Encuentra tu clínica más cercana

Mapa de provincias de España A CORUÑA PONTEVEDRA OURENSE LUGO ASTURIAS LEÓN ZAMORA SALAMANCA CÁCERES BADAJOZ HUELVA SEVILLA CADIZ CANTABRIA PALENCIA VALLADOLID ÁVILA TOLEDO CIUDAD REAL CÓRDOBA MÁLAGA BURGOS SEGOVIA SORIA VIZCAYA GUIPUZCOA ÁLAVA LA RIOJA MADRID NAVARRA GUADALAJARA CUENCA ALBACETE JAÉN GRANADA ALMERÍA MURCIA HUESCA ZARAGOZA TERUEL CASTELLÓN VALENCIA ALICANTE LLEIDA TARRAGONA BARCELONA GIRONA SANTA CRUZ DE TENERIFE LAS PALMAS BALEARES CEUTA MELILLA

El círculo virtuoso de la salud

El círculo virtuoso de la salud
Promedio: 3 (76 votos)
7759
211
1

De la misma manera que se habla (y mucho) acerca de los círculos viciosos de todo tipo, que llevan al cuerpo y a la persona a un estado de salud cada vez peor y del cual es cada vez más difícil salir, podemos hablar también del patrón opuesto, que llamaremos en este caso círculo virtuoso.

¿Qué es un círculo virtuoso?

Cuando una persona comienza o introduce en su rutina diaria algún hábito saludable, esto da lugar a un bienestar, mejora de la autoestima y condiciones que favorecen y estimulan que comience a cuidar otras cosas y eso estimulará otras y así sucesivamente.

Quien más quien menos habrá experimentado alguna vez uno de estos círculos virtuosos en los que muchos desean montarse cada inicio de año y en fechas señaladas en las que uno piensa más que otras veces en que tiene que cambiar algo en su vida.

¿Qué cosas impulsan un buen círculo virtuoso?

Seguro que te puedes imaginar unas cuantas de ellas, pero alguna que otra quizás no te la hayas planteado.

  1. Ejercicio físico: El ejercicio físico puede ser una de las principales puertas para entrar fácilmente en un proceso de mejora. Cada vez que hacemos ejercicio nos sentimos mejor, más enérgicos, más alegres y con más ganas de hacer cosas.

  2. Alimentación saludable: Se suele decir que somos lo que comemos y es seguramente verdad, pero por eso mismo no es fácil establecer un buen cambio en este sentido ya que los hábitos están muy arraigados.

  3. Buen descanso: Descansar bien hará que tengamos más energía para encarar el día a día y el resto de cambios que estemos acometiendo.

  4. Rutinas y horarios estables: Levantarse, comer y acostarse a las mismas horas es algo que nuestro cuerpo agradecerá enormemente.

  5. Hábitos higiénicos: Y no solo en cuanto a la higiene corporal, sino en todo el resto de los aspectos de nuestra vida. El hogar, el trabajo, las relaciones etc..

  6. Respiración, meditación y consciencia corporal: Hacer ejercicios respiratorios nos ayudará a contactar con nosotros mismos y de la misma forma la meditación nos ayudará a calmar la mente.

  7. Equilibrio emocional y vital: Y por supuesto, que las cosas nos vayan bien a nivel familiar, laboral y de pareja, favorecerá cualquier cambio o proceso de mejora.

¿Todo es feliz en el círculo virtuoso?

Ni mucho menos.... cuando emprendes un proceso de cambio, vas a encontrarte seguramente con piedras en el camino, propias de la abstinencia de los viejos hábitos y sustancias y de lo que se denomina crisis curativa en la que el cuerpo trata de resolver problemas o disfunciones pendientes y que no había podido encarar antes. Ahora, gracias al estado obtenido la la mejora en sus hábitos, el cuerpo tiene la oportunidad de solucionar estos problemas.

Así que si comienzas a cuidarte y en el corto plazo te sientes mal, persevera y piensa que solo es pasajero. Si mantienes el rumbo llegarás a superar este malestar.

Quiero terminar este artículo apuntando que no hay límite, ni edad máxima para comenzar a cuidarse y entrar en este círculo virtuoso. En cuanto empieces a dar a tu cuerpo mejores condiciones, este sabe exactamente que es lo que debe de hacer...

Y además:
¿Te ha gustado el artículo? ¡Valóralo!
Promedio: 3 (76 votos)

comentarios (1)

Comentario

Avatar

Os felicito es un exposición clara y sencilla de un gran problema poco sintetizado. Espero que sea de utilidad.

Añadir nuevo comentario

Inicie sesión o regístrese para comentar