Tuve una luxación de rotula hace 18 días ¿No poder doblar la rodilla atrás es normal?

Pregunta del paciente

Utilicé una mala posición para bañar a mi hija de dos años separe mucho las piernas y de repente sentí calor en la rodilla izquierda, al momento se me separo y logré sentarme en el piso para evitar golpearme y en ese movimiento volvió a su sitio sentí dolor fuerte y luego fue pasando, la inflamación que tuve fue de 2.5 CM en comparación con mi otra rodilla me tomaron radiografía y Según diagnóstico del médico traumatólogo tuve luxación de rotula, el médico no me filtro porque dijo que no era necesario ya que solo tenía unas gotas de sangre del lado izquierdo de la rodilla que con hielo se cauterizaba, el médico indico antinflamatorio, hielo, rodillera elástica, tengo 18 días de reposo con movilidad casi nula utilizó muletas para los pocos movimientos que realizó durante el día ya no presento dolor ni inflamación pero no puedo doblar la rodilla asía atrás, cuando la intento doblar se me tensa y me duele fuerte como si se me fuera a salir nuevamente.

Datos del paciente

Mujer de 39 años de edad, procedente de Venezuela

¿Cuándo comenzó el problema?

Nueve de marzo del corriente año

¿En qué parte del cuerpo?

Rodilla

¿Cómo es el dolor?

Amplio, difuso, como pintado con un spray

¿Cuánto te duele?

Nivel 6 - Dolor severo

Tratamientos realizados anteriormente

Tratamiento farmacológico

Especialidad

Traumatológica

Tipo de Lesión o Patología (más información haciendo click en cada una)

Respuesta del fisioterapeuta

Estas luxaciones son generalmente el resultado de un impacto fuerte o un movimiento de giro de la rodilla. En la mayoría de los casos, la rótula vuelve fácilmente a la posición correcta mediante la extensión de la rodilla o la contracción brusca del cuádriceps, sin embargo este movimiento es muy doloroso.

Algunos de los factores de riesgo que pueden favorecer la luxación de rótula incluyen:

  • Poca fuerza de VMO (Vastus medialis obliquis), que es parte del músculo cuádriceps y tiene como una de sus funciones mantener la rótula en la posición deseada durante los movimientos, colocándola así en el surco intercondíleo y llevándola por lo tanto al centro de la rodilla. Si el músculo no es lo suficientemente fuerte, o sus fibras no tienen la orientación adecuada, se es mucho más susceptible a la luxación de la rótula.
  • Excesiva pronación del pie o pie plano, ya que se producen desalineaciones en el cuerpo que hacen que la rótula pueda desplazarse y salirse de su lugar.

Una buena evaluación, incluyendo una historia clínica y el examen minucioso de la rodilla son generalmente suficientes para diagnosticar la luxación de la rótula. Se puede ordenar una radiografía para confirmar el diagnóstico y descartar una ruptura del ligamento cruzado anterior, que puede dar algunos síntomas similares a una subluxación de la rótula.

El tratamiento de fisioterapia inmediato después de la lesión y siempre y cuando que el diagnóstico esté confirmado; consiste en controlar las señales inflamatorias (rubor, aumento de la temperatura, hinchazón, dolor y disminución de la función), a través de:

  • Reposo: detener inmediatamente las actividades que debían realizarse, caminar con muletas. Caminar normalmente y seguir la rutina diaria puede significar un agravamiento de su lesión.
  • Hielo: aplicar compresas de hielo sobre el área lesionada colocando una toalla fina o trapo entre el hielo y la piel. Utilizar el hielo durante 12-20 minutos y luego esperar por lo menos 40 minutos antes de aplicar hielo otra vez.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar

Pregunta a nuestros fisioterapeutas

  • Haz tu pregunta y en el siguiente paso podrás desarrollarla mucho más.

Suscríbete a nuestro canal de youtube FisioOnline

¡Ya somos más de 5.350.000!