¿Qué es y cómo se trata la neuralgia del trigémino?

No hay votos
2492
39
0
(h2) Fisiobullet
(h3) Punto grueso

La neuralgia del trigémino es una afección muy dolorosa crónica que afecta al nervio trigémino en una o más ramas del nervio. Este nervio es el más largo de la cabeza, se origina en la corteza cerebral y se dirige hacia la zona de la cara en tres ramas:

  • Rama oftálmica o superior: mayor parte del cuero cabelludo, frente y parte frontal de la cabeza
  • Rama maxilar o media: mejilla, maxilar superior, labio superior, dientes, encías y los lados de la nariz
  • Rama mandibular o inferior: mandíbula, dientes encías y labio inferior.

La neuralgia del trigémino tiene una incidencia anual que varía entre el 4 y el 13%, afecta más a personas mayores de 50 años, aunque puede aparecer a cualquier edad, y hay mayor prevalencia en mujeres que en hombres. Debido al intenso dolor que se produce la gente lo cataloga como “el peor dolor del mundo” y también es llamada la “enfermedad del suicidio”.

Causas de la Neuralgia del Trigémino

Las causas generalmente son idiopáticas, es decir, no se conoce la causa que lo provoca. En otras ocasiones son secundarias a otros problemas como pueden ser:

  • Presión sobre el nervio trigémino por un vaso sanguíneo inflamado.
  • Lesión del nervio trigémino por un trauma facial, cirugía oral o de los senos paranasales.
  • Esclerosis múltiple o enfermedades que provocan degeneración de los nervios
  • Presión del nervio trigémino por la presión de un tumor.
  • Atrapamiento nervioso en zonas de conflicto neural o por tensión excesiva en músculos masetero, temporal o pterigoideo.

¿Cuáles son los síntomas de esta Neuralgia?

Los síntomas característicos de la neuralgia del trigémino son:

  • Episodios de dolor intenso, punzante o agudo que puede describirse como una descarga eléctrica penetrante en las zonas inervadas por el nervio trigémino (mejilla, mandíbula, dientes, encías, ojos, frente) que incluso pueden provocar tics musculares.
  • Episodios de dolor que duran desde varios segundos  hasta varios minutos, que duran días, semanas o meses (algunas personas pasan periodos sin dolor). Los dolores se hacen más intensos y frecuentes con el tiempo.
  • Dolor constante, sensación de ardor, cosquilleo o entumecimiento de la zona antes de que se transforme en el dolor característico de la neuralgia.
  • Generalmente afecta solo a un lado de la cara, aunque en raros casos puede afectar a ambos lados a la vez.
  • Los ataques de dolor no suelen ser nocturnos, salvo en las personas que padecen bruxismo que en este caso se pueden experimentar dolores.

En algunas personas el dolor es espontaneo, en otras el dolor puede aparecer con una serie de acciones cotidianas como: tocar el rostro, afeitarse, lavarse la cara, comer, beber, cepillarse los dientes, hablar, sonreír, exponerse a una corriente de aire…

Diagnóstico diferencial

Puede ser una afección difícil de diagnosticar ya que muchas condiciones pueden causar dolor facial. Generalmente el diagnostico se basa en la descripción del dolor (tipo, ubicación, desencadenantes) por parte del paciente y un examen físico.

Además el médico puede pedir una serie de pruebas para descartar otros problemas o identificar el problema que está afectando al nervio:

  • Análisis sanguíneo
  • Resonancia magnética
  • Examen neurológico

Tratamiento para la Neuralgia de Trigémino

Siempre es importante determinar la causa que lo provoca para orientar hacia uno u otro tipo de tratamiento.

Tratamiento farmacológico

En la mayoría de los casos se mejora con este tipo de tratamiento, los medicamentos actúan para disminuir y/o bloquear las señales de dolor y la proporción de los ataques dolorosos. La neuralgia del trigémino no suele responder a analgésicos clásicos y opioides, por ello se prescriben anticonvulsivos, antidepresivos triciclicos, relajantes musculares y existen algunos estudios sobre las inyecciones de toxina botulínica.

Tratamiento fisioterápico

El objetivo del tratamiento fisioterápico es ayudar a aliviar el dolor, así como disminuir la intensidad y frecuencia de los ataques dolorosos. Disponemos de diferentes técnicas que ayudan a conseguir estos beneficios, siempre acompañados del tratamiento farmacológico.

  • Terapia manual: corrige las posibles disfunciones de las articulaciones cervicales, temporo-mandibulares, también actuamos sobre la musculatura y tejido conjuntivo, así como la movilización del nervio trigémino para eliminar las posibles zonas de atrapamiento.
  • Electroterapia: mediante corrientes eléctricas agradables ayuda a disminuir el dolor del nervio de una forma sencilla, segura y sin efectos secundarios.
  • Acupuntura: intenta reducir el dolor local y mejorar las respuestas del sistema nervioso central.

Tratamiento quirúrgico

Cuando no hay mejoría con el resto de tratamientos se propone la cirugía, según la valoración del cirujano se propone un tipo de procedimiento de los diferentes que existen:

  • Descompresión microvascular: se separa el nervio del vaso sanguíneo que los está comprimiendo
  • Tratamientos ablativos: cirugías que actúan directamente sobre el nervio trigémino.

Posibles complicaciones es la Neuralgia

  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Riesgos de los procedimientos quirúrgicos: entumecimiento de la zona, riesgo de infección, pérdida de audición y/o equilibrio.
  • Pérdida de peso por falta de alimentación, falta de higiene, perdida de relaciones sociales, …para evitar desencadenar ataques dolorosos
  • Depresión, ansiedad, suicidio,… debido al dolor constante y extremadamente intenso
¿Te ha gustado el vídeo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar