¿Cómo diferenciar un Linfedema del Lipedema?

¿Cómo diferenciar un Linfedema del Lipedema?
No hay votos
71
0
0

Los linfedemas constituyen una serie de problemas que afectan al sistema linfático con la consecuente aparición de un edema a causa de la acumulación de líquido en zonas como las extremidades, por otro lado los lipedemas son definidos como una alteración en el metabolismo de las grasas debido a distintas causas. Pero aunque son diferentes a nivel fisiopatológico, pueden ser confundidos debido a que ambos generan aumento del volumen de la zona donde se presenta. Es por lo anterior que en el siguiente artículo podrás encontrar información referente a sus diferencias.

¿Qué es un Linfedema?

Un Linfedema es una entidad clínica que se caracteriza por edema y exceso de líquido debido a problemas en los ganglios linfáticos. Esta patología puede afectar a ambos sexos y a cualquier edad, pero los individuos que tienen mayor probabilidad de padecerlo, son aquellos que han pasado por cirugías, experimentado tratamientos como la radioterapia o han tenido enfermedades como los tumores, fracturas, trombosis, Milroy y Meige.

“Un Linfedema es definido como una alteración del sistema linfático que produce un edema en los pacientes que lo padecen”

Esta alteración del sistema linfático es causada debido a que los ganglios no son capaces de dirigir las sustancias nocivas que deben dirigirse hacia el sistema circulatorio para luego ser eliminado del cuerpo. Así mismo, de acuerdo a la causa principal, podemos encontrar que se clasifica como primario cuando es congénito y secundario cuando es producto de lesiones directas en las estructuras linfáticas.

Signos clínicos del Linfedema

Los síntomas y los signos clínicos van a depender de la etapa en la que se encuentre el Linfedema del paciente, por lo que al principio los cambios no serán notorias y a medida que avanza la enfermedad irán apareciendo cada vez más. Entonces, la progresión del Linfedema suele producirse de la siguiente manera:

  1. La hinchazón no es percibida a no ser que algún trauma o lesión la desencadene. Pero suele remitirse pronto.
  2. El edema toma mayor control por lo que al presionar la zona afectada se muestra un pequeño hundimiento que cede rápidamente.
  3. La inflamación se instaura hasta tal punto que no cede con ningún movimiento, por lo que aparece como positivo el signo de Stemmer.
  4. Cuando ya el problema de los ganglios linfático ha avanzado lo suficiente, se observan todos los signos del linfedema. Entre los cuales se encuentran la piel endurecida, aumento en la sensibilidad, cambios en la coloración de las uñas y finalmente se manifiesta con limitaciones para realizar actividades cotidianas.

¿Qué es un Lipedema?

El Lipedema es un término que se utiliza en medicina para describir a la enfermedad crónica y progresiva que se caracteriza porque el organismo presenta problemas para realizar el metabolismo de los lípidos, es decir el cuerpo es incapaz de sintetizar de forma adecuada la grasa, por lo que comienza a acumularse de forma bilateral y simétrica.

“El Lipedema ocasiona problemas en la piel y en la acumulación de la grasa”

En cuanto a la clasificación del Lipedema encontramos que de acuerdo al avance de la enfermedad existen tres etapas, la primera en la que la piel es la única afectada, la segunda en la que aparecen nódulos y la última que se caracteriza porque la limitación ha incrementado de forma considerable.

Signos clínicos del Lipedema

La alteración en el metabolismo de la grasa ocasiona que los pacientes vayan experimentando un conjunto de cambios importantes en su cuerpo, por lo que la enfermedad al ser progresiva comienza de una manera hasta lograr que la persona se le dificulte incluso el movimiento.

Siendo las manifestaciones clínicas de la siguiente manera:

  1. Comienza con inflamación en ambas extremidades, suele ser más frecuente en las piernas, pero también puede aparecer en los brazos.
  2. Van apareciendo deformidades debido al aumento del tamaño de la zona.
  3. El exceso de tensión por causa del aumento de la grasa genera dolor y sensación de pesadez.
  4. Pequeñas lesiones o golpes desencadenan que se produzcan hematomas.
  5. Al observar ambas partes del cuerpo, se observan desproporcionadas.
  6. Aparecer cambios en la textura de la piel, con zonas más prominentes que otras.
  7. En los casos más severos los pacientes pierden la capacidad para movilizarse y realizar actividades cotidianas como caminar.

Diferencias entre el Linfedema y el Lipedema

Anteriormente, hemos descrito las características que prevalecen en cada patología, sin embargo existen otras que vale la pena recalcar, ya que ayudan a su diferenciación y diagnóstico:

  • Aspecto: ambos aparecen como edemas, pero el Lipedema ocasiona cambios en la textura de la piel hasta formar un aspecto conocido como piel de naranja.
  • Causas: el linfedema puede ser congénito y aparecer a temprana edad, o ser producto de una lesión debido a situaciones como las cirugías. En cambio el Lipedema se debe a cambios hormonales, problemas vasculares y genética.
  • Lugar de aparición: el Lipedema es bilateral mientras que el linfedema puede aparecer en una sola zona del cuerpo.

“La diferencia principal entre ambos es que uno es causado por alteraciones en los ganglios linfáticos y el otro por problemas en las grasas, sin embargo el tratamiento usado en fisioterapia es similar”

En cuanto a las semejanzas encontramos las siguientes:

  • Tratamiento: Referente a los tratamientos usados en fisioterapia destacan para ambos el drenaje linfático manual, el vendaje neuromuscular, los masajes circulatorios, la terapia INDIBA, el láser, las movilizaciones y vendaje de compresión.
  • Manifestaciones clínicas: ambas producen edema, pero el Lipedema es producto de acumulación de grasa, mientras que el linfedema es por daño en los ganglios linfáticos.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
No hay votos

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar