¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?
arriba
Me gusta
67628
223
4
(h2) Fisiobullet

La cadera rara vez es fuente principal de disfunción causante de dolor, sino que más bien otras alteraciones estructurales y funcionales pueden provocar desde la columna vertebral, la pelvis o el pubis, el cuadro álgido en dicha zona. Posteriormente se verán las principales causas.

Cadera en Resorte. ¿Qué es?

La cadera en resorte es a lo que se denomina el chasquido producido en la articulación o alrededor de la cadera(1), que en sí misma no tiene porqué doler de no ser por la presencia de bursitis añadida o por la presencia de espasmos musculares.

Bursitis es lo mismo que decir que las bolsas serosas que hay en la cadera se inflaman (habiendo 4 bolsas en total y 3 de ellas siempre constantes anatómicamente en todas las personas). Cuando la bolsa serosa se irrita, por la fricción de los tendones al movimiento, desencadena el proceso inflamatorio o edematoso que producirá dolor.

Las molestias o el dolor aumentan con la actividad física y ceden con el reposo. Los resaltos pueden estar producidos por desgastes en el labrum (desgaste de la superficie articular), cuerpos libres dentro de la articulación u otras patologías intra-articulares que dan como consecuencia cadera en resorte. No obstante, la verdadera cadera en resorte se da con origen extra-articular.

¿Qué factores favorecen el síndrome de cadera en resorte?

Puede darse cadera en resorte por diversos factores(2) tales como:

  • Dismetría de miembros inferiores –siendo más frecuente su aparición en la pierna más larga.
  • Actividades que exigen rangos de movimientos de rango articular extremo y repetitivo.
  • Presencia de alteraciones óseas, por ejemplo, en disposición del femoral que disponga el aumento de elongación muscular y retracciones.
  • Es más frecuente entre mujeres de entre 15-40 años, aunque también hay casos en hombres.
  • Solo un 30% de las personas que presentan cadera en resorte presentan dolor.

La tensión en el músculo psoas puede desencadenar el síndrome de cadera en resorte, lo que a su vez puede estar causado por los siguientes factores:

  • Cuando una de las prominencias del fémur (eminencia iliopectínea) tiene mayor tamaño.
  • Por alteraciones en la espina ilíaca anterosuperior.
  • Alteraciones en la posición acetabular.
  • La anteversión de la pelvis o movimiento bilateral de rotación/deslizamiento anterior de ambos huesos ilíacos favorece la tensión en el psoas.
  • Engrosamiento del ligamento iliofemoral que aumenta la compresión tendinosa.

La cadera está estabilizada –para cumplir su función de soporte de peso que debe repartir entre las ramas pelvianas isquiáticas y púbicas, así como en ambos miembros inferiores– por músculos cortos y potentes. Esto la hace una articulación muy constreñida con un arco funcional articular más limitado que, por ejemplo, el del hombro. Por ello, al ser sometida a movimientos deportivos o cotidianos que sean extremos, la predispone a su disfunción.

Los jóvenes son propensos a presentar este síndrome por la presencia más frecuente de anteversión de cadera (inclinación de la cadera hacia delante), dada la retracción del tensor de fascia lata, recto anterior del cuádriceps y psoas. Todo ello inhibe la acción del músculo glúteo mayor, aumentando la inclinación de cadera e incrementando la tensión muscular.

Síntomas que caracterizan la cadera en resorte dolorosa

  • Chasquido audible en la cadera al realizar extensión, abducción o rotación externa de dicha articulación.
  • Dolor lateral superficial en la cadera o anterior profundo en la zona inguinal.
  • No hay dolor de no ser que se realice ejercicio.
  • Puede haber discrepancia entre el movimiento de ambas piernas al andar por el resalto o por la dismetría.
  • Observar si al caminar hay aumento de flexión de rodilla, que se puede dar en consecuencia al resalto pero además a retracciones del cuádriceps, isquiosurales y psoas.
  • La palpación del trocánter femoral es dolorosa y al palpar la parte muscular del tensor de la fascia lata o cuádriceps, que se sitúan justo bajo la espina ilíaca anterosuperior y la cresta ilíaca, se presenta dolor.
  • Las pruebas exploratorias funcionales para el síndrome de la cadera en resorte como resorte interno-externo y prueba de Ober darán un resultado positivo al confirmarse la presencia de chasquido. El test de FADIR puede descartar la presencia de pinzamiento femoroacetabular, en caso de dolor anterior en la cadera.

Descripción anatómica de la cadera. Estructuras diana que favorecen la cadera en resorte

Cuando en este artículo hablamos de cadera no hablamos de la pelvis como tal, sino de la unión de la pelvis con el fémur (articulación coxofemoral). En concreto, mediante una porción del hueso ilíaco que surge con composición fibrocartilaginosa en forma de herradura, acompañada de otros elementos que incrementan la congruencia articular (rodete cotiloideo, por ejemplo, así como la cápsula articular y los ligamentos…) y la unión de la cabeza del hueso femoral.

Este último –cuya cabeza de forma esférica– forma en condiciones normales, junto con el cuello del fémur, un ángulo de 126º con el cuerpo de dicho hueso.

En toda zona corporal donde haya terminaciones nerviosas, que conduzcan información dolorosa (nociceptores), se puede desencadenar dolor. El problema principal es que la cadera soporta grandes presiones dada la posición erguida que adopta el hombre y las estructuras ligamentosas y musculares juegan un importante papel estabilizador, que puede comprometer además de al mismo músculo, a las estructuras que protegen a éstos y a sus tendones de la fricción contra el propio hueso, refiriéndonos con esto a las bolsas serosas.

Esto es lo que ocurre en la cadera en resorte, la misma tensión muscular y la fricción sobre estas estructuras hace que se irriten, crean edema e instauran el proceso de dolor agudo tras realizar actividad física repetitiva y/o prolongada.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

¿Qué puede causar dolor en la cadera? Diagnóstico diferencial

El diagnóstico certero en mayor medida, sin necesidad de procedimientos invasivos, es la implementación de ecografía. De este modo, puede evidenciarse con una exploración dinámica el resalte del tendón. Es necesario, que el profesional sanitario, tenga presente esta posible alteración mecánica para pensar en el posible diagnóstico. No obstante, en cuanto a la presencia de dolor se deben descartar otras patologías posibles.

¿Por qué otras razones puede doler la cadera? En concreto, para comenzar, se procede a describir las posibles causas de dolor lateral de cadera y por último a las de dolor anterior de cadera o inguinal, por lo que será importante realizar el diagnóstico diferencial.

Dolor lateral de cadera

En cuanto a problemas musculoesqueléticos como tal, el dolor lateral de cadera puede deberse a:

  • Periartritis de cadera: la inflamación y espasmos musculares, así como los daños capsulares provocan dolor, que aumenta con el movimiento.
  • Coxartrosis: los osteofitos como tal pueden comprometer al tejido blando y provocar dolor, así como los espasmos musculares que se den para estabilizar la articulación en desgaste.
  • Alteraciones del cotilo ilíaco (erosiones en el cotilo o necrosis incluso del mismo).
  • Distrofia de la cabeza del fémur (alteración anatómica del hueso femoral, que cursa con deslizamiento de la cabeza femoral o incluso desprendimiento de ésta, que cursa sobretodo en la adolescencia) también conocida como epifisiólisis de la cabeza femoral.
  • Osteonecrosis: muerte de parte del hueso causada por disminución del flujo sanguíneo a dicho hueso.
  • Displasia de la cabeza femoral (anomalía en el desarrollo de la cabeza femoral).
  • Alteraciones del coxis (coxitis).
  • Artrosis de las articulaciones sacroilíacas o del pubis, que refieren dolor por relación adaptativa y muscular a la cadera. Cuando hayan problemas de pubis también se pensará directamente en la afectación de las vértebras dorsolumbares.
  • Disfunción de la columna dorsolumbar, por la nervios que salen de la zona el dolor puede llegar perfectamente a la cadera.
  • Disfunción vertebral, que por inervación de ese segmento de la columna dé dolor a la cadera (L5 y S1 para la zona del trocánter e incluso hasta L1 para la zona justamente adyacente a la cresta ilíaca). Esto nos indica la posible interferencia de disfunciones lumbosacras en los dolores de cadera.
  • Bursitis: inflamación de las bolsas serosas –que también se da en la cadera en resorte.
  • Dolor referido muscular o puntos gatillo. Por los siguientes músculos se puede dar dolor en la cadera:
    • Cuadrado lumbar.
    • Piramidal.
    • Glúteo menor.
    • Glúteo medio.
    • Glúteo mayor.
    • Tensor de la fascia lata.
    • Dolor referido por ligamentos interespinosos.

Véanse a continuación los ligamentos interespinosos, que darían dicha sintomatología a nivel de la cuarta y quinta vértebra lumbar.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

Raramente el dolor de cadera vendrá dado por una causa intra-articular como tal, que aunque puede pasar, la causa suele ser extra-articular, es decir, de origen diferente a la misma articulación.

Para comprender esto basta con imaginar una clase llena de niños, de los cuales, unos cuantos se sientan en el pupitre para dormir o reírse y otros que realizan trabajo. Si los que realizan el trabajo ayudan a sus compañeros a realizar el suyo, terminarán agotados y terminarán quejándose. Esa queja es el dolor, reflejo de una articulación que no quiere trabajar y obliga a otra que lo haga por ella.

Dolor de origen ginecológico

El músculo obturador interno suele estar alterado en disfunciones ginecológicas, provocando también dolor.

Dolor anterior de cadera

Mirando el origen musculoesquelético, podemos pensar en:

  • Coxartrosis. Los osteofitos pueden incluso poner en compromiso al tejido blando (fuente también de cadera en resorte).
  • Compromiso del tendón del psoas (ya sea por pinzamiento femoracetabular dado el engrosamiento de los ligamentos iliofemorales).
  • Disfunciones dorsolumbares. Los nervios que salen de estos niveles (D12-L1) pueden provocar dolor referido en la zona anterior de la cadera al igual que la lateral.
  • Hernia abdominal en la mujer o inguinal en el hombre. Por lo que será importante realizar el diagnóstico diferencial.
  • Dolor muscular referido. En este caso, el psoas ilíaco es el principal músculo. Pero también podrían ser los siguientes:
    • Psoas ilíaco.
    • Pectíneo.
    • Aductor largo.
    • Sartorio.
  • Osteonecrosis.

Observando el origen ginecológico, la endometriosis podría ser causa de dolor inguinal igualmente. El diagnóstico diferencial para descartar problemas ginecológicos y vasculares es muy importante.

Por ello, se recomienda para el correcto diagnóstico el uso de radiografías.

¿Qué tratamiento debo seguir para la cadera en resorte?

Una vez descartado otro tipo de patología y teniendo certeza de que se trata de una cadera en resorte se procede al tratamiento conservador(3).

En caso de aparición de bursitis es mejor el cese de la actividad física hasta la desaparición del proceso inflamatorio. Solo se podrá usar frío y analgésicos para aliviar el dolor. Ahora bien, ¿cómo evitar que el dolor aparezca de nuevo o cómo conseguir que disminuya por la presencia de tensión muscular?

En ocasiones, la cadera en resorte no obtiene buenos resultados del tratamiento convencional y el paciente debe de optar por tratamiento quirúrgico directamente sobre el tendón afecto. Por regla general, los resultados por tratamiento convencional son buenos.

Se debe de disminuir la tensión muscular por medio de los estiramientos necesarios. Por ello, no está demás que el fisioterapeuta mediante testing musculares y el método exploratorio, anteriormente descrito, detecte cuáles son los músculos que tienen su tono alterado y puedan ser responsables del síndrome de cadera en resorte.

La osteopatía juega igualmente un papel muy importante, pudiendo mejorar las dismetrías de piernas, debidas a retracciones musculares o alteraciones de apoyo podal (del pie). Por otra parte, liberar las alteraciones vertebrales que puedan ocasionar compromiso de las raíces nerviosas influyentes en el proceso álgido de la cadera, es otra intervención de la osteopatía en el terreno fisioterapéutico nada menospreciable.

Una vez tratada la parte estructural se procederá a mejorar la función del componente muscular realizando una secuencia de calentamiento, estiramientos y ejercicios excéntricos para la última fase de tratamiento (lo cual es útil en caso de que la persona sea deportista). Conseguir una buena estabilización lumbopélvica y función muscular disminuyen las recurrencias. A continuación, se exponen algunos ejemplos de autoestiramientos para todos los músculos mencionados anteriormente:

Estiramiento para fibras del cuadrado lumbar

Aunque éste tiene sus variantes para estirar las fibras musculares según su orientación.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

Estiramiento del piramidal

Con estos estiramientos se trabaja sobre el piramidal y todos los glúteos (mayor, medio y menor), inclusive el tensor de la fascia lata. No obstante, los estiramientos expuestos a continuación son los más adecuados para el músculo piramidal.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

Estiramiento para el músculo tensor de la fascia lata

De pie junto a una pared, con el lado lesionado más cerca de la pared, apóyese sobre la mano del mismo lado, cruce la pierna sana sobre la otra pierna manteniendo el pie afectado apoyado en el suelo e incline la pelvis (caderas) hacia la pared.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

Estiramiento para el músculo aductor largo

Tumbado boca arriba, con las piernas elevadas en una pared, separamos las piernas lentamente hasta notar que los músculos aductores empiezan a estirar.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

Estiramiento del músculo psoas ilíaco

El músculo se estira del lado de la pierna que queda atrás.

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

Estiramiento del músculo sartorio

Se estira el músculo de la pierna que queda abajo. De este modo, la pierna que queda arriba y que engancha la rodilla de abajo deberá de traccionar hacia abajo (en sentido de rotación interna de cadera, con la rodilla previamente en flexión de al menos 90º).

¿Qué es la cadera en resorte?¿Cómo abordarla?

¿Cuál es el pronóstico de la cadera en resorte?

Los síntomas deben remitir a las dos semanas, como máximo a las seis. En caso de que la recuperación no sea óptima se dará la recurrencia de los síntomas. Por ello es aconsejable, que el programa de ejercicios individualizados redactado por el fisioterapeuta sea realizado dos veces a la semana, aun habiendo finalizado el periodo de recuperación. La recurrencia puede dar lugar a un problema crónico.

Se aconseja, en este caso a las mujeres, no abusar del uso de tacones, que es un factor favorecedor de la cadera en resorte. En el caso de hombres y deportistas, cuidar el gesto deportivo (que en la mayoría de los casos es indicador de problemas musculoesqueléticos antes de que se den los síntomas).

Puntos claves sobre la cadera en resorte

  • La cadera en resorte es el chasquido producido en la articulación o alrededor de la cadera asociado a bursitis añadida o por la presencia de espasmos musculares.
  • Puede darse cadera en resorte por diversos factores: dismetría de miembros inferiores, actividades que exigen rangos de movimientos de rango articular extremo y repetitivo, tensión en el músculo psoas y/o presencia de alteraciones óseas.
  • Es más frecuente entre mujeres de entre 15-40 años, aunque también hay casos en hombres.
  • Solo un 30% de las personas que presentan cadera en resorte presentan dolor.
  • Síntomas: c​hasquido audible en la cadera al realizar movimientos de dicha articulación, dolor superficial lateral o anterior profundo en la zona inguinal, la palpación del trocánter femoral es dolorosa, no hay dolor de no ser que se realice ejercicio.
  • Tratamiento: reposo, frío, analgésicos y programa de ejercicios (calentamiento, estiramientos y ejercicios excéntricos, especialmente en deportistas).

Referencias Bibliográficas

(1)http://www.procadera.com/index.php/cadera-en-resorte-interno-y-bursitis-del-psoas

(2)https://www.ucaorthopedics.com/patologias/cadera/cadera-resorte/

(3)https://baptisthealth.net/sp/servicios-de-salud/servicios-ortopedicos-y-medicina-de-deportes-new/condiciones-lesiones/cadera-e-ingle/paginas/cadera-en-resorte.aspx

comentarios (4)

Comentario

Avatar

Buenos días,
Tengo23 y desde hace tiempo la cadera en resorte. También me duelen mucho las rodillas. Quisiera que algún fisioterapeuta/osteópata me hiciera una valoración y tratamiento.
Gracias!

Comentario

Imagen de Susana Echavarria-Lopez
Susana Echavarria-Lopez

Mejora con Movelat gel, a las dos horas se repite el proceso. y vuelvo a untarme el movelat. Le agradecería mucho su consejo!

Comentario

Imagen de Susana Echavarria-Lopez
Susana Echavarria-Lopez

Hace 9 meses me operaron reemplazo de cadera en el lado derecho. Ahora se me presenta un dolor y desestabilización de la pierna izquierda, dolor en la zona inguinal.

Comentario

Avatar

Articulo bastante concreto explica mucho las causas y da pautas de rehabilitación gracias por el aporte

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar