Causas, diagnóstico y tratamiento integrativo para la hernia discal lumbar

Causas, diagnóstico y tratamiento integrativo para la hernia discal lumbar
  • Imagen de Aibil Yglesias
    Aibil Yglesias
    Fisioterapeuta / Ftp. Músculo-Esqueletica / Ftp. Respiratoria

    Soy Licenciada en Fisioterapia de la Universidad Central de Venezuela y Técnico en Órtesis y Prótesis. Además, me he formado en terapia manual ortopédica, rehabilitación de suelo pélvico, rehabilitación cardíaca, fisioterapia invasiva así como diferentes herramientas terapéuticas. 

Promedio: 5 (1 voto)
2905
0
0

Las lesiones que se manifiestan a nivel de la columna vertebral son cada vez más frecuentes dentro de la población adulta, especialmente cuando se trata de una hernia discal lumbar, provocando mucho dolor y molestias. En el siguiente artículo te comentamos todo lo referente a esto y cómo es su abordaje integrativo

El estilo de vida actual influye en gran porcentaje sobre la aparición de las hernias discales a nivel lumbar, bien sea de manera directa o indirecta, donde se involucran factores como sobrepeso, hábitos posturales e incluso otros no tan conocidos como lo son las disfunciones viscerales que afectan al sistema musculoesquelético. 

La columna vertebral es considerada el pilar principal y fundamental del cuerpo, teniendo una importante relevancia en cuanto al mantenimiento de la postura y bipedestación se trata, redirigiendo las fuerzas axiales en sentido descendente hacia los miembros inferiores. Además cumple con una función protectora sobre la médula espinal, sitio de origen de todos los nervios periféricos que otorgan inervación a los músculos esqueléticos. 

La columna vertebral se divide en tres segmentos principales, cervical, dorsal y lumbar respectivamente. Este último es considerado como el más fuerte y resistente de todos, compuesto por cinco segmentos vertebrales capaces de soportar una gran carga axial. Entre cada segmento vertebral, se encuentra una estructura de amortiguamiento pasivo denominado disco intervertebral. Este se encarga de absorber el impacto proveniente de centros superiores que ejercen una fuerza compresiva sobre la columna vertebral.

Está compuesto por dos estructuras, una externa y otra interna, descritas a continuación: 

  • Anillo fibroso externo: Como su nombre indica, se trata de una estructura de tejido fibrótico resistente y rígido que tiene como función proteger la estructura interna o núcleo del disco intervertebral. 
  • Núcleo pulposo: De consistencia acuosa o gelatinosa, es el verdadero amortiguador del cuerpo, capaz de absorber las cargas axiales y fuerzas compresivas provenientes de centros superiores.

Qué es una hernia discal lumbar

Al describir una hernia discal a nivel lumbar, se hace referencia a un tipo de lesión degenerativa que se manifiesta sobre uno o más discos intervertebrales ubicados en los segmentos vertebrales a nivel lumbar

Se caracteriza principalmente por la rotura del anillo fibroso externo, que permite la expulsión parcial o total del núcleo pulposo del disco intervertebral, esto en principio puede llegar a ser asintomático, pero con el pasar del tiempo se pueden manifestar ciertas sintomatologías relacionadas a la compresión de alguna de las raíces nerviosas ubicadas sobre el segmento afectado. 

Estadísticamente se ha demostrado su presencia en al menos 5 - 20 personas por cada 1000 adultos al año a nivel mundial, siendo considerada como una de las lesiones más frecuentes que afectan a personas que se encuentran entre su tercera y quinta década de vida. En el 95% de los casos, este problema suele manifestarse sobre los niveles vertebrales de L4-L5 y L5-S1

Características de una hernia discal

Este tipo de patología tiene la característica de ser un proceso degenerativo que afecta a largo plazo el cuerpo de quién lo padece, presentando sintomatologías bastante molestas. 

La hernia discal lumbar, puede presentarse sobre el lado izquierdo o derecho del cuerpo, teniendo así como consecuencia la manifestación de ciertos síntomas específicos en dichos hemicuerpos.

Dentro se sus posibles origenes aparentes, se pueden relacionar múltiples factores como: 

  • Malos hábitos posturales, que pueden generar una mayor compresión sobre la columna vertebral y en consecuencia desgastar el anillo fibroso externo. 
  • Padecimiento de sobrepeso o tener malos hábitos alimenticios, mismos que pueden condicionar a un aumento de la tensión mecánica corporal 
  • Sedentarismo, relacionado directamente con la presencia de atrofia muscular general, lo que puede provocar una mala compensación de la musculatura dorsal y consecuentemente sobrecargar el disco intervertebral.
  • Padecimiento de traumatismos directos o indirectos que puedan influir en la columna vertebral, como puede ser caer o saltar sobre superficies duras o inapropiadas.

Origen real de las hernias discales

Antes de poder entrar a profundidad explicando los posibles orígenes reales de la hernia discal lumbar, es necesario explicar el punto de vista propuesto desde la Fisioterapia integrativa - Fiit Concept, inspirado en la medicina tradicional china, la osteopatía y la fitoterapia donde se busca tener una visión global e integral con respeto a las disfunciones que pueden estar afectando al organismo. 

Así pues, aunque se conocen ciertos factores que pueden afectar en la aparición de la hernia discal lumbar, hay otros que pueden ser considerados como el origen real de este problema, siendo descritas como la presencia de disfunciones viscerales que provocan bloqueos vertebrales que consecuentemente producirán este tipo de problema

En el caso de las hernias discales a nivel lumbar, la aparición de hernias discales sobre el lado izquierdo, se relacionan directamente con una disfunción presente sobre los riñones, por otra parte, si la hernia aparece sobre el lado derecho se puede relacionar a una disfunción presente sobre el intestino delgado o útero-próstata

Este tipo de disfunciones viscerales pueden estar relacionadas con factores como: 

  • Estrés: La presencia de altos niveles de estrés tanto laboral como personal, puede influir negativamente en el funcionamiento de los órganos internos. 
  • Malos hábitos alimenticios: La ingesta de alimentos como: carnes rojas, embutidos, alimentos ácidos, entre otros. Pueden ser nocivos para estos órganos. 
  • Emociones: Presencia de emociones como ansiedad, miedo e inseguridad sobre la persona, pueden condicionar a un mal funcionamiento visceral.

Síntomas de la hernia lumbar

En estados iniciales, las hernias discales no suelen generar sintomatologías, sin embargo, cuando se comienzan a volver más crónicas y degenerativas es cuando empiezan las manifestaciones clínicas. Dentro de las más frecuentes mencionamos: 

  • Dolor irradiado hacia la cara posterior de las piernas, especialmente al permanecer sentado durante un largo tiempo. 
  • Pérdida de fuerza o capacidad de realizar la extensión de cadera y flexión de rodilla. 
  • Irritabilidad e hipersensibilidad presente en la cara posterior de la pierna.
  • Molestias sobre la zona lumbar. 

Cómo se diagnóstica una hernia

Para realizar un correcto diagnóstico de la hernia discal a nivel lumbar será importante hacer una recopilación de los síntomas presentes, para conocer su comportamiento durante el día, así como también su relación con este problema. 

Además, se pueden hacer ciertas pruebas de provocación que ayuden a confirmar o descartar las hipótesis planteadas con respecto a la presencia de esta patología. 

Finalmente, se pueden indicar ciertos estudios de imagen como radiografías o resonancias magnéticas que ayuden a visualizar el estado real del tejido. 

Cómo tratar una hernia

El tratamiento desde la fisioterapia para las hernias discales, está enfocado en mejorar la movilidad lumbar y controlar los síntomas asociados principalmente. Para ello se puede hacer uso de una amplia gama de herramientas terapéuticas que ayudarán a ofrecerte beneficios y mejorar tu calidad de vida y salud física. 

Dentro de las principales maniobras que pueden ser aplicadas se destacan: 

  • Electroestimulación: Que ayudará a generar analgesia local sobre la zona lumbar y a lo largo de la pierna. 
  • Termoterapia: Ayudando en el aumento del flujo sanguíneo local, además de la producción de analgesia sobre la región lumbar. 
  • Neurodinámica: Para el nervio ciático, ayudando en su descompresión.
  • Ejercicios de movilidad lumbopélvica: Que provocarán analgesia a través del movimiento. 
  • Vendaje neuromuscular: Que ayudará a generar analgesia local, además de promover la estabilidad lumbar. 
  • Terapia manual: Con la ayuda de técnicas de liberación miofascial o movilización intraarticular, se podrán corregir las posibles restricciones presentes.

Tratamiento alternativo para las hernias discales

El tratamiento a través de la Fisioterapia Integrativa Fíit Concept puede involucrar principalmente el uso de: 

  • Osteopatía visceral: Que ayudará en la corrección del funcionamiento visceral a nivel de los riñones e intestino delgado que pueden estar en disfunción. 
  • Manipulación vertebral: Que ayudará a corregir los estados de hiper e hipomovilidad manifestado sobre las vértebras lumbares.

La alimentación como tratamiento para la hernia discal 

La alimentación forma un papel fundamental en la corrección de las molestias provocadas por las disfunciones viscerales, para ello, a través de un nutricionista podrás obtener una dieta a base de alimentos completamente naturales que ayudarán en la corrección del funcionamiento visceral, que puede mantener un equilibrio entre el consumo de carnes blancas, grasas naturales, entre otras cosas. 

Las plantas medicinales para tratar la hernia discal

También el consumo de ciertas plantas medicinales puede ser de ayuda en la corrección de las disfunciones viscerales, a través de nuestro abordaje desde la Fisioterapia Integrativa - Fiit Concept podrás obtener una guía de jarabes, cápsulas, gotas, entre otros, compuestos por plantas medicinales que ayudarán en el correcto funcionamiento visceral. 

Para lograr el correcto tratamiento ante las hernias discales izquierda o derecha presentes a nivel de la región lumbar, específicamente sobre los segmentos L4-L5 podemos recomendarte lo siguiente: 

  • Automasajes: A través del uso de aceites o instrumentos dirigidos a ello, podrás realizar un masaje sobre la musculatura del cuadrado lumbar y paravertebrales, que suelen sobrecargarse y entrar en hiperactividad durante la presencia de este tipo de problema. 
  • Realizar actividad física: Los ejercicios de fortalecimiento dirigidos a la región lumbar serán de mucha ayuda para ayudar en la estabilización de esta zona y disminuir la s fuerzas compresivas a las que están sometidos los discos intervertebrales. 
  • Ejercicios de movilidad: Promover la movilidad lumbopélvica ayudará a mejorar la producción de líquido sinovial, además de corregir la biomecánica a nivel de dicha región permitiendo crear conciencia sobre el movimiento presente. 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (1 voto)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar