Cómo mejorar la inflamación articular (Artritis): consejos, remedios naturales y ejercicios

Cómo mejorar la inflamación articular (Artritis): consejos, remedios naturales y ejercicios
  • Imagen de Aibil Yglesias
    Aibil Yglesias
    Fisioterapeuta / Ftp. Músculo-Esqueletica / Ftp. Respiratoria

    Soy Licenciada en Fisioterapia de la Universidad Central de Venezuela y Técnico en Órtesis y Prótesis. Además, me he formado en terapia manual ortopédica, rehabilitación de suelo pélvico, rehabilitación cardíaca, fisioterapia invasiva así como diferentes herramientas terapéuticas. 

Promedio: 5 (4 votos)
6786
0
0

La artritis es uno de los principales motivos de consulta médica y una de las principales causas de discapacidad hoy en día, provoca dolor, restringe la movilidad y deteriora la calidad de vida de quienes la padecen. Obtén más información sobre artritis y qué ejercicios y remedios puedes realizar para aminorar los efectos de la inflamación articular a continuación:

¿Qué es la artritis?

La artritis es una inflamación de las articulaciones, pero también puede afectar al resto de estructuras que las componen (tendones, ligamentos, cápsula, etc.). A menudo de origen desconocido, la artritis proviene principalmente de una reacción autoinmune, es decir, de un mecanismo de autodefensa del cuerpo humano que ataca sus propios tejidos. La inflamación también puede ser causada por un problema mecánico y articular como resultado de traumatismos, infecciones, enfermedades autoinmunes o enfermedades inflamatorias crónicas de las articulaciones, como la espondilitis anquilosante o la artritis reumatoide. La artritis puede afectar a una única articulación (monoartritis), o por ejemplo, en el caso de la gota afecta a varias articulaciones a menudo cercanas entre sí (oligoartritis) o a muchas articulaciones (poliartritis) como en la artritis reumatoide.

¿Cuáles son los tipos de artritis y sus síntomas?

Las principales patologías ligadas a la artritis se clasifican en varios tipos:

  1. La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta del 0,5 al 1% de la población, y se caracteriza por la inflamación de varias articulaciones pero también de ciertos órganos internos. Esta forma de artritis provoca una desregulación del sistema inmunitario que, a su vez, ataca sus propios tejidos para provocar una reacción inflamatoria. No es raro que esta enfermedad autoinmune afecte varias articulaciones, las más comúnmente afectadas son las manos, las muñecas y los pies pero pueden verse afectadas otras articulaciones. Los factores causales, aunque desconocidos, podrían estar ligados a una infección viral, una enfermedad o ciertos elementos que se encuentran en nuestro entorno.
  2. La gota se caracteriza por un nivel demasiado alto de ácido úrico en la sangre que causa un dolor articular agudo característico, particularmente frecuente en el dedo gordo del pie.
  3. La artritis infantil o artritis idiopática juvenil es un trastorno bastante común en los niños, que se observa especialmente durante el crecimiento.
  4. La artritis infecciosa es una forma de artritis inflamatoria provocada por un agente infeccioso (virus, bacteria, hongo) que una vez introducido en el organismo, penetra en las articulaciones. La infección generalmente ocurre después de una lesión o cirugía. Este tipo de artritis puede ocurrir a cualquier edad. Las muestras de líquido sinovial (líquido de la articulación) permiten identificar el germen responsable.
  5. La artritis reactiva es una forma de artritis que ocurre como resultado de una infección. Sin embargo, a diferencia de la artritis infecciosa, no se caracteriza por la presencia de un agente infeccioso en el interior de la articulación. Por lo tanto, una muestra de líquido articular en este caso no muestra gérmenes. Las piernas, los dedos y las muñecas suelen ser las primeras zonas afectadas. La articulación se hincha, se calienta y duele. La artritis reactiva generalmente desaparece después de algunas semanas.
  6. La artritis séptica es un tipo raro de artritis, grave y en ocasiones mortal, secundaria a la invasión de la articulación por un germen bacteriano. La contaminación de la articulación puede ocurrir directamente a través de una herida, a través de la sangre. Sólo una articulación está afectada en este tipo. La articulación está caliente, inflamada, y ocasiona un dolor importante, impidiendo los movimientos normales de la misma. El paciente afectado está cansado, pálido, tiene fiebre y escalofríos. En este tipo se debe analizar e investigar la bacteria causante en cuestión y se debe iniciar el tratamiento con antibióticos incluso antes de los resultados de estos exámenes.

Además, la artritis psoriásica, la esclerodermia y la espondilitis anquilosante son otras patologías que entran en la categoría de artritis.

¿Qué enfermedad se confunde con la artritis?

Aunque a menudo se confunden, la artrosis y la artritis son dos patologías reumáticas distintas que pueden darse por separado o coexistir, no es fácil diferenciar la artrosis de la artritis. Y por una buena razón: estas dos patologías reumáticas son las principales causantes que originan dolor en las articulaciones. Sin embargo, en realidad son diferentes, la artrosis (también llamada osteoartritis) es una enfermedad "mecánica" que se caracteriza por el desgaste gradual del cartílago de las articulaciones; el envejecimiento es el factor de riesgo más común para la artrosis. Mientras que la artritis es una inflamación de las articulaciones, no es causada por el desgaste normal de los huesos, más bien es una inflamación que provoca la secreción de sustancias que destruyen gradualmente la estructura de la articulación. Puede ser de origen infeccioso, genético o metabólico. Por tanto, los signos físicos y biológicos, las causas y los tratamientos de estas dos enfermedades son muy diferentes.

Causas de la artritis

Algunos tipos de artritis son genéticos o hereditarios, lo que significa que tienden a ocurrir de una generación a la siguiente. Otros tipos de artritis están relacionados con un desequilibrio químico o un sistema inmunitario hiperactivo. La artritis también puede desarrollarse espontáneamente, sin razón aparente, o ser causada por una causa secundaria cuando el daño articular es el resultado de una lesión o trauma. Por otro lado, el sobrepeso es, con mucho, el factor de riesgo más importante para la artritis de las articulaciones de la cadera y las piernas.
 
La artritis reumatoide (AR) es causada por la inflamación y el engrosamiento del tejido articular llamado sinovial. Se cree que este tipo puede ser causado por el sistema inmunitario del cuerpo "desencadenado" por una infección bacteriana o viral; sin embargo, esta teoría no está confirmada. Esto da como resultado una respuesta inmunitaria anormal y, por lo tanto, el cuerpo destruye sus propios tejidos, en este caso las articulaciones son el principal objetivo de destrucción.
 
Ciertas formas de artritis, denominada artritis microcristalinas como la gota o pseudogota, se deben a problemas metabólicos. Estos tipos son causados por depósitos de cristales en las articulaciones. La gota suele tener un origen genético, pero también está relacionada con el consumo excesivo de alcohol, la deshidratación, la obesidad, las dietas ricas en proteínas, los traumatismos, la presión arterial alta y ciertos medicamentos. La gota resulta de la acumulación de ácido úrico, un producto de desecho resultante de la degradación de alimentos, el exceso de ácido úrico forma cristales que se acumulan en varios tejidos, incluidos los tejidos de las articulaciones, y causan inflamación.

Lo que se debe hacer y lo que no se debe hacer si tienes dolor de artritis

Lo que se debe hacer si tienes dolor de artritis:

  • Mantén un peso saludable: las personas que sufren de artritis y que tienen sobrepeso se beneficiarían de perder algunos kilos. La pérdida de peso tendrá un efecto beneficioso en la reducción del dolor y en el alivio de los síntomas ocasionados por la artritis.
  • Descansa y duerme: las personas que suelen tener un alto índice de estrés, ansiedad o cansancio nervioso deben apostar primero por el descanso. Los ejercicios de respiración y relajación son formas sencillas de lograr que el cuerpo se relaje; una buena noche de sueño también es esencial y ayuda a reducir el dolor.
  • Actividad física: la actividad física es fundamental para mantener la movilidad articular. Cuando el cuerpo se ejercita, secreta endorfinas en el cuerpo, produciendo así un efecto analgésico. Elige tus actividades de acuerdo a tu condición física y limitaciones, los estiramientos, los ejercicios de amplitud, la resistencia y el entrenamiento de fuerza pueden contribuir al bienestar de una persona con artritis manteniendo un equilibrio saludable.

Lo que no se debe hacer si tienes dolor de artritis:

  • Subir de peso: el exceso de peso genera tensión mecánica en la articulación y provoca un desgaste prematuro, por lo que el sobrepeso representa un riesgo importante para la progresión de la enfermedad.  
  • No exceder con el entrenamiento: es importante encontrar un buen equilibrio que te permita beneficiarte del ejercicio, así como de los periodos de descanso entre sesiones de actividad física intensa. Si tiene artritis de rodilla, es posible que deba evitar deportes como correr o el alpinismo. En el caso de la artritis lumbar, no se recomienda el ciclismo, el golf y el tenis. En todos los casos de artritis, la natación es un excelente deporte para practicar, porque activa varios músculos al mismo tiempo sin crear estrés directamente en las articulaciones.
  • Actividades que requieran de movimientos repetitivos o los movimientos que tensan una articulación en particular.

¿Qué puedo hacer para bajar rápidamente la inflamación? Estilo de vida y rutinas cotidianas

Ciertos alimentos son más recomendables que otros para problemas articulares o enfermedades como la artritis, por lo que se debe modificar la dieta para promover la salud articular. Se debe evitar la carne con alto contenido de grasa o la crema y la mantequilla si una enfermedad inflamatoria está causando dolor en la articulación, ya que se consideran proinflamatorios debido al ácido araquidónico que contienen. Por otro lado, el ajo y la cebolla, que se han utilizado como remedios caseros para muchas enfermedades durante siglos, son antiinflamatorios y, por lo tanto, preferibles. Muchas verduras, ácidos grasos omega-3 (por ejemplo, como los que encontramos en el pescado) y frutas con vitamina C también fortalecen el sistema inmunológico. Otro efecto secundario positivo de la dieta recomendada para el dolor en las articulaciones: los síntomas frecuentes de la artritis (cansancio y agotamiento) generalmente también desaparecen con una alimentación saludable

Si el sistema musculoesquelético está restringido debido a malas posiciones, debe consultar a un fisioterapeuta. Con el tiempo, los desalineamientos, como una pelvis torcida, causarán dolor en las articulaciones. Además, el masaje terapéutico puede ser beneficioso para relajar los músculos y el cuerpo en general, en nuestra web FisioOnline encontrarás diferentes vídeos sobre automasajes que te serán de ayuda.

¿Qué remedio casero es bueno para combatir la artritis?

Barato, fácil de implementar y efectivo para aliviar la artritis y todas las formas de dolor asociadas a la inflamación articular, para el dolor de artritis, la terapia de frío y calor es el remedio casero favorito. La terapia de calor o termoterapia, tiene como objetivo relajar los músculos y lubricar las articulaciones. La terapia con frío, por otro lado, reduce la inflamación, la hinchazón y el dolor causado por la artritis.

Algunas maneras de aplicar la terapia de calor implican tomar duchas calientes, sumergir las manos en agua tibia, aplicar compresas calientes o almohadillas térmicas, o tratar las manos con un baño de parafina, cubriendo completamente las manos con cera caliente para aliviar el dolor. Por otro lado, la terapia con frío o crioterapia consiste en aliviar las manos doloridas para reducir la inflamación y la hinchazón. Hay varias formas de lograr esto:

  • Usa una bolsa de verduras congeladas.
  • Congela una toalla y aplicarla en el área adolorida.
  • Masaje de manos con una botella de agua helada.
  • Aplicar una compresa de hielo o criogel en la zona.

¿Qué medicina natural y/o alternativa es buena para la artritis?

Combatir el dolor articular con medicina natural es cada vez más popular, y con nuestra metodología Fiit Concept es una alternativa a la medicación química que suele incluir el tratamiento con enzimas especiales como la bromelina (piña) o la papaína (papaya), que en gran medida no tienen efectos secundarios. Además, recientes estudios del aceite de pescado en forma de suplemento revelan que los dos ingredientes activos del pescado, EPA y DHA, pueden ayudar a reducir la inflamación. Así como también la cúrcuma (reduce el dolor y la hinchazón), jengibre (reduce el dolor y el daño en las articulaciones) y la boswellia es conocida por sus propiedades antiinflamatorias que reducen los síntomas de artritis.
 
Los ingredientes activos de plantas medicinales que se pueden usar también son bienvenidos, por ejemplo, el castaño de indias puede aliviar los síntomas de inflamación de las articulaciones en el caso de dolencias musculares y articulares, esta planta medicinal en forma de gel o pomada proporciona alivio por su efecto descongestivo y a la vez analgésico, también se considera bueno para la circulación sanguínea y antiinflamatorio. Del mismo modo, trata el dolor articular con árnica, que se ha utilizado durante siglos como remedio para numerosas dolencias, así como para sobreesfuerzos o lesiones, también los geles refrescantes que contengan alcanfor y mentol son especialmente beneficiosos en los dolores articulares.

Ejercicios y estiramientos recomendados

Las manos tienen muchas conexiones óseas, lo que las hace más vulnerables a la artritis que otras articulaciones, los ejercicios han demostrado ser la mejor opción para mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento de las manos. Te explico a continuación algunos ejercicios específicos y globales:

  • Ejercicio de apertura de dedos: apoya las manos cómodamente en una mesa y simplemente abres o separas los dedos y relajas.
  • Ejercicio de apoyo de los dedos: coloca las yemas de los dedos en una mesa y ve apoyando cada parte posterior de las manos, iniciando con las uñas hasta los últimos nudillos y fíjate cómo se quedan las muñecas hasta ver si puedes estirar los codos y luego volvemos despacio.
  • Ejercicio de flexión de muñeca: apoya las palmas de la mano en una mesa y levanta la muñeca de la mesa, llevándola lo más atrás posible y vuelve a la posición inicial.
  • Ejercicio de pinzas: coloca las manos para arriba y busca apretar fuerte el dedo pulgar contra índice y cada uno de los dedos de la mano, pero bien fuerte, tratando de apretar.
  • Flexión de dedos con ayuda del pulgar: parecido al anterior pero usando el pulgar para tomar la parte posterior de cada dedo y llevarlo a flexión.
  • Ejercicio de movilidad de la muñeca y mano con codo extendido: con el codo extendido vas apoyando la muñeca sobre una mesa e intenta dar vueltas apoyando la mano, buscando que la mano se mueva para un lado y para el otro, pero fíjate que el codo no se doble.

Tratamiento convencional

Existen varios métodos para aliviar la artritis. Por un lado, a menudo se recurre a un fisioterapeuta para ayudar a reducir la rigidez articular y aliviar el dolor. Se recomienda descansar la articulación para luchar contra el dolor. También se puede aplicar frío o calor en la articulación durante un tiempo breve para aliviar la inflamación y el dolor. Existen medicamentos para combatir las molestias, en particular analgésicos puros, antiinflamatorios y cuando estos no son suficientes, así como también los médicos ofrecen inyecciones de corticoides.

Referencias Bibliográficas

  • Senthelal S, Li J, Ardeshirzadeh S, et al. Artritis. [Actualizado el 19 de junio de 2022]. En: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): Publicación de StatPearls; 2023 ene-. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK518992/
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 5 (4 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar