Aprende una Auto-movilizaciones del nervio mediano para mejorar el Sd del túnel carpiano

Publicidad
Promedio: 5 (1 voto)
19612
155
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

En el miembro superior encontramos varios nervios periféricos importantes: el nervio circunflejo, el nervio musculocutáneo, el nervio radial, el nervio cubital y el nervio mediano. Un nervio periférico es un nervio fuera del sistema nervioso central, es decir, fuera de la médula o del cerebro.

Estas estructuras son las que nos permiten interactuar con el medio que nos rodea, ya que manejan información importante como la información motora (es decir, la que necesitamos para movernos) y sensitiva (lo que recogemos a través de los sentidos). Estas estructuras también se enferman, y en éste video te hablamos de una de esas enfermedades y una herramienta para tratarlo: el síndrome del túnel carpiano y las movilizaciones para el nervio mediano.

Nervio mediano: de dónde viene, recorrido y qué hace 

El nervio mediano es de las estructuras que se originan del plexo braquial, una estructura nerviosa ubicada en la base del cuello de la que proviene la información sensitiva y motora para todo el miembro superior; que nace de la unión o anastomosis de las raíces de los nervios C5, C6, C7, C8 y T1. 

Arriba puedes ver cómo es el recorrido del nervio mediano: nace en la axila, y de allí recorre la parte anterior del brazo, del antebrazo y de la mano. Es un nervio motor y sensitivo al igual que el nervio radial y el nervio cubital.

El nervio mediano inerva los músculos del grupo anterior del antebrazo (todos los flexores de muñeca, excepto el cubital anterior y los 2 haces profundos del flexor profundo de los dedos) y los músculos de la eminencia tenar (excepto el haz profundo del flexor corto del pulgar y el aproximador del pulgar) y los 2 músculos lumbricales externos. En cuanto a la información sensitiva, te enseñamos en la imagen de abajo dibujado en verde todo el territorio de inervación sensitiva del mediano.

Causas más comunes de afecciones en el nervio mediano 

Las causa más común por la que el nervio mediano suele enfermarse es el síndrome del túnel carpiano. El síndrome del túnel carpiano es una patología en la cual las estructuras que pasan por el túnel del carpo (estructura ubicada en la muñeca, delimitado en su parte posterior por la parte de atrás por los huesos del carpo y en la parte delantera está delimitado por el ligamento transverso del carpo) van a estar “estranguladas” o “aprisionadas” como consecuencia de una falta de espacio en el túnel.

¿Cómo saber si padezco de una alteración del nervio medial? 

Reconocer los síntomas de una alteración de los nervios requiere de un especialista, pero hay signos y síntomas específicos de la alteración del nervio medial que nos pueden dar una pista de que estamos padeciendo de una alteración y que es necesario saber reconocer para ir de inmediato al médico:

  • Debilidad de la musculatura flexora de antebrazo y del pulgar
  • Dolor, de tipo quemante o punzante, además de sensación de hormigueo o adormecimiento en el recorrido del nervio mediano que te enseñamos arriba
  • Sensibilidad o dolor al tacto de la zona que inerva el nervio

Automovilizaciones del nervio mediano 

Las automovilizaciones que te mostramos en el video te serán muy útiles en el caso de que sufras un síndrome del túnel carpiano o cualquier neuropatía del nervio mediano. Son ejercicios sencillos y que puedes realizar en la postura o en el lugar donde más te guste: ya sea en la cama acostado o de pie, en el trabajo o en la comodidad de tu hogar. Aquí te dejamos bien explicadas las automovilizaciones del video:

Movilización

Esta es una movilización en deslizamiento, por lo que debe ser suave, con poca tensión y con poco grado de dificultad.

En la posición en que te encuentres vas a separar un poco el brazo del cuerpo (unos 30 grados) y luego flexionarás y extenderás el codo. Cuando flexiones el codo inclinarás la cabeza hacia el lado del brazo que no estamos movilizando, y cuando extiendas el codo inclinamos la cabeza hacia el lado contrario. A medida que vayan disminuyendo los síntomas podrás aumentar la dificultad de ésta automovilización con la separación progresiva del brazo del cuerpo hasta llegar a los 90 grados.

Movilización

Igualmente esta es una movilización en deslizamiento, por lo que debe ser suave y con poca tensión; aunque ligeramente más difícil que la movilización anterior.

En la posición en que te encuentres vas a separar el brazo del cuerpo a unos 90 grados, una vez allí flexionarás y extenderás el codo. Cuando flexiones el codo llevarás la muñeca al estiramiento, y cuando extiendas el codo llevarás la muñeca a flexión.

Movilización

Esta es una movilización en tensión. Es más marcada, con mayor dificultad y con la que hay que tener mucho cuidado de no exagerar para no exacerbar los síntomas.

En la posición en que te encuentres vas a separar el brazo del cuerpo a unos 30 grados, descenderás el hombro lo más que puedas. Una vez allí extendemos y flexionamos muñeca y dedos. Puedes repetir este ejercicio pero aumentando la dificultad con la separación progresiva del brazo del cuerpo hasta llegar a los 90 grados.

Movilización

Es igual que la movilización anterior, solo que agregamos los movimientos del cuello: cuando lleves la muñeca y dedos hacia extensión inclinarás la cabeza hacia el lado del brazo que no estés movilizando, y cuando lleves la muñeca y los dedos hacia la flexión inclinas la cabeza hacia el lado contrario.

¿Cuál es la importancia de las movilizaciones del nervio?

Las movilizaciones de los nervios son importantes porque el nervio necesita capacidad de moverse durante los movimientos que se realizan con las manos o las muñecas.

Pongamos una analogía: suponte que tienes puestos unos zapatos y tus agujetas están desatadas. Al lado tuyo se para una persona y sin querer pisa tus agujetas. En el momento en que quieras dar un paso tu pie se va a quedar trabado. Un síndrome del túnel carpiano es parecido: comprime al nervio, lo atrapa y no lo deja moverse, restringiendo su capacidad para deslizarse libremente en todo su trayecto, como debería. Esa compresión y rigidez generan el dolor, por lo que es necesario restituirlo.

Las movilizaciones le devuelven la movilidad al nervio. Son ejercicios pequeños pero fáciles de realizar, no generan dolor, pueden realizarse en cualquier momento del día y se obtienen resultados rápidos. Son la herramienta perfecta.

Es importante recordar que ninguno de estos ejercicios debe de disparar los síntomas, nunca se debe irritar al nervio. En este portal tenemos otros videos sobre éste tema que te pueden interesar. Te los dejamos a continuación:

Estiramiento y movilización del Nervio Mediano. Ejercicios neurodinámicos 

En este vídeo te mostramos una manera distinta de movilizar el nervio mediano.

Movilización global de sistema nervioso de los brazos. 

En este vídeo te enseñamos cómo movilizar globalmente los nervios que discurren en los brazos.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (1 voto)

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments