Condromalacia rotuliana o desgaste de rotula: 5 cosas que debes saber si vas a operarte

  • Imagen de Iñigo Junquera
    Iñigo Junquera
    Fisioterapeuta / Terapia manual y RPG

    He estudiado mucho, he leído muchos libros, he analizado y reflexionado hasta la saciedad, he tratado siempre de profundizar con espíritu crítico.... y con el paso del tiempo, cada vez creo que el cuerpo, la naturaleza y la vida son muuuucho más grandes de lo que ninguna persona o ciencia sean nunca capaz de conocer y analizar.

No hay votos
1465
0
0

La condromalacia rotuliana, también conocida como síndrome femoro-patelar, se refiere a los cambios degenerativos en la superficie posterior del cartílago rotuliano, en la zona de contacto entre la rótula y el fémur.

Esta lesión es el tipo de artrosis más frecuente en personas jóvenes, se presenta de forma común en deportistas de carreras y obreros, ya que el desgaste del cartílago rotuliano está asociado a la actividad física intensa o el sobre uso de la articulación de la rodilla. Si presentas esta lesión y estás considerando el abordaje mediante cirugía como tu mejor opción en el siguiente artículo podrás conocer 5 recomendaciones que te podrían interesar.

Dolor de rodilla condromalacia rotuliana

Prevalencia de la condromalacia rotuliana

La condromalacia rotuliana abarca en un aproximado el 25% de los casos de lesiones de rodilla. Debido a la disposición de la superficie posterior de la rótula con respecto el fémur, este cartílago se encuentra ligeramente condicionado al desgaste articular hacia su zona medial, principalmente en personas del sexo femenino las cuales representan un 65% de los casos de esta lesión, asociado a un mayor grado en el angulo Q de la rodilla. 

¿Es la cirugía la mejor opción?

Ya sea porque estés presentando en gran intensidad los síntomas de esta lesión o tu profesional de confianza te haya recomendado realizar una intervención será fundamental que realices el siguiente planteamiento ¿Es realmente la cirugía la mejor opción que existe para ti? ¿Hace cuánto presentas los síntomas? Si tu respuesta es menor a un año es recomendable pensar en cuáles son las otras alternativas y darle la oportunidad a tu cuerpo de adaptarse a esta lesión. 

Un tratamiento de fisioterapia integral que incluya ejercicios terapéuticos adaptados a mejorar la carga mecánica de tu rodilla, abordaje a las disfunciones viscerales e incluso podología podrá ser beneficioso para el manejo de los síntomas de esta lesión de manera menos invasiva. 

Otro punto fundamental si estás considerando operarte por condromalacia rotuliana es que este procedimiento no es considera como parte de las cirugías que muestran mayores resultados de mejoría, al contrario, en ocasiones es posible que este abordaje represente un aumento en la intensidad de los síntomas de esta lesión por lo cual, al igual que en la mayor parte de los abordajes altamente invasivos, es recomendable considerar la operación de condromalacia rotuliana en última instancia. 

Tu eres muy importante

Si bien la efectividad de tu recuperación estará directamente relacionada con la calidad del abordaje que realice tu doctor este no será el único factor determinante. Tu eres muy importante y también lo será tu preparación para la cirugía, como estés ese día y tu respuesta a la intervención en los días siguientes. Mantenerte tranquilo, controlar los nervios, el temor y la ansiedad influirá positivamente en el equilibrio de tu cuerpo y de esa misma manera, en tu recuperación.

Prepárate para la cirugía

Cuanto mejor llegues al momento de la operación mejor será la respuesta de tu cuerpo durante la recuperación, es por eso que te planteamos las siguientes recomendaciones:

  • Desintoxica tu organismo: Ingiere alimentos que te permitan depurar tu organismo y desinflamar tu cuerpo.
  • Adelgaza si es necesario: Si estás por encima de tu peso será favorable para tu recuperación perder algunos kilos previo a la cirugía.
  • Acude a fisioterapia: Asiste a sesiones de masoterapia, movilizaciones y fortalecimiento adaptado.
  • Recibe drenaje linfático previo a la cirugía
  • Relajación y descanso: Escucha música clásica, realiza ejercicios de respiración-relajación y procura dormir lo necesario.

Mejora tu respuesta post-operación

Es bastante posible que después de esta intervención presentes inflamación y dolor, en lo cual la medicación te podrá ayudar pero acá te presentamos otras alternativas que mejorarán la respuesta de tu cuerpo posterior a la cirugía:

  • Aplícate frío únicamente si tu articulación está muy caliente y presentas dolor.
  • Haz algún ejercicio de relajación focalizado.
  • Inicia con una movilización precoz.
  • Tócate desde el principio de tu recuperación.
  • Ten cuidado y sentido común pero nunca tengas miedo.

La fisioterapia te ayuda

Ten presente que la fisioterapia es una herramienta fundamental en todo este proceso, podrá ayudarte a prepararte en la fase anterior y también será tu mejor aliado después de la cirugía. No dudes en acudir a tu profesional de confianza para que te acompañe en tu camino a la recuperación.


 

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar