Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

Ejercicios y consejos para mejorar la estabilización del hombro

Promedio: 3 (47 votos)
16131
139
0

Únete a nuestra comunidad de nuestro canal de FisioOnline en Youtube

Si estás empezando a notar molestias alrededor del hombro o en la cintura escapular, este vídeo es ideal para aprender algunos ejercicios de estabilización del hombro que te ayudarán a reducir la sintomatología y así poder continuar con tu vida cotidiana.

Ejercicios de estabilización para los omóplatos

Al realizar cualquier movimiento de la vida diaria, a nivel de la articulación del hombro, el omóplato debe acompañar dichos movimientos de manera coordinada. Por lo tanto, si la escápula no se mueve correctamente puede generar un mal funcionamiento de la articulación y despertar sintomatología.

Un ejercicio, muy sencillo, para buscar su estabilización consiste en llevar o acercar ambos omóplatos hacia la columna vertebral. Lo realizaremos llevando ambos hombros hacia atrás y hacia abajo sacando el pecho hacia adelante y hacia arriba, activando la musculatura interescapular.

Ejercicios de estabilización para la región del hombro

La musculatura que coapta y estabiliza la cabeza del húmero son músculos pequeños que conforman al manguito de los rotadores (supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular), gracias a ellos, los músculos grandes como los pectorales, deltoides y dorsales pueden realizar todos los movimientos de dicha articulación.

Los siguientes ejercicios de compresión, activan a los músculos estabilizadores en co-contraccion:

  • De pie, con los puños cerrados sobre una mesa, nos dejaremos caer realizando pequeñas compresiones a nivel de la articulación del hombro.
  • De pie, con los puños cerrados contra una pared, realizaremos pequeñas contracciones como si golpeásemos la pared.
  • De pie, apoyamos una mano plana sobre la pared, dejaremos caer el peso del lado contrario a la mano apoyada y nos empujaremos contra la pared para volver a la posición inicial.
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 3 (47 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar