central (de ahí el nombre reflejos primitivos). Los padres a menudo se sorprenden de ellos y a veces incluso es entretenido provocar dichos reflejos primitivos en el bebé ya que son involuntarios, pueden obtenerse en un bebé recién nacido casi en cualquier momento; muchas veces son reacciones bastante curiosas desde el punto de vista no profesional. Pero los reflejos primitivos son más que “trucos” del recién nacido.

Ellos aportan información de alta importancia a los profesionales de atención médica sobre la función neurológica de un bebé.

Desarrollo del sistema nervioso central en el bebé y relación con sus reflejos

Cuando nace un bebé, los centros superiores del sistema nervioso central (áreas que permiten el movimiento voluntario) no están completamente desarrollados. Esto significa que las zonas más bajas del cerebro están sin control y los reflejos primitivos del movimiento predominan.

En los primeros meses de vida, la presencia de reflejos primitivos nos dice que las porciones inferiores del sistema nervioso central están funcionando como deberían. Si los reflejos primitivos están ausentes o anormales (débil o asimétrica), podemos sospechar lesión neurológica o disfunción en estas áreas inferiores del sistema nervioso central.

A los 6-12 meses de edad, las zonas más “sofisticadas” del cerebro maduran y los movimientos voluntarios dominan. Si seguimos viendo reflejos primitivos en el lactante mayor, podemos sospechar que los centros superiores del cerebro no pueden desarrollarse normalmente.

La persistencia de los reflejos primitivos puede inhibir el desarrollo futuro, por lo que es difícil que el bebé aprenda a voltearse, gatear, alcanzar y agarrar, pararse y caminar. Por supuesto, los reflejos primitivos en realidad nunca desaparecen, siguen "vivos" en la parte inferior del cerebro y la médula espinal, simplemente están enmascarados por la función cerebral más madura.

Esta es la razón por la que los reflejos primitivos también se pueden evaluar en un niño mayor o un adulto con enfermedad neurológica o lesiones, la reaparición de los reflejos primitivos puede indicar daño en los centros superiores del cerebro.

¿Cuáles son los reflejos primitivos y cómo puedes provocarlos en tu bebé?

Los siguientes reflejos primitivos son frecuentemente probados por los médicos, enfermeras y fisioterapeutas, como parte de un examen neurológico del recién nacido:

  • Reflejo tónico asimétrico del cuello (también conocido como el reflejo de "valla") - Cuando la cabeza del bebé va hacia un lado, asume una postura de "cercar" al extender un brazo delante de su cara y doblando el otro brazo detrás de su cabeza.
  • “Enraizamiento” o chuparse - Cuando la piel junto a los labios del bebé se acaricia, se gira la cabeza para alcanzar dicho estímulo e intentar succionar.
  • Flexión palmar y plantar - Al presionar en la palma de la mano o la planta del pie se consigue que el bebé se agarre con los dedos de manos o pies.
  • Pie y paso a paso - Cuando se mantiene en una posición de apoyo con el pie, el recién nacido representa la marcha, e incluso realiza algunos pasos.
  • Reflejo de Galant - Frotar ligeramente a lo largo del lado de la columna del bebé hace que la columna se curve hacia ese lado.
  • Reflejo de Moro - Cuando la cabeza del bebé se cae hacia atrás, provoca un "sobresalto" (se extienden rápidamente ambos brazos) y posteriormente sucede una recuperación de la postura inicial (brazos de nuevo a la línea media), y un grito.

Estos son algunos de los tests básicos a realizar a cada niño para evaluar su madurez cerebral en las etapas mas tempranas de vida, espero que os haya gustado el articulo... y ahora id corriendo a vuestros nenes a juguetear con ellos y enseñarle vuestros conocimientos a los amigos con este aprendizaje práctico y curioso de nuestros más pequeños.

Añadir nuevo comentario

Autor

Suscríbete a nuestro canal

¡Ya somos más de 1.300.000!