Cómo realizar Auto-movilizaciones del nervio radial de manera correcta

Publicidad
No hay votos
19075
144
1
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

Los nervios periféricos son aquellas raíces nerviosas que están fuera del cerebro y la médula espinal (el cerebro y la médula son los componentes del sistema nerviosos central, por lo que los nervios periféricos forman parte del sistema nervioso periférico). Son estructuras muy importantes y que son propensas a lesionarse al igual que cualquier otra estructura.

Al lesionarse los nervios periféricos dejan de manejar la información sensitiva y motora que va del medio donde nos desenvolvemos hasta el cerebro y viceversa, por lo que inmediatamente después de una lesión es necesario tratar al nervio. Entre las herramientas para reestablecer el funcionamiento del nervio tenemos las movilizaciones. En éste video te explicamos una técnica específica para la movilización del nervio radial.

Nervio radial: de dónde viene, recorrido y qué hace

El nervio radial es un nervio periférico que proviene del plexo braquial. El plexo braquial es una estructura originada de de la unión de varios nervios periféricos, específicamente de las raíces de C5, C6, C7, C8 Y T1. El nervio radial recorre toda la parte posterior del brazo, desde la axila hasta el codo. A nivel del codo se divide en variar ramas que correrán por el antebrazo tanto anterior como posteriormente, e inervarán músculos y piel. En la imagen de abajo podrás observar el trayecto del nervio radial:

El nervio radial es un nervio motor y sensitivo. Motor porque inerva en el antebrazo al abductor del pulgar y los extensores de muñeca, el braquiorradial y el ancóneo y en el brazo al tríceps braquial. La inervación sensitiva puedes observarle en la imagen de abajo:

¿Cómo saber si padezco de una alteración del nervio radial?

Se puede sospechar de la existencia de una alteración que afecte al nervio radial cuando:

  • Existe dolor quemante o punzante en el territorio de inervación sensitiva del nervio (que tienes en la imagen de arriba)
  • Sensación de acolchonamiento, entumecimiento u hormigueo adormecimiento en la zona que inerva el nervio (igualmente, en la imagen de arriba)
  • Sensibilidad de la zona que inerva al nervio (es decir, los estímulos pequeños como lo puede ser el roce de una camisa, generan dolor)
  • Debilidad de la musculatura del brazo y del antebrazo antebrazo

Si sientes alguno de éstos síntomas no dudes en consultar a un especialista.

¿Cuál es la importancia de las movilizaciones del nervio?

Podemos pensar que sólo se mueven músculos y huesos durante un movimiento, pero la realidad es otra. Todos los tejidos participan en el movimiento: las tensiones que se generan en los músculos ya sea por fuerza o por estiramiento, repercuten hasta en las zonas alejadas al movimiento. Es por ésta razón que cada tejido tiene cierto componente de flexibilidad para moverse libremente, incluso los nervios.

En cualquier traumatismo o enfermedad que afecte al movimiento, los nervios se verán comprometidos. Es éste compromiso el que hace que pierdan su libertad para deslizarse, por lo que el nervio genera los síntomas que describimos arriba. Las movilizaciones le devuelven al nervio su capacidad de deslizarse y disminuir los síntomas.

Una ventaja de las movilizaciones es que son de fácil aprendizaje y pueden realizarse en cualquier momento y lugar en donde la persona se sienta cómoda. Además, son una técnica que no genera ningún tipo de dolor. Pueden ser realizadas por personas que padezcan de dolor crónico sin ningún problema y en general dan buenos resultados.

Movilización del nervio radial: pasos a seguir 

En el vídeo de arriba te mostramos cómo es la movilización del nervio radial, pero igualmente vamos a darte los pasos a seguir para movilizar éste nervio:

Posición para la movilización del nervio radial 

Se puede realizar en la posición que sea más cómoda: sentado, acostado o de pie. Para fines prácticos se mostró de pie en el video.

Paso 1 

Se desciende el hombro lo más que se pueda y se mantiene en esa posición.

Paso 2 

Con el puño cerrado se tuerce el brazo hacia adentro. Luego de 3 segundos abrimos la mano y torcemos el brazo hacia afuera.

Paso 3 

Mientras hacemos los movimientos del paso 2 vamos cambiando de posición el brazo: hacia adelante o hacia atrás, sin doblar el codo.

Paso 4 

Combinamos los movimientos del paso 2 con el movimiento del cuello: cuando torcemos el brazo hacia adentro inclinamos la cabeza hacia el lado del brazo que estamos movilizando y cuando torcemos hacia afuera llevamos la cabeza a la posición neutra.

Es importante recordar que son movimientos pequeños, que no deben durar más de 3 segundos. Los movimientos se repiten muchas veces, entre 30 y 40 veces pero es necesario detenerse en caso de que se desencadenen alguno de los síntomas que ya mencionamos.

En nuestro portal tenemos otros videos sobre éste tema que te pueden interesar. Te los dejamos a continuación:

Estiramiento y movilización del nervio radial 

Este es otro ejercicio y estiramiento para movilizar en nervio radial, muy recomendado para dolor de codo, casos de epicondilitis o codo de tenista y otras patologías del nervio radial.

Movilización global de sistema nervioso de los brazos 

En este video te enseñamos cómo movilizar globalmente los nervios que discurren en los brazos.

¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

comentarios (1)

Comentario

Avatar

Después de una operación para extirpar tumor benigno en el área del codo, quedé con una lesión en el nervio radial que me ha dejado la mano caída o mano péndula. Qué puedo hacerpara tratar esta condición? Agradeceré mucho sus comentarios. Gracias.

Añadir nuevo comentario

Log in or register to post comments