Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

¿Cómo usar las muletas en caso de fracturas de tibia?

¿Cómo usar las muletas en caso de fracturas de tibia?
Promedio: 4.7 (7 votos)
2500
0
0

Únete a nuestra comunidad de nuestro canal de FisioOnline en Youtube

Para lograr la recuperación total de una fractura de tibia es necesario restringir por un tiempo la descarga de peso sobre la pierna lesionada, esto sólo es posible con el uso de muletas. Usar estos aditamentos ortopédicos por primera vez, puede resultar dificultoso y en vez de facilitar la realización de las actividades cotidiana, podrían más bien entorpecerlas. Es por ello, que queremos brindarte algunos consejos que te servirán para mejorar tu día a día durante la rehabilitación de una fractura de tibia:

¿Cuáles son los tipos de muletas?

Las muletas son consideradas aditamentos ortopédicos, que contribuyen a que la descarga de peso sea parcial, permitiendo el alivio de una de las piernas, en caso de una fractura de tibia, para fomentar su proceso de curación y para facilitar la marcha de la persona lesionada. Aunque existen variedad de modelos, generalmente en caso de fracturas de tibia se indican dos tipos de muletas:

  • Muletas con apoyo axilar: cuentan con un apoyo acolchado en el extremo superior, en donde se descarga el cuerpo haciendo contando con las axilas.
  • Muletas con apoyo en el codo y en el antebrazo, que también son conocidas como muletas canadienses o tipo bastón inglés.

Tipos de muletas

¿Cómo calcular la altura de las muletas?

Este resulta ser el primer paso para lograr un buen manejo de las muletas y evitar la aparición de lesiones. Saber a qué altura debe estar el dispositivo es muy fácil:

  • Primero colóquese de pie y mantenga una postura recta.
  • Coloque el extremo distal de la muleta, que suele ser de goma y es llamado “contera”, en el suelo, un poco hacia el frente, lateral al dedo más pequeño del pie con una distancia de separación del mismo de unos 10-20 cm.
  • Seguidamente el extremo más proximal, es decir, la abrazadera, colóquelo en la zona de apoyo, bien sea, axilar o del codo/antebrazo.
  • En caso que la muleta sea con apoyo en el codo y antebrazo, el borde distal del apoyo debe quedar, por lo menos 5 cm (espacio de 2 a 3 dedos) por debajo del codo, para facilitar así el movimiento de dicha articulación, además, los codos deben permanecer ligeramente flexionados. Estas indicaciones son similares con las muletas con apoyo axilar, en este caso, la abrazadera o el apoyo axilar debe quedar al menos 5 cm por debajo de la axila, esto con la finalidad de prevenir o evitar el desarrollo de lesiones en el complejo articular del hombro.
  • Finalmente es necesario ubicar la empuñadura en el nivel adecuado. En caso de muletas axilares, se debe mantener el brazo recto y desde esta posición la empuñadura debe quedar al nivel de la muñeca. En caso de que el apoyo sea en el antebrazo, la empuñadura donde se hace el apoyo con la mano debe quedar a la altura del trocánter mayor del fémur (zona más prominente en la cadera).

Para lograr la altura correcta en ambos casos, se debe ajustar los niveles de la caña o tubo final, en los cuales encontrar una serie de agujeros distanciados ente sí, que permiten ampliar o reducir la altura de la muleta.

¿Cómo sentarse y pararse con muletas?

Una vez ajustado el dispositivo, se puede usar para facilitar la ejecución de variedad de actividades de la vida diaria, como, por ejemplo, sentarse y pararse:

Sentarse y poner en pie con muletas

Sentarse

  • Con asistencia de cada muleta, camine de espaldas hacia la silla, hasta que sienta que la parte posterior de la pierna no fractura hace contacto con el borde frontal de la silla, mientras mantiene la pierna fracturada hacia adelante.
  • Coloque ambas muletas en su lado dominante, y sosténgala con la mano desde las empuñaduras.
  • Incline el tronco hacia adelante mientras se sujeta de la silla con la mano libre.
  • Mantenga el peso sobre la pierna sana mientras se sienta lentamente, apoyándose con las manos de las muletas y de la silla.

Pararse

Para ponerse de pie, sujete ambas muletas por las empuñaduras con una mano y empuje hacia arriba con la otra mano en la silla. Luego posiciones una muleta debajo de cada brazo o debajo de cada antebrazo.

¿Cómo caminar con muletas?

Existen diferentes técnicas para caminar usando muletas, por ejemplo, en las primeras fases de recuperación de una fractura de tibia o peroné, se da inicio a una marcha en tres puntos, esto quiere decir que la descarga de peso se realiza en el miembro sano y sobre las dos muletas, mientras el miembro lesionado se mantiene en suspensión sin apoyo. Esta marcha se realiza avanzando los puntos de apoyo de ambas muletas de manera simultánea y después avanza la pierna no lesionada.

Marcha simultánea en 2 tiempos

A medida que va progresando el proceso de rehabilitación, se indica un apoyo parcial de la extremidad lesionada, en este caso se pueden realizar dos tipos de marcha: una con dos muletas y otra con una. Cuando se usan las dos, se avanza ambas muletas junto con la pierna lesionada, esto para reducir la distribución de la carga sobre la pierna, después avanza la pierna sana. Ahora bien, en caso de que le hubiesen autorizado el uso de una muleta, esta debe posicionarse junto a la pierna sana, ya que la muleta está indicada para distribuir la carga, no para reemplazar o sustituir la función de la pierna fracturada. Al caminar puede desplazarse con dos tipos de marcha:

  • Marcha en 3 tiempos: se da inicio a la marcha adelantando la muleta seguido de la pierna fracturada, después se adelanta la pierna sana y así sucesivamente.
  • Marcha en 2 tiempos: en este caso el primer paso se da con la pierna afectada en conjunto con la muleta, después se avanza la pierna sana.

Tipos de marcha con una sola muleta

Finalmente recomendamos que se asegure de que el entorno en el cual se desenvuelva habitualmente sea lo más seguro posible para el desplazamiento con estos dispositivos, o sea, trate de evitar el desorden, no debe haber alfombras con bordes sueltos, exceso de muebles, además, evite en lo posible el desplazamiento sobre superficies mojadas. Si quiere obtener mayores consejos que favorezcan su proceso de recuperación, te recomendamos darle un vistazo a la variedad de artículos que tenemos en nuestro portal FisioOnline.

Y además:
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 4.7 (7 votos)

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar